Receta de Pozole de Verde estilo Guerrero

Por Elsie Méndez @sabormexico

El pozole es el platillo por excelencia para celebrar una fiesta mexicana, siempre protagonista de celebraciones como las fiestas patrias, el 5 de mayo, hasta Día de Muertos y cualquier otro momento en el que uno decide organizar una reunión con mucho sabor a México. En Guerrero se elabora el Pozole Verde, Blanco, Rojo y de Mariscos y hoy les compartimos la del verde que resulta tan sabroso como las otras versiones.

Receta Pozole Verde

¿Qué ingrediente hace que el pozole verde sea de ese color?

Uno de mis lugares favoritos para comer pozole es en Ixtapa- Zihuatanejo. A la llegada del Aeropuerto justo antes de llegar la zona hotelera existe un lugar muy tradicional donde la gente local disfruta ir a comer platillos auténticos y tradicionales de Guerrero, entre ellos el pozole verde. El restaurante se llama Teosintle, si entre sus planes está viajar a este maravilloso destino no se pierdan de visitarlo.

Y bueno, regresando al tema de por qué es verde el Pozole en Guerrero es porque le añaden pipián verde de pepita. La base es de un pozole blanco y al servirlo le agregan una cucharada de pipián. Eso lo hacen ellos porque sirven pozoles blancos, rojos y verdes, pero si lo vamos a preparar en casa podemos añadir la salsa a toda la cazuela o hacerle como ellos par que cada quien se lo coma como le gusta.

pepita de calabaza
Pozole verde
  • 1 kilo de maíz pozolero precocido
  • 1 hueso de cerdo
  • 2 hojas de Laurel
  • 3 ramitas de tomillo
  • 1 cabeza de ajo
  • 1 kilo de carne de cerdo combinada (pierna, espinazo, codillo y maciza)
  • 1/2 kg de tomate verde
  • 300 gr de pepita de calabaza verde
  • 1 chile poblano
  • 5 chiles serranos
  • 1 taza de cilantro
  • 1 taza de lechuga romana
  • 1 taza de perejil
  • 1/2 taza de epazote
  • 1/2 cebolla blanca
  • 2 dientes de ajo
  • 1 taza de hojas de rábano
  • 1/4 de taza de manteca de cerdo
  • sal al gusto
  • Lechuga romana picada en juliana lavada y desinfactada para acompañar el pozole
  • Rábanos lavados y desinfactados cortados en cuadros pequeños o rebanadas muy delgadas de guarnición
  • Cebolla picada en cuadritos finamente para guarnición
  • Orégano seco
  • Mitades de limón para guarnición
  • Chicharrón de cerdo para guarnición
  • Aguacate
  • Chile piquín en polvo

TE GUSTARÁ TAMBIÉN

Vamos al paso a paso

Lo primero que tenemos que hacer es poner a cocer el maíz porque aunque venga precocido no esta terminada la cocción ni ha reventado el maíz por lo que necesitamos lavarlo muy bien y ponerlo a cocer con suficiente agua que lo cubra y sobre pase unos 10 cm con las hojas de laurel, la cabeza de ajo, el tomillo y el hueso de cerdo. Si lo ponen en olla express necesitará una hora, si lo ponen en olla convencional unas dos horas. Verán que el maíz esta más abierto y reventó cuando esta cocido.

Después ponemos a cocer la carne de puerco con suficiente agua (si tienen otra olla express es mucho más rápido o en una olla de cocción lenta también queda muy bien porque queda suave sin secarse) sal, unos dientes de ajo y un trozo de cebolla.

Si no compraron las pepitas molidas necesitamos ponerlas en un procesador para que se muelan y podamos tener el polvo para hacer el mole. Es mucho mejor hacerlo en un procesador porque las aspas permiten que se muelan mejor. Si  no tienen uno les recomiendo esta licuadora/procesador que me ha resuelto la vida y en un solo aparato tengo dos.

Mientras está el maíz y la carne vamos a cocinar el mole verde. Colocamos una olla con agua y ahí ponemos a cocer los tomates sin cascara y dejamos que se cuezan hasta que están blandos y han cambiado de color. Cuando están listos los colocamos en la licuadora y los molemos junto con los chiles, las hojas de rábano, el cilantro, las hojas de lechuga, la cebolla, la pepita molida, el perejil, el epazote, y licuamos muy bien, hasta lograr una pasta suave y tersa muy bien integrada. NO se cuela.

Colocamos una olla a fuego medio alto y añadimos la manteca, dejamos que se caliente y cuando tome la temperatura añadimos la salsa que licuamos y la sofreímos moviendo constantemente, añadimos sal para sazonar bien y dejamos a fuego lo más bajo posible en su estufa a que se cueza y se integren todos los sabores.

Cuando el maíz y la carne estén listas, las combinamos y hacemos una mezcla de los caldos para que se integren uno y otro. Dejando que tenga suficiente caldo pero sin que sea demasiado ya que falta que agreguemos el mole verde. Dejamos que de un hervor y agregamos la salsa verde bien sazonada para que se integre con los caldos y le de sabor al maíz y la carne. Dejamos que hierva unos 10 a 15 minutos a fuego bajo.

Para servir deshebramos carne, le ponemos granos de pozole y luego le servimos caldo. Se acompaña de lechuga, rábanos, cebolla picada, orégano, chicharrón, aguacate y chile piquín, además de tostadas.

https://www.instagram.com/p/BRuC2RFgjMU/

No te pierdas de esto

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.