logo
kikkoman
Por la Cámara de Comercio de Guadalajara

El Mariachi: música de cuerdas, canto, trompeta y orgullo de México

Por Elsie Méndez

Nombrado Patrimonio Inmaterial por la UNESCO, el Mariachi es uno de los representantes mas bonitos de la cultura en México. El origen del Mariachi resulta incierto, aunque hay lugares que afirman que ahí nació y es la versión mas consolidada. Lo que si es un hecho es que es un elemento del que nos sentimos muy orgullosos. Te contamos de la historia del Mariachi.

Mariachi, música de cuerdas canto y trompeta, así es el título del nombramiento de la UNESCO a este género que representa a México musicalmente. Ahora bien, el origen del nombre del conjunto de músicos que tocan los instrumentos antes mencionados y que se visten con trajes regionales, no es algo que este realmente muy claro. Una de las historias dice que es la palabra que los indígenas de Techulata  usaban para nombrar al tablado donde llevaban a cabo sus bailes.

Cámara de Comercio de Guadalajara

Hay quienes afirman que su origen es francés de la palabra marriage (matrimonio) ya que fue la forma en la que los franceses llamaron a la música que escuchaban en las bodas y celebraciones en México durante la Guerra de los Pasteles (1838-1839). Muchos historiadores no aceptan esta versión porque bien dicen que tuvo que tener un nombre antes de la ocupación de los franceses en nuestro país.

También hay la versión que afirma es una palabra mestiza que nace en Cocula, del castellano Maria y coca-shi, con letras que hacen los habitantes de esta localidad en honor a María y sones (música), con la cual adoraban a la Virgen de la Inmaculada Concepción que fue llevada a esa zona de México por Fray Miguel de Bolonia en 1528. Esta es la que considera muchos la mas cercana a la realidad.

Ahora bien, en lo que si coinciden todos es en el reconocimiento que desde la época prehispánica los habitantes de Cocula (llamado así desde aquellos tiempos) tenían por su gran fascinación por la música que creaban con las caracolas, huéhuetls, las flautas de barro o carrizo, los teponaztli a los que después los cocas añadirían la vihuela creada por ellos mismos, y el guitarrón, este último sustitución del contrabajo y laúd traídos por los españoles a la Nueva España. Con el tiempo, el mariachi fue tomando su propia forma y por ello, a los antiguos instrumentos musicales indígenas se les agregarían las guitarras y los violines.

Durante el virreinato y la incansable tarea de los misioneros por llevar la doctrina cristiana por todo el territorio conquistado, estos usaron a los grupos de Cocula que llamaron Mariachis, para, a través de la música evangelizar a los indígenas con cantos y melodías religiosas. Con el tiempo, los mismos artistas fueron cambiando los instrumentos a los que agregaron el arpa y fueron definiendo su propio estilo, que con los años los llevo fuera de las iglesias y retomaron su posición en las celebraciones y fiestas populares con letras y música mas profana.

La popularidad de los mariachis de Cocula y Tecalitlán fue creciendo y se dice que en el año 1896 el grupo de José García llegó a la ciudad de México. Quien impuso el traje de charro en su grupo musical fue Cirilo Marmolejo, a principios del siglo XX, costumbre que el resto de los grupos imitarían.

Durante la época de Porfirio Díaz se instituyo la formación de un mariachi el cual debía llevar Vihuela, Gitarrón, Violines y Gitarra. Aunque eran considerados propios de la peble y clases bajas, al igual que el tequila, por esa nueva moda en que solo lo francés era digno y elegante en la alta sociedad, existen registros que en dos ocasiones (1905 y 1907) Don Porfirio Díaz celebro con mariachis su cumpleaños y la visita de Elihu Root, quien fuera secretario de estado de Estados Unidos.

La Revolución trajo consigo la creación del corrido que se convirtió en el arma musical del movimiento. Cuando vino la paz y gracias a la industria del cine, el mariachi ocupó nuevamente un lugar protagónico y de identidad mexicana, con las películas rancheras que se filmaron en aquellas épocas.

Durante la década de los años 30, se introdujo la trompeta al mariachi de Marmolejo, que de igual forma copiarían el resto de las agrupaciones. Otro momento importante sucedió cuando el candidato a la Presidencia de México, el General Lázaro Cárdenas, incluyó a las actividades de su campaña electoral al Mariachi Vargas de Tecalitlán que fuera fundado en 1898 por Gaspar Vargas. Esta acción permitió que el mariachi tomara una fuerza aun mayor en la cultura de México, y formara parte de la identidad del país.

El repertorio de los mariachis es muy vasto el cual abarca música de diferentes regiones de México entre los cuales están: jarabes, polkas, minués, valonas, valses, chotis, corridos (que cuentan historias de amor, hazañas o combates), serenatas y canciones típicas de la vida rural. Además, se han adoptado otros géneros como la ranchera, el bolero ranchero y hasta cumbias colombianas.

Las canciones de mariachis es un medio por el cual se transmite aprendizaje de las tradiciones del país gracias a las letras que hablan del amor a nuestras raíces, a la tierra, de nuestra diversidad y nuestros valores, fomentan el respeto al patrimonio natural de las regiones en México y de nuestra historia, tanto en español como en lenguas indígenas del país. Por esto y más fue que la UNESCO otorgó este importante nombramiento.

Hoy en día el amor y respeto continua en agrupaciones como la de los Vargas que van para cinco generaciones. Y es tan apreciado por muchas otras culturas y países que hay grupos en lugares tan remotos como Japón, China y muchos más, donde los miembros del mariachi no son solo mexicanos.

About Sabores de México

Celebrando el gusto por el buen comer, beber y viajar. Siempre en busca de aromas, sabores y colores en todos los rincones del mundo. Amantes de las cosas buenas de la vida.

Check Also

L'Atelier

L’Atelier de Joël Robuchon: La repetición de la grandeza.

Por: Carlos Dragonné ¿Cómo cierra uno una semana que ha sido casi perfecta? ¿Cómo puede …

2 comments

  1. La cultura en los mariachis, que bueno que nos llenen de alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.