The Bag. Comida, seguridad, negocio e inteligencia. -
Home Comida The Bag. Comida, seguridad, negocio e inteligencia.

The Bag. Comida, seguridad, negocio e inteligencia.

por Carlos Dragonné

The Bag: comida para llevar pensada con inteligencia.

De las cosas que más disfruto en la vida, se los dije alguna vez, es que me callen la boca. Hace algunos años, conforme los influencers gastronómicos crecían, me enfrasqué en un pleito virtual con uno de ellos. No sabía yo que, además de todo, este personaje era restaurantero. Un lugar de pizzas, un lugar de hamburguesas y un restaurante de sushi eran los negocios de Hilel Bistre. Y entonces, descubrí uno de ellos. Me voló la cabeza. Se convirtió inmediatamente en uno de mis lugares favoritos en ciudad de México. Ese lugar hoy ya cerró por la pandemia, pero justo unas semanas antes de todo este caos, Hilel abrió un nuevo concepto en Torre Virreyes que me volvió a sorprender. En el menú de hoy: The Bag.

the bag

The Bag nació con otro nombre: The Jar. La idea original era ofrecer un concepto de «comida corrida gourmet» para oficinistas. Tu hacías el pedido y te lo llevaban en pequeños mason jars para que sólo te preocuparas de calentar la comida. Al final, devolvías los recipientes y había una opción sustentable de alimentación para el día a día. Entonces, la pandemia pegó y comenzaron los cambios.

En medio de la necesidad de adaptarse a la nueva realidad -antes que adaptarse a la nueva normalidad-, Hilel Bistre y su socio Camilo Freyre tomaron una decisión que solucionó problemas de entrega pero, sobretodo, de sensación de seguridad para los clientes. Y miren que los clientes principales de The Bag ahora estaban trabajando en casa. La comida comenzó a ser enviada en bolsas de alto vacío. Y el menú no le pide nada a varios restaurantes que pueden estar en listas, recomendaciones y guías.

the bag

The Bag es un, prácticamente, el mismo concepto de The Jar. La diferencia ahora está en el formato de entrega de la comida. Los menús están armados para 1, 2 o 3-4 personas, tomando en cuenta un consumo por persona de 250 grs. Y si lo que les preocupa es tener una variedad interesante de platillos, entonces les puedo decir que es una preocupación infundada. Pastas, arroces, sopas, tacos y bastantes más ideas para armar una comida como se debe.

Pero, además, The Bag tiene opciones porcionadas para cocinar en casa. De esta sección del menú se pueden sacar varias de las mejores opciones que hay en la carta. Camarones 16/20, croquetas de jamón serrano, filete de res o hamburguesa, medallones o pollo son sólo algunas de las ideas que pueden armar si tienen un poco de tiempo y ganas de algo distinto para su menú diario.

¿Por qué me gustó The Bag? Antes que cualquier razón, el sabor de la comida es destacable. La primera vez que ordenamos tuvimos carnitas de atún y una de las mejores salsas de chile morita que haya probado en mucho tiempo. Pero conforme pasaron días también opciones tan distintas como el fusilli de hongos o el spaguetti con albóndigas se convirtieron en la mejor parte del día en la mesa. Estas últimas, por cierto, las nombraron en honor a aquellas de la película Goodfellas y yo, como cineasta, agradecí la nostalgia de una de mis cintas favoritas.

the bag

¿Cómo es el asunto de pedir en The Bag? Simple. El sitio www.thebag.com.mx tiene todo lo necesario para impulsar la digitalización del servicio, incluído en el menú y operado por ellos mismos lo que, además, nos permite mantenernos al margen del usod e plataformas de envío como UberEats o Rappi y su sistemático abuso a restaurantes como lo platicamos aquí hace unas semanas.

La industria restaurantera está sufriendo los estragos de una crisis sanitaria que nos pega a todos. Sin embargo, no podemos hacernos a un lado de la necesidad de impulsar proyectos de emprendimiento que están buscando todas las formas de salir adelante no sólo para los socios, sino para el desarrollo económico de las familias que dependen de cada negocio.

Por eso les decía al principio de la conversación que me gusta que me callen la boca. Hilel Bistre ha generado restaurantes en los que no sólo se come bien. Los restaurantes han sabido aprovechar las circunstancias para establecerse como un ejemplo de adaptación a la realidad que están viviendo. Sí, podrán criticar los puristas el uso del plástico y el sacrificio que esto representa en términos de la sustentabilidad de arranque del proyecto. Y Bistre asegura que habrá un nuevo proceso de bolsas reutilizables cuando todo esto pase.

the bag

Al final del día, The Bag ofrece en este cambio de paradigma de la industra algo que otros restaurantes han fallado en entregar: seguridad. Esto se agradece. Pero, más importante, se debe reconocer. Y es que, como les digo, me callaron la boca. Porque si algo queda claro es que Hilel Bistre y Camilo Freyre saben lo que hacen. Y, sin ánimos de sonar a comercial de la sección amarilla, lo hacen bastante bien.

SIGUE NUESTRAS REDES SOCIALES

No te pierdas de esto

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.