Inicio Menú Principal Found:RE Phoenix Hotel. El arte como esencia y no como pretexto.

Found:RE Phoenix Hotel. El arte como esencia y no como pretexto.

por Carlos Dragonné

Quedarse en un hotel, cualquiera. En una galería de arte, no muchos. Pero en una galería de arte en constante movimiento, con proyecto social y desarrollo artístico que define comunidades, sólo se me ocurre uno. En mi última visita a Phoenix para hacer un recorrido de las opciones de actividades y lugares que disfrutar para los viajeros deportivos, me hospedé en Found:RE, un espacio que tiene todo. Desde la comodidad de unas habitaciones increíbles hasta el costo extremadamente decente de sus tarifas. Pero, más importante que eso, es un hotel con una personalidad única.

found:re

¿Qué hace al Found:RE un hotel imperdible?

Podría empezar por lo clásico que los viajeros tienen en mente cuando toman las decisiones. ¿Tarifas? Extremadamente accesibles. De hecho, una de las cosas que me llamó la atención fue el precio de habitación en relación a cercanía con todo lo que pasa en Phoenix. Ubicado a escasos pasos del Centro de Convenciones y a espaldas del Margaret T. Hance Park y el Japanese Friendship Garden oh Phoenix, puedes encontrar habitaciones en casi lo mismo que te costaría un Best Western. No. No estoy exagerando. De hecho, la decisión de quedarme de nuevo ahí unos días después de mi primera visita fue tomada conforme a costos al 100%.

Pero no sólo de tarifas de Booking o promociones vive el viajero. Y en este ir y venir de ciudades, lo que más busco son experiencias que me alimenten el viaje y me hagan querer regresar. Viajar es conocer nuevos espacios, por supuesto, pero también es ir guardando en la agenda los espacios a los que uno quiere volver. Porque esos espacios se convierten en lugares seguros, donde uno quiere descansar, desconectarse y reencontrarse con cosas perdidas en el ir y venir de la vorágine en que hemos convertido nuestras vidas. Es ahí donde Found:RE Phoenix cumple algo para este viajero.

found:re

La consecuencia social del viajero en Found:RE

Hace unos días platicaba con uno de mis mejores amigos sobre el eterno debate del artista sobre la necesidad de tener audiencia. Ansel Addams decía que hay dos elementos para una pieza fotográfica: el fotógrafo y el que ve la fotografía terminada. Louis Armstrong vivía convencido de que La música no vale nada sin el público para el que la tocas.. Y es que la expresión artística es un camino de dos vías en donde el artista está buscando comunicarse con alguien, con ese todo etéreo e irreconocible y, por mucho, cambiante por percepciones, cultura y contexto.

Pero lo que importa es que ese personaje existe. En la pintura, por ejemplo, Kenn Backhaus decía “La mayoría de los artistas no pintan para el público. Pintan lo que les inspira en el momento, con la esperanza de que alguien disfrute tanto al ver su trabajo como el artista disfrutó al crearlo”. El arte es, por mucho, un juego de estira y afloja entre dos personajes que no se conocen, nunca interactuarán y, sin embargo, se abrazan inevitablemente en los terrenos inescrutables de la expresión artística. Es la forma más pura de comunicación porque sucede en una cámara de silencio en la que sólo el artista y el público se comunican, sin ruido, envueltos en su bagaje de contextos particular.

Found:RE y el arte llevado a más allá de la decoración

En el interiorismo de la industria de la hospitalidad se ha vuelto necesario tener artistas de todo tipo en las diferentes partes del proceso creativo. Pienso en The Maven Hotel en Denver y su escultura de madera tallada al centro del lobby; viajo por México y encuentro la identidad visual de los hoteles City en donde siempre habrá fotografías de artistas locales mostrando espacios de las ciudades donde el hotel está, dando así una especie de homogeneidad artística a sus propiedades.

