Pipián de pepita con chile ancho - Los Sabores de México y el mundo
Home RecetasCocina Mexicana Pipián de pepita con chile ancho

Pipián de pepita con chile ancho

por Elsie Mendez Enriquez

El Pipián de pepita con chile ancho es una de mis recetas favoritas del recetario de mi abuela por lo sencillo que resulta hacerlo y por lo sabroso que es. No se necesita ser experto para poder cocinarlo y disfrutar los sabores de la cocina mexicana tradicional y autentica.

pipian de pepita y chile ancho

Este Pipián de pepita resulta más sabroso por el maíz que lleva

Mi abuela disfrutaba mucho hacer este platillo para los sábados de comida familiar. Un mole o un pipián siempre son para fiesta, y que nos reuniera alrededor de la mesa cada fin de semana era motivo de celebración para ella.

Algo adicional que deben de saber de esta receta es que lleva harina de maíz tostada y eso le da un sabor muy diferente a todos los que hayan probado antes. Además de las verduras verán que este pipián resulta de lo más interesante en sabor y textura.

Para hacer el Pipián de pepita y chile ancho esto es lo que vamos a necesitar

  • 1 pollo entero o 1 kg de carne de puerco o los dos!
  • 1/2 taza de pepita verde pelada
  • 4 chiles anchos
  • 1/2 taza de harina de maíz para tortillas
  • 3 ramas de apio
  • 1 poro
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolla
  • aceite para freír
  • sal al gusto
Pipian de pepita y chile ancho

Vamos a preparar paso a paso

Lo primero que vamos a hacer es poner a cocer el pollo o la carne de cerdo para que mientras se cuece vayamos cocinando el pipián. Recuerden ponerle un pedazo de cebolla, unos dientes de ajo y sal al agua para que tome buen sabor la carne y el caldo lo podamos usar para otras preparaciones.

Mientras se cuece el pollo o la carne, colocamos una sartén a fuego medio y tostamos la pepita hasta que se infle cuidando de no quemarla. Movemos de forma constante para que se tuesten parejas. En cuanto veamos que todas están listas retiramos del fuego y las dejamos a un lado en un recipiente.

En la misma sartén doramos la harina a fuego medio – bajo y movemos constantemente también. Verán que cambia de color a un dorado tenue. Cuando esté lista la dejamos en el mismo recipiente donde pusimos las pepitas.

Ahora los chiles. Lo primero que haremos será desvenarlos, lavarlos y tostarlos en la misma sartén, cuidando de que no se quemen porque saben amargos. Solo una ligera tostadita.

Cuando esté listo el pollo o la carne de puerco, tomamos una taza del caldo y la añadimos a la licuadora, luego ponemos los chiles y por último la harina y la pepita. ¿Por qué en ese orden? Porque si ponemos los secos abajo le toma más trabajo a la licuadora integrar los ingredientes y se van moliendo de forma más homogénea. Parece una tontería pero les juro que no es así, es más fácil y eso le da mas vida a nuestros electrodomésticos. Licuamos hasta lograr una salsa suave y tersa.

El siguiente paso es colocar una cacerola a fuego medio-alto y ahí vamos a añadir aceite suficiente para freír la mezcal anterior. Dejamos que se sofría muy bien y añadimos sal. Dejamos que se cueza unos 15 minutos a fuego bajo, que cambie de color y se vaya sazonando muy bien. Luego agregamos la carne de puerco o pollo, rectificamos sal y dejamos que se cocine otros 10 minutos más a fuego bajo y tapado.

Acompañen con arroz blanco y frijoles.

No te pierdas de esto

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.