logo
kikkoman
Risotto de Flor de Calabaza

Receta. Risotto de Flor de Calabaza

Una de las mejores cosas de la primavera son las flores. Entonces me acordé de la diversidad de recetas que se puede hacer con la flor de la calabaza. Así que hoy nos echaremos uno de esos platillos que pueden ser entradas o platos fuertes. En el menú de hoy: Risotto de Flor de Calabaza.

Para este Risotto de Flor de Calabaza necesitamos 

  • 1 litro de caldo de verduras.
  • 400grs de calabacitas bebe con flores incluidas. O dos calabazas chicas y unas 4 flores. Las flores se separan y se cortan calabacitas en rebanadas y flores en tiritas delgadas.
  • 80 grs. de mantequilla sin sal.
  • 1 chalote mediano picado finamente
  • 300 grs. de arroz Arborio.
  • 120 ml. de vino blanco seco.
  • 50 grs. de Parmesano rallado.
  • Sal y pimienta.

Ok, ahí les va cómo hacer esto. El risotto lo que necesita es atención. Así que dedíquenle su tiempo. En una cacerola a fuego medio bajo calienten el caldo. Antes que nada, necesitan que su batería de cocina es el primer punto de calidad de lo que comen, por lo que, si siguen con las que heredaron de la abuelita, es hora de que se compren algo nuevo y se consientan. Aquí les dejo varias ideas y opciones para que apliquen regalo primaveral.

Vamos a tomar un sartén y calentar unos 50grs. de la mantequilla. Agregamos el chalote, salteamos a fuego medio unos tres minutos y agregamos el arroz moviendo muy bien por otros tres minutos. De esta manera el arroz se une bien con los ingredientes y se regula la absorción de los líquidos en la cocción, cosa importante para el risotto. Entonces aquí agregamos el vino y mezclamos hasta que se absorba.

Agregamos caldo hasta que apenas cubra el arroz y con una cuchara de madera movemos continuamente. Cuando se absorba casi completamente el caldo se le vuelve a repetir el proceso por 10 minutos. Se agregan las calabacitas rebanadas y las flores y se agrega un último cucharón de caldo. Cocinen por otros 7 minutos de nuevo hasta que casi se consuma el caldo.

Aquí es donde viene el truco máximo y el punto más importante para la textura de un risotto, así que cuando el arroz esté al dente y el líquido esté casi por absorberse (estamos en la última agregada de caldo), agreguen el parmesano y la mantequilla que falta, que serán como dos cucharadas.

Retiren del fuego. Muevan el risotto para que se mezclen bien el queso y la mantequilla, sazonen con sal y pimienta y dejen que repose por dos minutos. El risotto hay que servirlo en el momento, por lo tanto chequen bien tiempos y consientan a sus invitados con sabores nuevos.


No olviden revisar aquí nuestra sección de vinos para ver con qué se les antoja acompañar el platillo.

About Carlos Dragonné

Cineasta, escritor y cocinero. Sufro de analisistis aguda, con cuadros de humor negro crónico recurrente. Músico con un piano cerca. Reconstructor de fantasías

Check Also

Los mejores libros de cocina para este verano y dónde comprarlos

Es verano, así que es momento de ponernos a cocinar con la familia y para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.