Home RecetasCocina Mexicana Huevos Ahogados. La receta de un clásico desayuno mexicano

Huevos Ahogados. La receta de un clásico desayuno mexicano

por Elsie Mendez Enriquez

Los Huevos Ahogados es uno de los platillos favoritos en los menús de desayunos mexicanos. Acompañados de frijoles de la olla y tortillas recién hechas son irresistiblemente ricos. Esta es la versión de mi familia. 

Los Huevos Ahogados con rajas son todavía más buenos.

Nunca he investigado dónde o cuándo se inventaron los Huevos Ahogados, tampoco creo que sea algo tan importante porque es un plato tan popular que resultaría difícil verificar que la historia sea del todo cierta. Lo que si es un hecho es que cada quien tiene sus versiones de salsas y hay quienes les agregan nopales. En mi caso el secreto esta en las rajas de chiles cuaresmeños bien sazonadas.

Huevos Ahogados

Otro secreto de los huevos ahogados está en que la salsa este bien sazonada antes de agregar los huevos y que estos deben hacerse en una cazuela o sartén amplia y uno por uno, para que se cuezan bien y al momento de agregarlos el fuego esta muy, pero muy bajito.

Para preparar los Huevos Ahogados vamos a necesitar

  • 2 jitomates guajes o un jitomate bola muy grande y bien maduros.
  • 1/2 cebolla cortada en finas rebanadas
  • 1 ajo
  • 1 o dos chiles cuaresmeños cortados en rajas finas. Pueden usar también chiles poblanos, serranos, o de árbol. Pero que sean verdes. Sin semillas.
  • Dos cucharadas de puré de tomate
  • 6 huevos
  • Aceite
  • Sal de mar
  • Agua

Lo primero que haremos será colocar un sartén u olla (a mi me encanta hacerlos en barro) a fuego medio alto y añadimos 3 cucharadas de aceite de cártamo o canola o de maíz y dejamos que se caliente bien. Cuando esté listo añadimos las cebollas fileteadas y las rajas de chiles. Bajamos el fuego a medio bajo para que no se quemen y se sofrían bien con el aceite hasta que cambien de color a transparentes y las rajas estén suaves. Movemos constantemente.

Mientras se terminan de sofreír nuestra cebolla y chiles. Añadimos en la licuadora el jitomate, las cucharadas de puré de tomate y los ajos y media taza de agua y molemos muy bien, que quede muy tersa nuestra salsa.

Con las cebollas transparentes y las rajas suaves agregamos nuestro jitomate colado. Subimos el fuego a medio alto y movemos constantemente para que se sazone muy bien el jitomate, unos 4 minutos. Bajamos el fuego a medio bajo y agregamos una taza más de agua y sazonamos con sal al gusto. Recuerden que la sal de mar es buena y potencializa los sabores.

Cuando la salsa ya este bien integrada, ahora si, vamos a ir vertiendo los huevos uno a uno. Lo primero es romperlos en un recipiente pequeño y luego los vertimos en la caserola. Recuerden que el fuego debe esta bajito para que al hervir no nos roma los huevos y se mantengan firmes. Los vamos a ir añadiendo uno a uno y alrededor de la sartén y por último al centro, dejando pasar uno o dos minutos entre cada uno para que no se mezclen las claras.

El siguiente paso es tapar la sartén u olla y dejar que se terminen de cocinar los huevos. No revuelvan ni mezclen, dejen que se cuezan solitos. Hay quienes les gustan con la yema más cruda, en mi casa nos gustan más cocidos, como huevos duros. Dependerá del gusto de cada quien.

Para servir los huevos ahogados, es mejor hacerlo en un plato hondo y acompañar de frijoles de la olla con tortillas calientitas. 

No olviden darle me gusta a nuestro Facebook y suscribirse.

¿QUÉ TAL ESTÁ ESTA RECETA?
5/5

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COMPARTE LA RECETA EN TUS REDES

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
No any image found. Please check it again or try with another instagram account.

No te pierdas de esto

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.