Inicio Bebidas Por qué la uva Riesling es la mejor uva blanca del mundo.

Por qué la uva Riesling es la mejor uva blanca del mundo.

Todo lo que debes saber de ella para volverla tu favorita.

por Elsie Mendez Enriquez

Por Elsie Méndez @elsiemendeze

¿Qué hace que la uva emblemática de Alemania, la Riesling, sea la mejor uva blanca del mundo? Es una pregunta que le hice a varios amigos expertos en materia de vinos y todos coincidieron en lo siguiente. Los vinos que se elaboran con esta uva expresan con precisión el lugar donde se cultivan. Duran y siguen evolucionando de forma interesante en botella, tanto como el Cabernet Sauvignon. Son extremadamente refrescantes y relativamente bajos en alcohol. Y combinan estupendamente con la comida, incluso mejor que los Chardonnays. Y sin duda es uno de los tesoros alemanes más infravalorados del mundo del vino.

uva reisling

Durante la famosa pandemia decidí que no iba a guardar más esos vinos que consideraba las joyas de mi cava entre los que se encontraban unos vinos Reisling de Alsacia de 2009 maravillosos! . Nadie me aseguraba que no me pegara el bicho ese, aunque no asomé la nariz a la calle ni por error y salí invicta, y terminara por no poder ni oler mis vinos y mucho menos saborearlos. Vamos, que como a muchos otros, me entró, el «para que lo dejo para después si nada me asegura que haya un después». Si, se que se oye medio melodramático – o sin el medio – pero ¿A poco no pensaron lo mismo muchos de ustedes? En fin, que la pandemia me empujo a dejar de andar guardando las cosas para un mejor momento, cuando la realidad es que con los vinos el mejor momento es cuando abres la botella y te lo tomas. Punto.

Uva Reisling, de Alemania para el mundo

Riesling vinos

Hablemos un poco de la historia que siempre nos ayuda a entender el por qué de las cosas. De acuerdo a los historiadores y al Grupo Comercial de Vinos de Alemania el 13 de marzo de 1435 se realizó el primer registro de esta uva por una pequeña bodega en la región de  Hessische Bergstrasse, al sureste de Rheingau.  En este aparece una nota de compra de 6 cepas de «Riesslingen» por parte del conde Juan IV de Katzenelnbogen en Rüsselsheim. Para 1552 es cuando se da el primer registro con el nombre  «Riesling» de la mano del botánico alemán Hieronymus Bock.

Existen registros del cuidado que dieron a las vides de Riesling del Valle del Rin, los monjes benedictnios, cartujos y las familias nobres del siglo XV. Pero seria 200 años después que la popularidad de la uva Riesling despegaría. Después de la Guerra de los Treinta Años, en 1648, Alsacia es tomada por los franceses y son ellos quienes deciden replantar vides de Riesling en los viñedos destruidos. En 1720  Schloss Johannisberg, en la región alemana de Rheingau, decide hacer lo mismo en sus viñedos. Le sigue El Mosel y en 1787, el entonces gobernador de Tréveris, Clemens Wenzeslaus, decretó que todas las viñas «malas» debían ser arrancadas y sustituidas por Riesling. El frenesí estaba en marcha.

El siglo XIX marca el apogeo más grande de la uva Riesling y los vinos alemanes gozaban de una reputación mundial tan grande que sus vinos se equiparaban con los de los primeros vinos de Burdeos y los Grands Crus de Borgoña. Se sabe que la reina Victoria de Gran Bretaña los adoraba. Para 1900 Egon Müller, la famosa finca de Sarre en el Mosela gana un gran premio en la Exposición Internacional de Paris. El riesling era el orgullo de Alemania y su uva más cultivada.

La I y II Guerras Mundiales marcan el declive de esta uva y sus vinos ya que provocan una destrucción masiva de viñedos y después la industria vitivinícola alemana se centró en cantidad por encima de la calidad. Las uvas de Riesling se cultivan para dar más rendimiento y vinos de menos calidad.