Pero Found:RE es una galería con arte itinerante que busca darle espacio a una nueva generación de artistas de Phoenix para mostrar lo que sucede en sus personalísimos universos. Cada pasillo que lleva a habitaciones, restaurante, alberca o salones de conferencias está montado como un recorrido por un museo en donde las piezas están para su disfrute, no sólo para que el hotel se vea “distinto”.

Hemos hablado de la importancia de la recuperación de espacios a través del arte y de la transformación del tejido social de la mano de artistas locales. ¿Cómo podría, si no, convertirse Phoenix en esta ciudad vibrante multicultural si no es a través de la creatividad y la colectividad? De todas las ciudades de Estados Unidos que he tenido la fortuna de conocer, Phoenix es quizá la que me sorprende más en su cambio. De Joe Arpaio y el miedo de sentirse ajeno queda ya muy poco, incluso en los tiempos post-Donald Trump. Y eso se ha logrado con el espacio abierto a las diferentes cosmovisiones del arte. Las nuevas generaciones están aportando al escenario de una ciudad que sorprende a extraños que no terminan de entender ese cambio.

Antes una fundidora, Found:RE es una fusión de ideas

Si se están imaginando que hay pinturas en las paredes y eso lo hace único, déjenme corregirles un poco la idea. Además de la galería para artistas plásticos que, por casualidades, también tiene habitaciones para que duermas, Found:RE es un espacio para una variedad interesantísima de actividades como lecturas de poesía, talleres de arreglos florales, yoga, talleres fotográficos y otros.

Todo esto sucede porque tienen un programa que, al día de hoy, no he encontrado en otras partes del mundo. El programa Embedded Art Program puso en manos de artistas locales de Phoenix, la decoración de todos y cada uno de los cuartos de los hoteles, convirtiendo cada estancia en una experiencia diferente porque cada artista tomó espacio de uno.

Si esto les parece poco, el hotel tiene un proyecto llamado Found:RE + ArtLink con el que justo dan los espacios a otros artistas a sumarse a las paredes del hotel y espacios de áreas públicas y habitaciones para mostrar sus visiones individuales. Y tienen una exhibición en video que es mostrada en la pared exterior de seis pisos de altura, lo que genera una galería en constante movimiento a la vista de la ciudad entera.

found:re

¿Así o más claro que el arte cambia el escenario?

Found:RE es un juego de palabras. Antes una fundidora, hoy se ha vuelto un espacio de transformación de contextos. Un hotel para llegar a desconectarte y, de pronto, conectarte con otros de una manera que sólo el arte puede dar. Nunca he sido de ir a museos y eso ha quedado claro en muchos textos que les he compartido. Pero siempre ha sido más por un tema de protesta por el poco acceso a espacios para artistas emergentes que por una falta de cultura. Entiendo la grandeza —está en su apodo— de los “Grandes Maestros”.

Pero yo quiero entender la visión de las nuevas generaciones de artistas, de aquellos que están luchando en el día a día por encontrar su voz y el desarrollo de su entorno. ¿De qué me sirve a mi ver a Degas o El Greco cuando hay tantos artistas que están usando sus talentos para intentar cambiar el mundo que tenemos hoy. Monet y Van Gogh ya lo hicieron. Hoy la estafeta está en los artistas que, a veces, no tienen voz ni espacios y, por ello, muchos se pierden en el ruido constante de la modernidad que no ofrece nada. Sucumben a la falta de espacios y se enredan en las raíces de una expresión artística que nunca se seca pero se entierra debajo de las necesidades y urgencias de la vida actual y la desesperación de espacios de expresión no encontrados.

El artista busca, evidentemente, una audiencia. No en un círculo vicioso de narcisismo. Más bien una complicada lucha de visiones en la que la creación lo deja desnudo y expuesto a los ojos de otros. Bien decía Joseph Campbell, escritor y experto en el mito, que “La meta de la vida es el éxtasis. El arte es la manera en que lo experimentamos. El arte es la experiencia transformativa”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Recetario de la Abuela