Inicio RecetasCocina Mexicana Molotes y Chilajo. Dos recetas de origen oaxaqueño para salir de la rutina.

Molotes y Chilajo. Dos recetas de origen oaxaqueño para salir de la rutina.

por Zuyin Salazar

Una de las más grandes delicias de nuestra cocina se vive en Oaxaca, sin duda alguna. Pocas personas conozco que no se enamoren de México al caminar por las calles de la ciudad, probar la gastronomía de los valles y descubrir los colores de las artesanías. Hoy traemos dos antojos deliciosos para recordar Oaxaca cada vez que se nos antoje. Unos molotes y Chiliajo.

Para preparar los Molotes vamos a necesitar: 

Para los frijoles 

  • Frijoles 
  • aceite vegetal o manteca 
  • ajo
  • cebolla 
  • hoja de aguacate 
  • chile de árbol
  • sal 
molotes

Preparación

Amasa la harina o masa de maíz con agua, sal y un poco de aceite vegetal. Cocina aparte frijoles  negros con ajo, cebolla, sal y una cucharada de aceite o manteca; ya cocidos muélelos con chile de árbol y hoja de aguacate —ambos previamente tatemados—. 

En una cacerola pon a sazonar los frijoles con un poco de aceite a fuego lento por aproximadamente una hora hasta obtener una consistencia acremada. Resérvalos. 

En otra cacerola cocina la papa cortada en cubos medianos  con sal, retírale y escúrrela cuando esté suave. Resérvala. A fuego medio alto cocina  el chorizo o longaniza. Cuando ya está cocido mézclalo con la papa, previamente cocida en el mismo sartén, agrega sal y pimienta al gusto.

Con la masa ya amasada haz tortillas pequeñas y de grosor mediano.  Dentro agrega  la papa con el chorizo y ciérralos como un taco,  de tal manera que simule  forma de un puro; fríelos en aceite hasta que estén dorados. Sirve sobre una hoja de lechuga orejona, bañados con frijoles, queso fresco espolvoreado. 

Y para hacer el Chiliajo necesitamos:

 
  • 1 kilogramo de papa cortada en cubos medianos
  • chile guajillo
  • vinagre de manzana 
  • queso fresco 
  • tostadas

Vamos a hacer el chiliajo. De hecho, hasta para comer con los molotes nos sirve.

En una cacerola pon a cocer las papas hasta que estén suaves, retíralas del fuego para escurrirlas y reserva. 

Pasa los chiles por el fuego; posteriormente déjalos remojar en vinagre por lo menos 2 o 3 horas — puedes calentar el vinagre y remojar los chiles en él—; una vez que estén suaves desvena los chiles y retira las semillas.  Vacía el vinagre en una licuadora, a través de un colador; ahí mismo pon los chiles, ajo, cebolla, sal y pimienta.

Vacíalo en un recipiente de cristal y agrega las papas cortadas. Mezcla todo y refrigéralo. Sírvelo sobre una tostada y espolvoréale queso fresco. 

chiliajo

No te pierdas de esto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Recetario de la Abuela