Vinos como el Liebfraumilch y otros vinos alemanes de las famosas botellas azules (quien las recuerde revelará su edad), redujeron las ventas de los Rieslings cultivados en fincas y viñedos individuales. A lo largo de los años 80 y principios de los 90, el Riesling de alta calidad era un secreto que solo pocos sabían.

Riesling vinos

Características de los vinos Riesling.

Las uvas de Riesling brotan tarde, tiene una maduración media o tardía y se desarrollan mejor en climas frescos, donde las uvas maduran lentamente y desarrollan un profundo carácter aromático. Para conseguir una maduración completa, los productores suelen plantar la Riesling en laderas orientadas al sur para conseguir la máxima exposición al sol. La uva crece mejor en suelos de piedra caliza y pizarra.

Los productores pueden optar por vendimiar la Riesling tarde o dejar que se vea afectada por la botrytis para elaborar un vino de postre. (Las uvas afectadas por la botritis también se utilizan en algunos estilos secos y maduros). Los estilos poco secos o ligeramente dulces son especialmente populares en la región alemana del Mosela, pero muchos de los vinos de uva Riesling más alabados son secos. En general, los vinos Riesling muestran sabores de fruta fresca como el melocotón, la pera, el limón y la manzana amarilla, complementados por una pronunciada mineralidad y notas florales. El Riesling es capaz de elaborar vinos de gran longevidad, gracias en parte a su elevada acidez. Las versiones envejecidas suelen desarrollar notas de aromas de petróleo.

Pero, ¿qué hace que el Riesling sea tan especial? Es extraordinariamente versátil. Puede ser ligera y superdelicada, y a la vez rebosar de aromas y sabores. Es una variedad de maduración tardía y, sin embargo, alcanza la complejidad del sabor con niveles de azúcar más bajos que otras uvas. La transparencia de la Riesling le permite, transmitir el terruño como ninguna otra uva puede hacerlo. Cuando se vendimia con rendimientos bajos, sin intervenciones en la elaboración del vino, la Riesling destaca por mostrar un sentido distintivo del lugar. Por último, la Riesling tiene una gran capacidad de envejecimiento gracias a su elevada acidez natural, que conserva su frescura durante años. Gracias al azúcar residual, los Rieslings de postre envejecen sin esfuerzo durante décadas.

El vino se elabora en una gran variedad de estilos, tanto tranquilos como espumosos, desde secos hasta dulces. En Eslovenia, Austria y el noreste de Italia se elaboran Rieslings de contacto con la piel al estilo del vino de naranja. Tradicionalmente, el Riesling se ha fermentado en grandes barricas de roble neutro para redondear la acidez del vino y añadirle profundidad y complejidad, pero las versiones de acero inoxidable, con su frescura y pureza, han ganado en popularidad.

Los cocineros, y sobre todo los sommeliers, han adoptado el Riesling. Tal vez sea la naturaleza delicada de la cocina moderna la que ha impulsado esta tendencia. La pureza del Riesling, la fruta fresca, la acidez que hace agua la boca y la ausencia de sabores a roble nuevo lo convierten en una elección perfecta para la comida.

Artículos relacionados

uva reisling

Riesling, el secreto mejor guardado del mundo del vino

Pero una uva tan noble no puede ser reprimida. En 1996, la Riesling recuperó su título de variedad más plantada en Alemania. Hoy en día además se cultiva en todos los continentes, excepto en la Antártida, y produce vinos de primera clase en Alsacia (Francia), Austria, Australia y Washington y Nueva York en los Estados Unidos. 

Para mí, está el Riesling, y luego todas las demás uvas para vino. Aunque claro que nunca rechazaría un Pinot Noir o un Chenin Blanc, pero beber Riesling es como volver a casa: me llena el corazón.

Los vinos que se producen con uva Riesling es el secreto mejor guardado del mundo del vino. Para los que los amamos es algo bueno porque pocos vinos de uvas tan exquisitas son tan asequibles, con tantos ejemplos sobresalientes a un precio inferior a los 

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTE ARTÍCULO?
5/5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No te pierdas de esto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Recetario de la Abuela