Sabores de México y el Mundo - Medio digital de cocina y turismo
Inicio Menú Principal Pollo con Jengibre y Salsa de Cacahuate

Pollo con Jengibre y Salsa de Cacahuate

por Carlos Dragonné

Estas combinaciones pueden parecer extrañas para nosotros, pero en la cultura asiática se hacen bastante y se consumen al menos una vez a la semana. Ajonjolí, cacahuate, jengibre, tofu… Y dominar estas combinaciones con distintas proteínas es lo mejor para comer rico. Hoy vamos a hacer un Pollo con Jengibre y Salsa cremosa de cacahuate.

Escoger piezas para el Pollo con Jengibre y Salsa de Cacahuate

Una de las cosas principales que tenemos que hacer es escoger las piezas correctas en cada platillo. En este caso, para el pollo con jengibre y salsa de cacahuate nos conviene usar muslos. ¿Por qué? Porque la piel se pone crujiente y hace que todo sepa mucho mejor. Por eso el primer paso y más importante es marinarlos.

Pollo con Jengibre y Salsa de Cacahuate

Y aquí les dejo un consejo muy importante cuando se trata de darle sabor a sus proteínas. Marinen. Dejen que el tiempo haga lo suyo. Si van a hacer un rub de especias, déjenlo que se asiente. Si van a hacer un marinado, entre más tiempo lo dejen, mejor. Aquí les recomiendo al menos un par de horas.

Los mejores tips del pollo con jengibre y salsa de cacahuate.

Los muslos se marinan con aceite de sésamo, ajo y jengibre, luego se tiran al horno hasta que quedan crujientes por fuera y jugosos por dentro. Y la salsa que los acompaña les puede servir para muchísimas cosas. Lleva cacahuate, sésamo, más jengibre y ajo, todo mezclado en una crema que le da el toque perfecto. La salsa les dura en el refrigerador una semana y le da vida a cualquier cosa: vegetales, puerco, camarones, tofu, ¡lo que se les ocurra!

Beneficios del jengibre más que comprobados.

El jengibre no solo le da un impulso emocionante a tus comidas, sino que también trae consigo una serie de beneficios para la salud. Este pequeño rizoma es conocido por sus propiedades que pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo y aliviar dolores musculares y articulares. Además, el jengibre es un poderoso aliado digestivo, estimulando la producción de enzimas que facilitan la digestión y alivian el malestar estomacal.

Vamos a ver los ingredientes para preparar el pollo con jengibre y salsa de cacahuate.

  • 1 cucharada de aceite de ajonjolí
  • 2 cucharaditas de sal kosher. Tengan a la mano por si ajustan sazón..
  • 1 cucharadita de jengibre fresco finamente rallado
  • 3 dientes de ajo, finamente picados
  • 6 muslos de pollo con hueso y piel
  • 1 cucharada de aceite neutro. Nosotros usamos de uva porque teníamos en casa.
  • 2 cebollas cambray delgadas, cortados en rodajas finas

Para la salsa de cacahuate:

  • ¼ taza de salsa de soya
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 diente de ajo pequeño, finamente picado
  • ½ cucharadita de jengibre fresco rallado
  • 1 cucharada de aceite de ajonjolí
  • 1 cucharada de miel. Yo recomiendo miel de abeja. Maple endulza mucho.
  • ½ taza de mantequilla de cacahuate sin trozos.
Pollo con Jengibre y Salsa de Cacahuate

Ahora vamos por el paso a paso del Pollo con Jengibre y Salsa de Cacahuate.

En un tazón pequeño, mezclamos el aceite de ajonjolí con sal, jengibre y ajo. Untamos esta mezcla en todo el pollo y hasta por debajo de la piel. Ponemos el pollo en una bandeja para hornear con rejilla y refrigeramos por al menos 2 horas. Se puede dejar listo hasta un día antes para que se marine bien. 

Cuando estén listos para cocinar, vamos a poner el horno a 220ºC. Ponemos el pollo en una bandeja con borde. Yo lo que siempre hago es engraso ligeramente con una servilleta la bandeja para moverlo después. Sequen el exceso de humedad de los muslos. Tomen el aceite y con una brocha pinten bien todo el pollo con el aceite. Metan al horno y cocinen hasta que la piel esté dorada y con un termómetro la parte más gruesa del muslo, al centro, les marque 73º al menos. Esto les va a llevar unos 30 minutos.

Vamos a hacer la salsa en lo que está el pollo en el horno.

En un tazón mediano, mezclamos la salsa de soya, vinagre, ajo y jengibre hasta que estén combinados, luego agregamos el aceite de ajonjolí y la miel. Integramos la mantequilla de cacahuate y le damos con un batidor de globo para que esté suave y mezclado. Si les queda muy espesa, agreguen de poco a poco cucharadas de agua fría.

Pollo con Jengibre y Salsa de Cacahuate

Retiren del horno el pollo y pongan en un platón. Agreguen a la salsa de cacahuate el jugo que haya quedado en la charola. Usen un colador. Integren la salsa bien, prueben y rectifiquen sazón.

Pueden servir con la salsa aparte o pintar con la brocha los muslos con un poco de la salsa. Esto último es lo que recomiendo. Sirvan además la salsa en un tazón para quien quiera ponerle más. Adornen con los tallos de cebolla y listo.

No te pierdas de esto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DESCUENTO ESPECIAL
PRE NAVIDEÑO