Inicio Menú Principal Pasteles de caldero. Una receta para magos y muggles

Pasteles de caldero. Una receta para magos y muggles

por Aranza Olvera

El mundo de Harry Potter está lleno de una gran variedad de dulces mágicos que muchos hemos querido probar, en esta ocasión y para celebrar el cumpleaños 42 del joven que derrotó al señor tenebroso, te traemos esta receta de Pasteles de Caldero que encontramos en The Geeky Chef Cookbook.

Los pasteles de caldero son una de las muchas delicias que las brujas y magos disfrutan en el mundo de mágico. Se podían comprar en el carrito de dulces el en Expreso de Hogwarts o en la tienda Honeydukes ubicada en Hogsmeade. Incluso los estudiantes practicaban sus hechizos de transfiguración con estos pastelitos convirtiéndolos en coles. En los libros no se explica cómo se ven o a que saben, es por esta razón que los lectores han hecho interpretaciones de cómo creen que son.  Ya alguna vez habíamos hecho recetas de películas y sagas. Hoy le toca a Harry Potter.

Receta Harry Potter
Fuente: The Geeky Chef Book Cookbook

Ingredientes para los pasteles de caldero 

Ingredientes para el pastel

  • Mantequilla o spray antiadherente para engrasar
  • 1 taza (120 gr) de harina
  • 1/3 taza (40 gr) de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • Una cucharadita de pimienta de jamaica
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 taza (100 gr) de manteca vegetal
  • 3/4 taza (150 gr) de azúcar
  • 1 huevo
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 taza (240 gr) de suero de leche
pasteles de caldero

Ingredientes para la cobertura

  • 1 cucharada de maicena
  • 1/2 cucharada de agua
  • 14 onzas (396 gr) de leche condensada
  • 1/4 taza (50 gr) de manteca vegetal
  • Colorante verde para alimentos
  • Extracto de sabor (a tu elección, puede ser: vainilla, almendra, plátano, etc.)
  • Chispas de perlas
  • Chispas verdes

Modo de preparación de los Pasteles de Caldero

Lo primero que haremos será precalentar el horno a 180°C. Después engrasaremos un molde para muffins con la mantequilla o con el spray antiadherente.

Ahora en un tazón grande, combinaremos la harina, el cacao en polvo, el polvo para hornear, la

pimienta de jamaica y la sal.

 

Por separado, en otro tazón más pequeño, mezclaremos la manteca vegetal y el azúcar. Una vez mezclados agregaremos el huevo y el extracto de vainilla y batiremos hasta que quede esponjoso.

 

Después incorporaremos lentamente la mezcla de harina, alternando ocasionalmente con el suero de leche.

Una vez que todo este mezclado, verteremos uniformemente la mezcla en los moldes para muffins.

Hornearemos por unos 20 minutos, para saber que está listo insertaremos un palito de madera en medio del muffin, si este sale limpio podemos sacarlo del horno.

pasteles de caldero

Después del horno, la decoración de los pasteles de caldero.

Dejaremos que los pasteles se enfríen por unos minutos, luego los sacaremos del molde y los transferiremos a una rejilla para que se enfríen completamente, si no cuentas con una rejilla puedes ponerlos sobre una tabla para picar.

Mientras tanto, para la cobertura. Combinaremos la maicena y el agua para formar una pasta.

Batiremos todos los ingredientes restantes de la cobertura, (leche condensada, manteca vegetal, el extracto de sabor que elegiste y unas cuantas gotas de colorante verde), incluyendo la pasta de maicena que acabamos de hacer. La textura final debe ser como una baba espesa y pegajosa. Si está demasiado líquido, agregue más manteca; si es demasiado espeso (como glaseado), agregue más leche condensada.

Después de que tengamos la mezcla lista, tomaremos uno de los pastelitos fríos y haremos un agujero un poco profundo en el interior para verter la mezcla verde, y que este sea el interior del caldero que contiene la sustancia pegajosa.

Finalmente, con una cuchara pondremos la sustancia pegajosa en los agujeros hasta que casi se desborden, luego lo cubriremos con ambas chispas 

No te pierdas de esto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Recetario de la Abuela