Inicio Menú Principal Hotel Oasis, el protector de la Bahía de Loreto

Hotel Oasis, el protector de la Bahía de Loreto

Poseedor de la mejor gastronomía loretana y de los más espectaculares amaneceres.

por Elsie Mendez Enriquez

Por Elsie Méndez Fotos Elsie Méndez y Francisco Tesisteco

El Hotel Oasis fue un sueño de una Loretana, Gloria Davids de Benziger, y el segundo hotel fundado en 1962, en el hoy pueblo mágico de Loreto que fuera la primera capital de las Californias, donde se fundó la primera misión de los jesuitas y el lugar que sigue manteniendo el encanto que tanto se espera de una provincia al lado del mar. Pero sobre todo, el Hotel Oasis es protector y guardián del Parque Nacional de la Bahía de Loreto.

Hotel Oasis, Loreto, Baja California Sur

La familia fundadora proviene de ingleses aventureros que llegaron a estas tierras en busca de perlas y se quedaron. Y como no, si la espectacularidad de Loreto es abrazadora y uno no quiere irse nunca de ahí.

Así fue como de ellos nace Gloria y junto con su esposo crean este encantador lugar donde uno no solo disfrutar de asombrosos amaneceres, también de una playa que pareciera infinita y que es parte fundamental de la Bahía ya que a ella llegan aves endémicas y migratorias, además de ser una zona altamente protegida por los mismos loretanos.

Hotel Oasis, haciendo honor al nombre

Hotel Oasis, Loreto, Baja California Sur

Bien dice Ana Gloria, una amiga, que Loreto lo tiene todo y resulta un verdadero paraíso para quienes lo visitan, razón por la cual regresan tantas veces como les es posible y algunos terminan hasta quedándose a vivir ahí el resto de su vida.

Los vivos colores de Hotel Oasis te ponen de buenas desde el arribo, y mientras recorremos el camino para llegar a nuestra habitación nos damos cuenta que el nombre no le puede ir mejor, porque efectivamente parece un oasis en medio de la enorme playa que lo rodea y el infinito már de frente, y al horizonte la imponente Sierra de la Giganta y a lo lejos la Isla Coronado.

No esperen un edificio de concreto de muchos pisos rompiendo con el paisaje, todo lo contrario, el hotel Oasis armoniza perfecto con el entorno y por ello es de solo dos pisos, con techos de paja y largos pasillos con bancas para sentarse y dejar que las horas pasen sin prisa.

No confundan su aspecto rústico con incomodidad porque el hotel si algo tiene es hacernos sentir como en casa y hasta mejor. Hablemos primero de las amplias y muy cómodas habitaciones que ya uno no las encuentra de ese tamaño tan fácilmente a menos que te otorguen una suite o pidas categorías superiores. El diseño vintage de estas nos recuerdan la casa de los abuelos con grandes muebles, un vestidor amplio y cómodo, lo mismo que el baño.

Cuentan con aire acondicionado, cafetera, agua, TV por cable y un internet que muchos en ciudades como la ciudad de México ya quisieran porque es de altísima velocidad. En los baños cuentan con dispensadores lo que se aplaude porque no contaminan con amenidades desechables.

A veces resultaba difícil querer salir de ahí temprano por lo cómoda de sus camas, o por lo bien que era sentarse a trabajar desde la mesa que funciona perfecto para el room service o como una mesa donde la horas pasaban mientras escribíamos un texto.

Grandes terrazas van a lo largo del hotel, y una enorme terraza en la cual se encuentran unas muy cómodas salas para los huéspedes que gustan de ver el amanecer o disfrutar del caer de la tarde con las chimeneas prendidas mientras se goza de uno de los paisajes más bellos y que parecen no tener fin.

Ahí mismo, un enorme y frondoso árbol protege las mesas dispuestas para el desayuno, comida y cena. Por la noche es uno de los espacios más bonitos y románticos por las luces y lámparas que cuelgan desde el árbol. Debo confesar que una de las razones por las que deseo intensamente volver es por poder tener una cena con mi marido en ese preciso lugar.

