Picnic in The Park. El reencuentro de amigos y sabores en Vegas Uncork'd
logo
kikkoman

Picnic in The Park: El reencuentro con amigos y sabores.

Por: Carlos Dragonné

Casi no llego a este evento. Al ser la nueva adición al concepto de Vegas Uncork’d, era obvio que se iban a terminar los boletos de manera casi inmediata. Tras haber intentado conseguir entradas como fanático buscando revendedores afuera del estadio, aterricé en McCarran International Airport resignado a ver de lejos el que, a mi parecer, es el mejor momento de esta celebración culinaria. Pero la suerte anduvo conmigo en este viaje y terminé invitado por Jean-Georges Vongerichten a lo que es el mejor ejemplo de que año con año hay que aprender y mejorar. Bienvenidos, de nuevo, a Las Vegas. Hoy la fiesta es en Picnic in The Park.

Picnic in the Park

Como recordarán en algún artículo que les compartí hace algún tiempo, The Park es el espacio más reciente dentro del mapa de la ciudad del pecado y está entre el New York, New York y el Monte Carlo que, de hecho, ha sido renovado y relanzado con el nombre Park MGM. Este espacio en el que convergen ambos hoteles más el Park Theater y la T-Mobile Arena, es el mejor escenario para armar un evento al aire libre que ponga sabores en el espacio público.

Picnic in The Park

Entonces a alguien dentro de MGM Resorts International se le ocurrió que la manera de regresar tras haberse ausentado del evento de Bon Appétit era juntar a sus grandes luminarias y levantar la voz como parte de la constelación de toda la ciudad. Y, como sólo podría ser lógico, lo hicieron de manera brutal.

Habrá quienes digan que el año pasado hubo más cocineros y más opciones de cocina. Y no estarían equivocados. Pero este año había dos elementos a considerar. Primero, que esa misma noche se llevaría a cabo un concierto de U2 en la T-Mobile Arena, lo que los obligaba a ser más rápidos con el desmontaje, limitando la cantidad de fogones vivos que habría. Segundo: que MGM acaba de demostrar que, a veces, menos es más.

Porque este año marcó el regreso de grandes nombres al evento gastronómico insignia, empezando por Jean-Georges Vongerichten quien detuvo su agenda -plagada de nuevas aperturas y proyectos de expansión- para deleitarnos con lo que fue, sin duda, la estrella de la tarde: un Brisket de Wagyu ahumado servido en un Bao que une las dos grandes pasiones de este genio francés.

Pero se trató de más que el regreso de Morimoto o la celebración de los Voltaggio, nuevas estrellas del MGM Grand National Harbor. Esto fue más allá de Roy Elamar o la sencillez del ingrediente perfecto de Julián Serrano. Picnic in The Park es una bocanada de frescura a un evento que necesita siempre marcar un diferenciador en el calendario. Y, de nuevo, lo logra.

El gran éxito es darle vida orgánica a un espacio que en otras visitas a la ciudad hemos visto atestado pero sin la armonía que logra un festejo que une a todos alrededor de sabores y aromas. Logra cerrar los espacios para descubrir sabores que rara vez se encuentran juntos. Y, mejor aún, reafirma que esta ciudad, sin importar lo que digan o dejen de decir algunas revistas, tiene mucho tiempo siendo una capital gastronómica digna de visitar.

Siempre es bueno volver a ver viejos amigos. Abrazar con el cariño de siempre a Rob Moore, chef ejecutivo de Prime Steakhouse en Bellagio y que sigue siendo uno de los mejores lugares dentro de The Strip para una cena espectacular. Reír mientras nos vemos justo antes -como casi cada año- de que se desconecte en su bien merecido escape de la vorágine me recuerda que, en medio de un espacio que muchos llaman “de oropel y artificial”, tengo varias de las amistades más sinceras que resisten el paso del tiempo entre visitas y la distancia que causan los viajes.

Eso es lo que logra un picnic. Es ahí donde el concepto de Picnic in The Park triunfa, haciendo lo que cualquier picnic está obligado a alcanzar: crear vínculos, afianzar amistades, fortalecer familias. Y eso es para mi Vegas, un espacio donde tengo una pequeña familia que ronda las mesas y que vive en los fogones. Donde vuelvo a muchos de quienes he puesto en la pequeña lista de gente a quien extraño sinceramente.

Salí enriquecido de The Park. Me despedí de mi gente sabiendo que volveríamos a vernos pronto, quizá en julio, quizá en noviembre. Pero, sobretodo, con esa plenitud que te da el saber que estás en el camino correcto y rodeado de la gente adecuada para recorrerlo. Porque nada da mayor felicidad que los reencuentros. Y más cuando lo que nos reúne son los asientos de una interminable mesa en la que vamos sumando espacio para los nuevos miembros de la familia.


Recuerden que si quieren saber más de Las Vegas, pueden entrar aquí. Y no se olviden de seguirnos en Instagram.

About Carlos Dragonné

Cineasta, escritor y cocinero. Sufro de analisistis aguda, con cuadros de humor negro crónico recurrente. Músico con un piano cerca. Reconstructor de fantasías

Check Also

Regreso a clases

5 Básicos para la cocina en este regreso a clases.

No hay que dejar las cosas para el último. Menos en el regreso a clases. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.