Home ViajesDestinos Turisticos Fort Worth en 48 horas. Lo imperdible

Fort Worth en 48 horas. Lo imperdible

por Elsie Mendez Enriquez

Fort Worth es un destino con una gran cantidad de actividades y sitios para divertirse en grande. Entretenimiento, cultura, gastronomía y áreas al aire libre que te sorprenderán. Aquí nuestro itinerario para que no te pierdas de nada en Fort Worth en 48 horas.

Forth Worth en 48 horas 1

Una de las cualidades de Fort Worth, comparado con otras ciudades en Texas, es su clima, con mucho una humedad menor y también lo agradable y fácil que es recorrerla, los atractivos están a tiro de piedra y las distancias mucho más cortas, lo que la hace más accesible de recorrer. Las actividades y sitios que hemos incluido en esta guía podrás disfrutarlos en solitario, con familiares, amigos y niños. En ella encontrarás los sitios más emblemáticos pero también otros puntos que traemos para ti como novedades de reciente apertura.

Fort Worth en 48 horas Día 1. Parques, compras y sabrosa comida

Fort Worth en 48 horas. Press Cafe

Arranquemos el día con un buen desayuno en alguno de los bellos restaurantes ubicados a lo largo del Trinity Park. Press Cafe tiene una terraza grande, bajo la sombra de frondosos árboles y sus desayunos son de los favoritos de los locales. Su menú incluye platos tradicionales para el desayuno, pero también golosos platillos como su famosa hamburguesa que los hizo merecedores de estar en la lista de los mejores lugares para comer hamburguesas de la revista Texas Monthly. Sus bebidas variadas es otra de sus cualidades, calientes o frías.

Justo frente al restaurante, encontrarán una estación de Fort Worth Bike Sharing, con bicicletas eléctricas para poder moverse fácil y cómodamente por toda la ciudad. El costo es de $8usd por día y son ideales para moverse por una ciudad que es del todo amigable para usarlas. Especialmente si te mueves de un punto a otro de las atracciones.

Para bajar el desayuno, toca el turno de visitar el Zoológico de Fort Worth (Fort Worth Zoo) uno de los más importantes de todo USA el cual esta haciendo una renovación asombrosa de todas sus áreas. Lo importante de ese lugar es que con nuestras entradas apoyamos a más de 300 organizaciones y reservas a nivel mundial, además de ayudar a la preservación de miles de especies en peligro de extinción.

En este lugar los animales viven al aire libre y sin jaulas y en un terreno de cientos de hectáreas para que tengan libertad de movimiento. Existe un área para que puedan conocer las especies endémicas o que habitan en Texas (es difícil conocerlas de otra manera), también tienen un centro de investigacion especializado en reptiles, insectos e invertebrados donde hacen un trabajo de conservación sorprendente. No se pierdan de la nueva área de Elephant Spring donde podrán admirar a estos enormes animales de origen Asiático (no son iguales a los africanos) y de los hábitat donde viven. Y por favor, no deben de pasar a darle de comer a Billy la jirafa, verán como les regresa el niño que llevan dentro.

Sigamos disfrutando de los espacios al aire libre con los que cuenta Fort Worth y diríjanse al Jardín Botánico (Botanic Garden) mientras paseamos por las veredas del Trinity Park. Pueden usar las bicicletas, caminar o pedir un coche. Yo sugiero que hagan los dos primeros, el parque en verdad es precioso y vale la pena recorrerlo.

En este lugar podrán admirar enormes y bellos jardines decorados con plantas de todo el mundo. Para los pequeños (y los que no) existe una exposición de esculturas construidas con piezas de LEGO, aquí lo divertido es encontrarlas todas y sorprenderte por lo bien que están hechas. Es también famoso por su Jardín japonés y la sección de plantas endémicas de Texas. Pasaras un rato muy agradable y te hará relajarte.

Seguro que después de tanto caminar te ha dado hambre, así que es momento de dirigirnos a West Bend, otro de los lugares al aire libre con boutiques, un Macy´s Market (lo mejor de Macy´s en versión corta), y decenas de lugares para comer delicioso con el rio y el parque de fondo. Las opciones para desayunar, comer o cenar son muchas, pero uno de nuestros favoritos es Ascension Coffee y les diré por qué. El propietario es un amante del buen café así que decidió investigar a fondo para ofrecer una verdadera experiencia y no solo un lugar con doscientas opciones de café sin verdadero fundamento. Inspirada en las cafeterías australianas podrás disfrutar de bebidas a base de café que no te imaginabas, además su menú sigue el concepto de comida sencilla y rica estilo europeo.

Por la tarde, si desean seguir con las compras The Shops at Clearfork es el lugar ideal, un mall al aire libre con tiendas de marca de lujo y super exclusivas. O si lo que prefieren es jugar boliche y luego tener una cena sensacional con algo más que alitas y hamburguesas, selectos vinos y una coctelería muy divertida Pinstripes Bistro Bowling Bocce es la opción, dentro del mismo complejo de Clearfork.

