Sabores de México y el Mundo - Medio digital de cocina y turismo
Inicio Bebidas Vinos naturales. Lo que debes saber de este estilo de vinos

Vinos naturales. Lo que debes saber de este estilo de vinos

por Elsie Mendez Enriquez

Por Elsie Méndez @sabormexico

En la era de los influencers especializados en wellness en Instagram y la preponderancia de las purificaciones y desintoxicaciones, los consumidores actuales son mucho más conscientes de lo que están metiendo en sus cuerpos que antes. Y el vino no debería ser la excepción.



Con demasiada frecuencia, el vino es una idea tardía, y las botellas con etiquetas familiares y nombres bonitos se echan al carrito de la compras con los productos ecológicos y los huevos de granja de libre pastoreo. Y eso, amigos míos, no tiene sentido.

El vino es una fuente de consuelo, de placer, y algo que podemos compartir en casa o a través de horas felices virtuales para hacer más tolerable estos complejos tiempos. Aunque se hace hincapié en los alimentos que refuerzan el sistema inmunitario y en mantenerse sano, el tipo de vino que bebemos debería formar parte de esa conversación también, y es por ello que hoy hablaremos de Vinos Naturales.



¿Qué significa vino natural y por qué deberíamos beberlo?

Si está en contacto con el mundo del vino, o no, es muy probablemente que hayas oído el término «vino natural», una antigua práctica que ha resurgido en los últimos cinco años.

No está claramente definido ni regulado, pero se trata básicamente de uvas cultivadas sin pesticidas ni herbicidas en el viñedo, cosechadas a mano y fermentadas espontáneamente con levaduras silvestres autóctonas. No hay aditivos, ni filtraciones, ni manipulaciones. Los vinos naturales son auténticos, puros, crudos y desnudos. Los vinos sostenibles, ecológicos y biodinámicos entran en la categoría de naturales.

Isabelle Legeron, Master of Wine, fundadora de las ferias RAW WINE de Londres y Nueva York, que presentan a los productores de vino natural, y toda una autoridad en materia de vino natural, dice que deberíamos beber natural porque «el vino natural no ha sido manipulado. Algo que es realmente artesanal y de pequeña producción te da un vino que es más auténtico. Es más representativo del lugar de donde procede».



También tiene importantes beneficios medioambientales, sobre todo para la biodiversidad. Según Legeron, los viticultores naturales «fomentan la biodiversidad y la vida silvestre para que vuelvan a los viñedos. Favorece que las poblaciones de mariposas y los pájaros aniden cerca», algo que para algunas empresas productoras de vino es cada vez más raro.

Los vinos naturales son salvajes, muy expresivos, a veces con sabor a fruta, a menudo con menos cuerpo, con sedimentos gruesos en el fondo y más ácidos. Algunos de los vinos naturales a los que hay que prestar atención son los tintos ligeros y que se pueden enfriar tanto como los blancos, los blancos turbios o con contacto con la piel -los tan de moda vinos naranja- y los pet nats -vinos de aguja elaborados con el método original de una sola fermentación-.



Además de hacer una elección más responsable para el medio ambiente, también está siendo bueno para nuestro cuerpo el beber vino natural. Cuando bebemos vino natural, sólo estamos tomando el jugo de uva fermentado, sin apenas sulfitos añadidos, sin productos químicos, sin nada falso. Los hollejos del vino natural también tienen más antioxidantes, según explica Legeron.

Otra ventaja: a menudo, el vino natural tiene un VAB más bajo, lo que significa que apenas hay resaca (si se consume con moderación) y se puede beber más cantidad sin emborracharse.

No te pierdas de esto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DESCUENTO ESPECIAL
PRE NAVIDEÑO