Inicio RecetasDesayunos Huevos Benedictinos con Kale y Tomate rostizado

Huevos Benedictinos con Kale y Tomate rostizado

Una receta diferente con un toque sano y delicioso.

por Elsie Mendez Enriquez
Foto por: Andrea Lara

Los fines de semana me encanta hacer esas recetas que entre semana me son casi imposible. Esta receta de Huevos Benedictinos con Kale y Tomate rostizado se volvió una de mis favoritas por lo fácil de elaborar y lo rico y sana que resulta.

Añadir verduras en el desayuno siempre los hará más sanos y también muy ricos!

Se que consumir verduras en el desayuno no es muy común pero justamente por eso esta receta es perfecta ya que incluye unos exquisitos huevos benedictinos a los que añadimos el kale y el tomate rostizado para hacerlos más sanos y sabroso. Por qué ¿Quién dijo que lo sano no debe ser super sabroso? 

Huevos benedictinos de kale y tomate rostizado

Si no tienen kale pueden usar espinacas o alcelgas de colores que también son perfectas para esta receta. Recuerden que la calidad de los ingredientes es la clave para que todo quede mucho más rico.

Para preparar los Huevos Benedictinos con Kale y Tomate Rostizado vamos a necesitar: 

Para la salsa holandesa

  • 2 cucharadas de mayonesa ligera
  • 2 cucharaditas de mostaza integral
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • Una pizca de pimienta de cayena

Huevos benedictinos

  • 1/4 de taza de vinagre blanco
  • 1 cucharada de aceite de oliva 
  • 50g de tocino grueso cortado en trozos pequeños
  • 1 chalote cortado en rodajas finas
  • 8 tazas de kale o espinaca tiernas
  • Pimienta negra recién molida
  • 2 panecitos ingleses integrales partidos por la mitad
  • 1 tomate bola (jitomate) grande y maduro cortado en 4 rodajas
  • 4 huevos grandes

Para preparar la salsa:

Lo primero que haremos será combinar la mayonesa, la mostaza, 1 cucharada de agua tibia, el jugo de limón y la pimienta de cayena en una batidora o procesador. Mezclamos hasta que se combinen perfectamente. La trasladamos a un recipiente de cristal y reservamos.

Para preparar los huevos benedictinos:

Vamos a llenar una olla ancha con unos 5 centímetros de agua y el vinagre y la ponemos fuego lento dejando que hierva ligeramente

Mientras tanto, calentamos el aceite en una sartén grande antiadherente. Añadimos el tocino y el chalote y cocinamos, removiendo frecuentemente, hasta que se doren, aproximadamente unos 4 minutos. Después agregamos el kale o espinacas y retiramos del fuego. Mezclamos hasta que la Kale se ablande, unos 2 minutos. Sazonamos con pimienta. Ponemos la mezcla en un recipiente y mantenemos caliente.

En la misma sartén vamos a poner las rebanadas de tomate a que se rosticen un poco, también podemos usar un horno eléctrico y los ponemos a rostizar. Lo que les sea más fácil.

Ahora vamos a tostar los panecillos ingleses en un horno tostador o bajo una parrilla hasta que estén ligeramente dorados, unos 5 minutos. Cuando estén listo colocamos una rodaja de tomate en cada uno, cubrimos cada rodaja de tomate con la mezcla de tocino y el kale o espinaca.

Para hacer los huevos pochados los rompemos y ponemos a baño maría en un recipiente pequeño y este a su vez en una sartén u olla muy amplia con agua hirviendo. Estos estarán listos cuando veamos que la clara esta bien cocida. También se pueden hacer directamente en el agua tibia, los vamos rompiendo y dejando ahí, uno a uno, luego subimos el fuego a medio alto y lo mismo, cuando esté la clara cocida los retiramos con una espumadera.

Cuando están listos los huevos los colocamos en cada panecillo inglés. Rocíamos con la salsa holandesa. Y listo! A disfrutar un delicioso y nutritivo desayuno!

¿QUÉ TAL ESTÁ ESTA RECETA?
5/5

COMPARTE LA RECETA EN TUS REDES

Facebook
WhatsApp
Email
Pinterest
Twitter
LinkedIn

No te pierdas de esto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Recetario de la Abuela