fbpx

Carta Editorial: Aquí todas las opiniones cuentan

Por Elsie Méndez, Fundadora y Directora de Los Sabores de México

Desde la fundación y creación de este blog siempre tuve claro que bueno o malo, me gustara o no, respetaría la opinión y los escritos de quienes invitara como colaboradores, porque no puedo, ni debo, fundamentar lo que aquí se publica basado en mi punto de vista, porque aquí todas las opiniones cuentan.

Si bien es cierto que la gran mayoría de las notas y publicaciones de este blog son positivas y es muy raro encontrar una nota negativa o que critique severamente un lugar , un evento o inclusive el trabajo de alguna persona, existen temas actuales que pueden causar polémica en los que algunos pueden estar de acuerdo o no de lo que otros escriben y debo respetar mis fundamentos donde la libertad de expresión de todos los que me honran con compartir sus notas puedan tener un espacio sin censura.

Cuando se habla de gastronomía, viajes, bebidas, y hasta en las recetas, todos pueden tener una visión, una versión o haber vivido una experiencia diferente, es cuestión de gustos y en gustos se rompen géneros, es un tema muy subjetivo porque depende hasta del humor al que llegamos al restaurante, y puede que en un viaje paguen justos por pecadores, porque si nos fue mal en un vuelo ya llegamos de malas a un hotel y podemos ver cosas que bajo otras circunstancias ni habríamos notado, o díganme si no les ha pasado.

Muchos de quienes nos leen han puesto mensajes o comentarios con criticas sobre un tema en el que no están de acuerdo o haciendo notar nuestros errores hasta en la ortografía, gramática o estilo, y los he dejado públicos y me he tomado el tiempo de corregirlos y por supuesto de contestarles con una disculpa o en algunos casos haciéndoles ver que no estamos equivocados y que la información que se publico había sido investigada y corroborada, alguna vez un chef leyó una crítica no muy favorable a su restaurante firmada por un colaborador y ahí dejo su comentario, todos en este lugar tienen un espacio siempre que se haga con respeto.

Y ahí esta la clave justamente,  en la fina línea entre lo que se piensa u opina y como se expresa, el respeto es ante todo, y salvo una vez donde con palabras insultantes y agresivas me dejaron un comentario porque no les gusto mi opinión sobre un evento al que asistí y que en mi artículo dejaba claro que para mi no era bueno, le gustara o no a quien puso ese mensaje, debía respetar mi sentir, porque en ningún momento existía agresión o faltas de respeto a los organizadores, era mas bien una queja abierta a un evento con el cual no me sentí a gusto, esta persona no entendió que era simplemente mi opinión y compartía mi experiencia de un evento al que asistí y que nada me obligaba a que me tuviera que gustar, ese mensaje junto con el llamado spam, es lo único que he borrado en este blog y espero que sea el único y el último, porque las faltas de respeto si no tienen cabida en este blog.

No todo tiene que ser miel sobre hojuelas y alguna vez se lo dije claramente a una persona que pensaba invitar como colaborador pero que me decía a él solo le gustaba escribir notas lindas sobre lugares, personajes o productos que él mismo me había dicho no le convencían, pero que no quería causar polémica porque prefería que todos lo vieran como alguien muy simpático y lindo y deseaba que lo siguieran invitando a todos lados, a eso yo le llamo hipocresía y falta de honestidad, y en ese momento este blog hubiera perdido toda la credibilidad que todos los colaboradores hemos construido y seguiremos construyendo. Porque la única regla que existe para quienes alimentan artículo con artículo a Los Sabores de México es escribir con la verdad.

Una nota con punto de vista donde hacemos ver que no estuvimos de acuerdo, o no fue de nuestro agrado, y no fue positiva una experiencia no tiene porque ser insultante ni falta de respeto, y si puede ser de ayuda para quienes están a cargo de ello para mejorar,

El tema es que muchos no saben recibir una crítica y se lo toman personal, o «muy a pecho» como diría mi abuela, como si uno estuviera insultando hasta a su familia, cuando es simple y llanamente una opinión sobre si lo que nos ofrecieron nos gusto o no, nada tiene que ver con trayectorias, ni esfuerzos, ni si a uno le cae bien o no la persona, es sobre trabajo, es sobre temas profesionales, no personales, y es ahí donde muchos deben trabajar pero ese es tema de otro articulo porque en esta nueva era tecnológica sus seguidores y admiradores pueden irse como avalancha con mensajes y publicaciones agresivas solo porque no nos pareció algo de alguien a quien admiran o hasta es su amigo o amiga.

En todos lados se necesitan críticos y notas que señalen los aspectos a mejorar y las deficiencias que uno encontró y que tal vez otros también las vean, y tener la humildad para aceptar que no somos moneditas de oro para que todo mundo nos quiera, ni siquiera este blog, que a muchos puede gustarles lo que aquí se publica y a otros no y tener la madurez para aceptar que habrá a quienes les sea de utilidad y a otros muchos simplemente no les interese ni siquiera leer una receta.

Cada nota lleva un nombre, y cada nombre es responsable de lo que escribe, Los Sabores de México no es una persona, son todos, los que escriben y los que leen, porque aquí, todas las opiniones cuentan.

Sobre Sabores de México

Celebrando el gusto por el buen comer, beber y viajar. Siempre en busca de aromas, sabores y colores en todos los rincones del mundo. Amantes de las cosas buenas de la vida.

Checa también

birria

Birria «Chololo» en Guadalajara, excelente

por Luis Mario Vargas Uno de los platillos mexicanos por excelencia es la birria, un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.