Inicio ViajesDestinos Turisticos 15 de septiembre en Tezoyuca. Así se vive una celebración en este lugar.

15 de septiembre en Tezoyuca. Así se vive una celebración en este lugar.

por Octavio Miranda

Hacía tiempo que no visitaba este lugar, dejando de disfrutar sus festividades y lugares en los que puedes disfrutar del día, que en ocasiones -como esta- puedes sentir un ambiente diferente. La mayoría de la gente está afuera, divirtiéndose, sonriendo, llorando, gritando. Ya que tuve la oportunidad y me apetecía disfrutar de aquello que ofrece la gente el 15 de septiembre en Tezoyuca, me aventuré a un lugar de buenos recuerdos y buenos momentos.

Visitar otros destinos. Hay que salir de lo de siempre. Yo me fui a Tezoyuca.

Debido a la urgencia sanitaria que inició desde el 2020, muchos de estos eventos se suspendieron. No podía haber aglomeraciones y las personas estaban espantadas por las consecuencias de esta nueva enfermedad. Pero este año -2022- comenzó el paulatino regreso a la normalidad. Las autoridades —me atrevería a decir a todos los niveles— permitieron retomar los festivales y así, dejar que las personas salieran a disfrutar.

Aquellos que tuvieron la oportunidad visitaron lugares un poco alejados -incluso yo-, pues las actividades que nos ofrecieron las diferentes colonias y municipios tenían su particularidad. Ya dependía de uno si queríamos quedarnos en un lugar familiar o hacer algo diferente que no hicimos en los últimos dos años.

Viviendo el 15 de septiembre en Tezoyuca.

Ya en Tezoyuca, tenía la oportunidad de visitar diferentes zonas que estaban cerca. Sin embargo, mis conocidos me ofrecieron la oportunidad de ir a la verbena popular y después asistir a un restaurante/bar llamado Finca La Comunidad.

Me llamó la atención que cada uno de los barrios del municipio tuvieran actividades por separado. Por esto les decía que tenías la libertad de quedarte en un lugar cercano o podías visitar lugares más alejados. Pero decidimos ir a la verbena “principal”. Una vez ahí nos encontramos un par de puestos de comida de los residentes de la zona, quienes ofrecían antojitos mexicanos (tacos, pozole, tostadas, quesadillas, buñuelos) y algunas artesanías.

La comida y los antojitos a la mano.

Después de dar algunos pasos, entrabas a una carpa. Del lado derecho estaba un edificio de fachada amarilla, donde más tarde el presidente municipal daría el icónico grito de independencia. De frente podías ver un escenario, que utilizaron algunas de las autoridades de Tezoyuca para dar inicio al evento y coronar a la princesa de las fiestas patrias. 

“Por parte del municipio”, como mencionó el animador, ofrecieron elotes a la gente que estaba en la celebración. Algunas de las personas se acercaron y organizaron una fila para recibir el regalo de las personas que organizaron el evento. Mientras tanto los puestos de antojitos atendían a los clientes que estaban de salida o esperaban a que iniciara el baile.

Celebrando el 15 de Septiembre en Finca La Comunidad

Debido a que habían pasado varios minutos sin que ocurriera alguna novedad en el evento organizado por los gobernantes de Tezoyuca, decidimos ir hasta Finca la Comunidad. Esto porque en la publicidad que hicieron en su página de Facebook, me llamó la atención que el 15 de septiembre invitaran a la personas a romper una piñata, que son más usuales en las posadas navideñas.

Para comenzar, es importante describir la localización. Para mi gusto, lograron mezclar el tono de la estructura, naranja por el tabique, con una iluminación tenue y cálida, que resalta el resto de detalles como las decoraciones. De este modo, al ser casi todo de madera, lograba que la textura se notara distinta y única. Al fondo encontramos una pared pintada de naranja, con una imagen que representa la temática, personas montando los caballos y de fondo el sol que solo deja ver la sombra de los jinetes.

Sumado a todos esos elementos que te hacen recordar un estilo campirano, tenemos las caballerizas. Hay un detalle particular, pues no se te niega que te acerques a saludar a los caballos. Claro está que si los agredes o molestas tendrás problemas, pero si los respetas no tendrás que preocuparte para acercarte a ellos.

Todo el espacio fue adaptado bajo el concepto de Iván y su padre, dueños de Finca la Comunidad: “Somos tres generaciones mi abuelo, mi padre y yo. Que más fuerte es entre mi padre y yo, que compartimos el mismo gusto y que nos hemos apoyado mutuamente para lograr esto”. 

El lugar cuenta con el suficiente espacio y está ventilado. De hecho, tiene tan buena ventilación que para visitarlo en cualquier hora del día sería preferible que lleves una chamarra porque se siente bastante frío por la cantidad de aire que circula por los diferentes frentes.

¿Qué es lo que tiene para ofrecer Finca La Comunidad?

Los diferentes espectáculos con los que nos entretuvieron fueron: música en vivo, quienes se encargaron de guiarnos en el grito de independencia; una piñata que tenía de todo, dulces, dinero y boletos de la suerte. Había promociones de los cócteles y comida de la finca, así como un toro mecánico para retar a todos y saber quién podría soportar más tiempo o el caballo bailador que llamó la atención de los que están ahí. Además de un ambiente en que podías bromear con el resto de personas pues, como menciona Iván, “es un espacio familiar, pueden venir todos a disfrutar de esto”.

Ya que la barbacoa de receta familiar aún no estaba lista y para su preparación faltaban un par de horas, me dispuse a probar su coctelería. Esta va desde lo más tradicional como los mojitos, azul, palomas o vampiros. Aunque, si estás dispuesto a compartir con tus amigos o familiares, puede pedir un famoso cantarito que va desde el medio litro hasta los 10 litros.

Mención Especial: La Chapucela en Tezoyuca.

Una de las bebidas que más me llamó la atención fue la chapuchela que, como su nombre nos da la pista -o eso creo- es una cerveza preparada servida en un tarro, escarchada con chile y sal de chinicuiles decorada con chapulines. La colocan sobre un plato de barro donde colocan una ronda más de chapulines y más sal de chinicuiles para que te empapes con su sabor. Sin duda lo recomendable sería combinarlos para convencerte de su buen sabor. “Esta fue una idea original, que nada más la vas a encontrar aquí en la finca. No la he visto en algún otro lado”, mencionó Iván sobre una de sus creaciones y sello de autentificación del establecimiento.

Considero que podrían ser suficientes razones para darte la oportunidad para visitar un lugar diferente que te ofrece diferentes espectáculos y formas de pasar un buen rato. Pues como me lo dijo Iván: “Quiero que esto se vuelva algo cultural, de la zona, de Texcoco, Tezoyuca y del Estado de México”, que es una garantía de que una festividad o un día “común” logre ser diferente.

No te pierdas de esto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Recetario de la Abuela