Otra divertida opción es Top Golf, donde las risas están garantizadas. No importa si son expertos o no, en Top Golf nadie los juzgará y verán que bien la van a pasar haciendo un deporte que tal vez no imaginaban podían dominar.

Y para la cena, después de un arduo esfuerzo tratando de hacer hold in one, Food Hall en el distrito de Crokets Row, un lugar donde encontrarán una decena de opciones de todo tipo de comida, una barra de cocteles, vinos y cerveza, así otras más. Es una combinación de Food Court y Mercados Gourmet que se han vuelto tan populares. El ambiente es divertido, jovial y por las noches hay música.

Fort Worth en 48 horas Día 2. Arte, historia y más comida sabrosa

Vamos a comenzar el día con un gran desayuno, nada de hacerlo en el hotel, salgan temprano y vayan a Magnolia Avenue, donde van a encontrar cafeterías, panaderías y otras sabrosuras para iniciar el día. Ahí se inicia en Great Harvest Bread & Co. o en Avocado Coffe Roasters con un café y uno de sus gloriosos panes. De ahí caminamos hasta nuestro favorito para iniciar el día en Magnolia Ave. Paris Coffe Shop con desayuno muy caseros al estilo americano. Por las tardes/noches esta calle se llena de luces, música en vivo y mucha alegría en los muchos bares y restaurantes que hay a lo largo de ella, todos con amplias terrazas al aire libre perfectas para estas épocas.

Los museos en Fort Worth son poseedores de colecciones únicas que van desde el arte más antiguo hasta las expresiones más modernas. Uno de sus mayores atractivos es la museografía que los hace no solo muy fáciles de recorrer, también resultan divertidos hasta para los que no son muy amantes del arte. El Fort Worth Art District es el cuadrante donde se unen el Museo de Arte Kimbell (Kimbell Art Museum), el Museo de Arte Moderno de Fort Worth (Modern Art Museum of Fort Worth), estos dos uno frente al otro; Will Rogers Memorial Center y el National Cowgirl Museum and Hall of Fame. A todos se puede acceder fácilmente usando The Dash, el sistema de transporte que te lleva por toda la ruta. Es muy sencillo de usar y es una maravilla porque en cada uno de esos puntos hace parada este transporte moderno, seguro y confiable.

Hora del Té Museo Kimbell Fort Worth 2

Para la comida no se pueden perder la hora del Té en el Museo Kimbell, donde el chef ejecutivo a preparado toda una experiencia que incluye los tradicionales bocadillo dulces y salados y las jarras de tés tradicionales y mezclas de la casa. El patio central es ideal para gozar de esos exquisitos sandwiches, scones, muffins, jaleas, y galletas que con mucho cariño y esmero prepara el chef para nuestro deleite.

El Stockyards National Historic District es una de las atracciones más importantes de Fort Worth, un lugar icónico que no pueden dejar de visitar. Es un viaje al pasado en el cual podemos ver como eran los antiguos establos desde donde salían los famosos Long Horn (ganado de cuernos largos) rumbo al Oeste. Salones (cantinas) con todo el estilo del antiguo Texas, tiendas para vestir como un verdadero vaquero americano y claro, excelentes restaurantes. Pueden llegar para ver como se arreaba el ganado con auténticos vaqueros (no, no están disfrazados, así se visten los vaqueros y vaqueras en la vida real) y luego pasear por sus calles hasta el museo dedicado John Wayne, uno de los actores principales (si no es que el más) del cine western americano – si no han visto sus películas, no saben de lo que se han perdido – y de ahí trasladarnos a SideSaddle Saloon, una cantina donde deben probar sus cocteles clásicos y sus famosas botanas – recuerden que de ahí nos vamos a cenar a otro lugar -. Terminemos la noche en S Main St para hacer un recorrido por diferentes cervecerías y destilerías artesanales que forman parte del Fort Worth Ale Trail como: Hope Fusion Ale; sigan unas cuadras y vayan a Black Eyed Distilling Co. quienes elaboran una vodka sensacional que ha sido merecedora de muchas medallas a nivel internacional y finalmente cenar en Wishbone & Flynt y cerrar en su speakeasy – pregunten la mesero cual es la entrada secreta.

Fort Worth es un destino diverso, con lugares muy divertidos que harán que tu viaje sea inolvidable. Esta guía es solo un ejemplo de las muchas cosas que puedes conocer en este lugar.

Para conocer todo lo que puedes descubrir en la ciudad visita www.visitafortworth.com donde encontrarás todas las recomendaciones y lugares que hay por descubrir en esta ciudad.

No te pierdas de esto

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.