Y entonces, mientras uno esta ahí viendo a la playa, comprende que el lujo no esta en muchas de las cosas materiales a las que les hemos dado un valor inapropiado cuando lo más hermoso de la vida es gratis, es libre y nos pertenece a todos los seres vivos que visitamos o habitamos en rincones como este.

Auténtica cocina loretana y sudcaliforniana

Puedo decir, sin temor a equivocarme – visite mucho restaurantes en el destino – que el Hotel Oasis tiene la. más auténtica y tradicional cocina loretana y sudcaliforniana. Y fue ahí donde pude probar de nueva cuenta las famosas almejas tatemadas.

Este tipo de almejas chocolatas solo se cultiva en el Mar de Cortés y la costa del Pacífico de la Península de Baja California, por lo que es un manjar que solo aquí se disfruta como lo solían cocinar los antiguos pobladores. Siendo una rara exquisitez que solo aquí lo podrán degustar. Un verdadero tesoro culinario.

Para prepararlas, se crea una cama de gruesa arena – más piedras que fina – y se entierran de forma ordenada en hileras para que puedan encontrarse fácilmente. Luego se les cubre con una fina capa de más arena pedregosa y finalmente se cubre con varas de árboles que solo se dan en esta región. Lo aclaro porque mucha gente pensará que da igual que madera se le pone, pero no, parte del sabor secreto que tienen las almejas en Loreto es justo esa madera tan especial. Finalmente se le prende fuego y cuando este se apaga se deja solo unos minutos y se retira todo para sacar las almejas y ahora si a disfrutar!

Para servirse deben ir acompañadas de una piedra con la cual se abren dando un ligero golpe en la parte baja y solitas abren cual flor y bueno, lo demás ya se lo pueden imaginar lo sabroso que resulta.

Además de las autenticas almejas tatemadas de Loreto o loretanas, en Hotel Oasis podemos disfrutar de exclesos platillos de origen local como el cabrito al carbón, otro manjar que no deben perderse y por el cual también vale la pena viajar a Loreto y hospedarse en este lugar. 

Y las almejas y ostiones no solo se comen tatemados, también de otras formas para lo cual el hotel cuenta con un muy amplio menú del que podrán escoger cual se les antoja más. Yo les sugiero que unos días coman unas y otros otras, y luego repitan.

El menú Loretano solo se sirve los Sábados de 17 a 22 hrs, así que asegúrense de estar ahí ese día para disfrutar de un banquete que no olvidarán jamás. Y el menú de Rancho con el cabrito, el cerdo y otras maravillas los domingos.

Para el desayuno, media mañana o tarde siempre hay cafe de talega, que se prepara como a la antigüita. El café se pone en un filtro de franela y se le va agregando el agua poco a poco y cae sobre otra jarra donde se mantiene caliente y se va filtrando más.

Y claro, no podía faltar la machaca, ricos huevos, y un pan dulce y galletas que quisiera tener en este momento mientras escribo mi reseña.

En el Hotel Oasis tus mascotas son más que bienvenidas.

Si hay un lugar donde podrás viajar tranquilamente con tus mascotas es Loreto, y el Hotel Oasis el mejor lugar para hospedarte con ellas. De entrada porque ellos mismos tienen unos hermosos Collies que seguramente se harán amigos de la tuya. Segunda porque tienen la playa más grande y hermosa de todo Loreto para pasear con tus amigos peludos y donde seguramente se sentirán felices y libres de correr y brincar sin el temor de que algo les pase. Tu y tu mascota serán muy felices en el hotel.

Existen lugares que uno por más que lo piensa son difíciles de reseñar porque son tan bellos que las palabras no alcanzan a describir su grandeza.

No solo es un lugar increíblemente maravilloso del cual no querrán irse nunca, es también un espacio donde la gente te atiende con una gran sonrisa, donde te consienten como nadie y lo que ya les comentaba, una magia que cuando estén ahí entenderán a que me refiero.

Para reservar en el hotel Oasis pueden dar click aquí para encontrar las mejores tarifas.

Te gustará también

  • 1
  • 2

No te pierdas de esto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Recetario de la Abuela