Descubre cómo se elaboran las papas fritas que tanto te gustan en México
Home ComidaArtículos y Noticias Papas fritas en México: De la semilla a tu hogar

Papas fritas en México: De la semilla a tu hogar

por Luis Vargas
0 comentario

por Luis Mario Vargas

Seguramente, como la mayoría de los mexicanos (y casi todas las personas alrededor de todo el mundo), disfrutas sentarte cómodamente en tu sofá por las tardes a disfrutar del partido de futbol, futbol americano, o simplemente de una película, acompañado de un tazón de papas fritas y un refresco o cerveza. Siendo uno de los países más golpeados por el sobrepeso y la obesidad tanto en niños como adultos, este producto ha sido satanizado como poco saludable en los últimos años, pero habiendo sido testigo del proceso de producción de la empresa mexicana más grande de papas fritas, puedo decirle que, si se consume con medida, las papas fritas son de hecho una opción de botana bastante accesible.

En cuanto a calidad del producto, puede estar seguro que no está consumiendo nada sintético y que cada fase del proceso de la producción de las papas fritas fue llevado a cabo en un entorno higiénico y salubre. A continuación, le daré una explicación de cómo una pequeña plántula pasa a ser un deliciosa y crujiente papa frita dentro de una bolsa que usted comerá una tarde tranquila sentado en su sofá.

papas fritas

Fase 1: Plantación

La primera fase es la plantación de las pequeñas plántulas (planta que más tarde dará papas). Este proceso se lleva a cabo a mano por un grupo de dedicados empleados que muy cuidadosamente llenan pequeños recipientes de tierra y con mucha precisión plantan varias plántulas pequeñas en cada recipiente. En esta “cuna de las papas fritas” se pueden llegar a producir hasta 8 millones de papa al año por plántula, suficiente para dar abasto (en conjunto de todas las plántulas) a cada tiendita en la República Mexicana.

papas fritas

papas fritas

Fase 2: Incubación

La siguiente fase del proceso es el cuarto de incubación, un cuarto sellado lleno de repisas en donde, a una cálida temperatura, se colocan varios recipientes con tierra y plántulas que fueron preparados durante la primera fase del proceso. Literalmente, este se vuelve un cuarto verde donde descansan las futuras papas fritas en su forma vegetal más básica, mientras se preparan para la siguiente fase del proceso.

papas fritas

Fase 3: El invernadero

Posteriormente, estas plántulas se llevan al invernadero, y es aquí donde ya pasan de ser plántulas a ser propiamente papas o patatas. Las plántulas pequeñas que fueron sembradas e incubadas en las fases anteriores, se vuelven plantas frondosas y hermosas, que son colocadas en conjunto en una superficie hueca, y dentro de los contenedores, debajo de las hojas de la planta, se encuentra la parte importante. Dentro de una especie de gabinete, descansan las ramas de las plantas, y de aquí es de donde salen las papas. En este proceso se utiliza una tecnología agrícola innovadora llamada aeroponía, que consiste en irrigar las raíces constantemente al lanzar un rocío muy fino de agua y vapor de la misma hacia arriba, hidratando a las pequeñas papas bebes que crecerán para volverse patatas y, posteriormente, evolucionarán en forma de papas fritas.

papas fritas

papas fritas

Fase 4: Limpieza y preparación

El siguiente paso es tomar la papa que ya está lista para convertirla en papa frita. Antes de eso quisiera añadir un detalle curioso sobre las papas que se cultivan en esta fábrica. Al crecer prácticamente bajo el agua, debido a la técnica de aeroponía, la papa desarrolla una cáscara muy delgada, casi inexistente, pues no necesita de esta función que le sirve como protección de su entorno. En fin, volviendo al proceso, la papa es lavada y desinfectada cuidadosamente. A partir de este punto, ya inicia el proceso de cocción de la papa y su transformación a papa frita y deliciosa botana.

papas fritas

Para acelerar el proceso, las papas son introducidas en máquinas que las cortan en rodajas en cuestión de segundos. Ya teniendo los cientos de miles de rodajas, estas son remojadas en agua para retirar completamente el almidón, una sustancia que toda papa lleva naturalmente. Nos explicaba el chef de la fábrica de papas fritas, que esto se hace con el fin de que la papa quede crujiente después de que se fríe, de lo contrario, quedaría blanda y no sería una papa frita.

Ya casi tenemos nuestras papas fritas. Ya secas las rodajas, son colocadas en un cazo lleno de aceite vegetal de la mejor calidad, que debe tener una temperatura de 180° C, pues esta es la temperatura del aceite con la que se logra la fritura perfecta. Cuando las rodajas están bien fritas y crujientes, se sacan del aceite y se lleva a cabo el último paso del proceso, quizá el más sencillo, pero de vital importancia para las papas fritas: añadir la sal (yodada).

Papas fritas mexicanas para mexicanos

¡Y listo! De ahí se pasan a empaquetar las papas fritas a las bolsas que compramos en el súper. Muchas veces nos quejamos del aire que trae la bolsa, pero es importante que se llene de aire antes de sellarla, de lo contrario comeríamos migajas de papa frita, pues se destruirían en el transcurso entre la fábrica y las tienditas y supermercados.

Como puede ver, si se consumen con moderación, las papas fritas son una opción deliciosa de botana para una tarde en compañía de amigos y familia, pues las papas fritas que consumimos en México, son cultivadas aquí en nuestro país, dentro de las instalaciones de la fábrica, por lo que se puede tener un control de calidad minucioso y delicado. No sólo las papas y su higiene, sino también el aceite y la sal que se usan en su elaboración son de la mejor calidad y así, usted puede estar seguro de que tanto usted como su familia están consumiendo alimentos reales y no sintéticos, que fueron revisados por profesionales en una fábrica que cumple todos los requisitos de salubridad e higiene correspondientes, antes de ser empaquetados para su consumo. De México para México.

No olvides seguirnos en nuestra cuenta de Instagram.

No te pierdas de esto

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.