Home RecetasCocina Mexicana Regañadas Oaxaqueñas, la dulce tradición Zapoteca.

Regañadas Oaxaqueñas, la dulce tradición Zapoteca.

por Elsie Mendez Enriquez

No es un castigo, las regañadas oaxaqueñas con un premio!

La receta de hoy son las Regañadas Oaxaqueñas, un pan dulce tradicional de los pueblos zapotecas en el Itsmo de Tehuantepec que originalmente se hacían solo para semana santa. Una verdadera delicia que les encantará preparar en casa.

Dulce tradición Zapoteca

En localidades como Juchitán y Unión Hidalgo existen familias con más de 4 generaciones elaborando este pan dulce tan tradicional en la zona del Itsmo de Tehuantepec.

Estos dulces bocados es algo que de pronto olvidamos también existen en Oaxaca y forman parte de su gastronomía, más allá de los moles, chapulines, el chocolate y platillos típicos que siempre vienen a nuestra mente de este rico estado.

Mole negro de Oaxaca

6 sencillos ingredientes y listo!

Para hacer las Regañadas Oaxaqueñas esto es lo que vamos a necesitar

Regañadas Oaxaqueñas
  • 1kg de harina
  • 350g de manteca
  • 250g de azúcar
  • 1 taza de agua fría
  • 1 cucharada de royal
  • 1 cucharada de sal

Vamos a preparar paso a paso

Para preparar las regañadas oaxaqueñas lo primero que haremos será disolver la sal con la taza de agua, mezclamos muy bien asegurándonos de que no quede ni un grano de sal.

Ahora cernimos la harina con el royal sobre una superficie plana y hacemos una fuente o hueco en el centro y ahí añadimos la manteca comenzamos a amasar y poco a poco vamos añadiendo el agua mientras amasamos hasta formar una pasta que debe quedar suave. Esta es la parte que necesitará más de nuestro tiempo para la preparación ya que debe amasarse por un buen rato hasta obtener la consistencia suave que requerimos.

Ya que esta lista la masa o pasta, vamos a formar bolitas como de unos 30g y las colocamos sobre un tazón o charola y las dejamos reposar unos 30 minutos tapadas con un trapo húmedo.

Prendan el horno a la temperatura más alta, eso ayuda a que el pan de dore.

Pasado este tiempo, cubrimos con mucha harina la superficie plana y tomamos una bolita y la aplastamos hasta formar una tortilla, no se preocupen si no esta delgada, ya que la hicimos con la mano las vamos a extender con el rodillo o con una botella lisa, hasta hacerla delgada, le damos una vuelta como si fuera una quesadilla y le volvemos a pasar el rodillo o la botella. No importa si no les quedan redondas, al contrario, suelen tener más la forma de un triángulo. Vayan extendiendo con suficiente harina para que no se peguen y las van colocando una a una sobre charolas para el horno bien cubierta de manteca de cerdo para que no se peguen las regañadas oaxaqueñas.

Con estas cantidades les pueden salir unas 30 a 40. Así que pueden hacerlas y colocarlas una sobre de otra para irlas metiendo al horno.

Ya sobre las charolas las espolvoreamos de azúcar blanca y en el centro un poco de azúcar morena pintada con polvo rojo o si encuentran azúcar de colores le ponen un puñito para que adorne el centro.

Ahora las metemos al horno entre 15 a 20 minutos, notarán que se van dorando y esponjando, si ven que están antes retiren del horno. Sacamos el horno, dejamos hornear y se pueden guardar en bolsas de plástico para que se conserven.

Caldo de Zapatero Oaxaca

TE GUSTARÁ TAMBIÉN

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

No te pierdas de esto

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.