Inicio ComidaArtículos y Noticias Dana Rodríguez. Lo bueno es que a esta Loca no la para nadie.

Dana Rodríguez. Lo bueno es que a esta Loca no la para nadie.

¿Quién es Dana Rodríguez, la mexicana nominada al James Beard Award?

por Carlos Dragonné

La vida se debe caminar sin miedo. Eso dicen aquellos que, al parecer, no lo han sentido o apenas han acariciado los primeros segundos del mismo y han sido rescatados por las circunstancias. H. P. Lovecraft dijo que “La más antigua y poderosa emoción de la humanidad es el miedo, y la clase más antigua y poderosa de miedo es el temor a lo desconocido“. De ahí se han colgado muchos para crear nuestras pesadillas. Pero también de ahí se han alimentado otros, más sabios y arrojados, para hacer historia. Porque el miedo a lo desconocido seguirá ahí a menos que se siga caminando. Al final, mientras más conoces, menos miedo puede darte el futuro. Esa es la lección que aprendí cuando crucé las puertas de Work and Class hace varios años y platiqué por primera vez con Dana Rodríguez, una Chef que tuvo más miedo a no moverse y a quien ahora nadie parece capaz de detener.

dana rodriguez

Su familia huyó de Juárez por la violencia de los cárteles y se asentó en Monterrey. Pero eran tiempos distintos y las mujeres en México se casaban jóvenes y se hacían madres de manera inmediata. Y cuando el matrimonio comenzó a desintegrarse, Dana recordó haber visto en unas vacaciones en Denver que había trabajos abiertos en muchos restaurantes. Tomó a sus tres hijas, la mayor de 2 años, la menor de apenas unos meses, se fue a Denver y nunca miró hacia atrás.

“Llegué a Casa Bonita y pedí trabajo. Era lo más natural. Un restaurante de cocina mexicana y yo llevaba haciendo tortillas desde que era una escuincla”, me dice en la mesa de Work and Class, uno de los restaurantes que tiene en Denver y que se ha convertido en su manera de rendir homenaje a la gente que se parte el lomo para llegar a donde está. Porque hoy Dana es un nombre reconocido en la industria culinaria no sólo de Colorado pero de todo Estados Unidos. Pero antes era apenas una lavaplatos.

dana rodriguez

Terminó encontrando trabajo en Panzano, uno de los restaurantes italianos más interesantes de Denver, donde Jennifer Jasinski la vio pasar de la tarja a la línea de cocina, aprendiendo en un idioma que no entendía y, por supuesto, menos hablaba. Jasinski sabía que tenía un diamante en bruto y la tomó bajo su guía. Tres veces tuvo que ofrecerle el puesto de Sous-Chef para que Dana Rodríguez aceptara. “No estaba lista. Todavía me faltaba crecer”, pero cuando decidió tomar las riendas, fue cuando nació la Loca, que es como la conoce la industria culinaria de Denver.

Eventualmente, Jasinski dejó Panzano y con ella la Gerente General Beth Gurich, amiga cercana de Rodríguez y a quien me quedaron ganas de conocer para escuchar las anécdotas de la cocina que durante años vivió tras las puertas de uno de los restaurantes italianos más interesantes de una ciudad que si algo tiene es una diversidad culinaria que ha sido emblemática en Estados Unidos por muchos años. El siguiente paso parecía natural en parte y uno de los más grandes riesgos. Jasinski y Gurich abrieron Rioja en 2004. Y Dana no quería quedarse fuera de la ecuación. Pero ahora no sólo como empleada, sino como copropietaria del lugar.

“He pasado por lugares de cocina mediterránea como Rioja a cocina francesa en Bistrot Vendôme porque siempre hay que nuevas cosas que aprender”. De nuevo, lo desconocido deja de atemorizar cuando deja de ser desconocido. Pero Dana Rodríguez va avanzando en la plática y sus anécdotas revelan mucho más que las simples carcajadas que hace que resuene la mesa en la que estamos. Va mostrando una mujer que lucha no sólo por sus hijas, sino por su derecho a ser quién se le pegue la gana ser, sin preocupación sobre el pasado, sino por lo que se va preparando para el futuro. Pero, además, es una mujer que no olvida de dónde viene ni quiénes le ayudaron a llegar.

Así en 2013 se convirtió en la Chef Ejecutiva y socia de Work and Class, junto a Tony Maciag, su primer aliado en Denver y amigo de los años de Panzano. Dos personas completamente distintas. Una nacida y criada en una granja de Chihuahua, huyendo de la violencia de Juárez y reconstruyendo su vida en Denver, el otro un nativo de Detroit buscando dejar su timidez atrás a través de la industria de la hospitalidad. A más de 25 años de conocerse y con varios restaurantes juntos, uno podría decir que la amistad rindió fruto.

Dana ha sido nominada varias ocasiones para el James Beard Foundation Award en distintas categorías. Este año, de hecho, tras la pausa que causó la pandemia, la ceremonia está de vuelta y, con ella, Dana también. Nominada en la categoría Best Chef: Mountain, puedo imaginarme a Dana completamente desenfadada, revisando los últimos detalles de las mesas y la cocina de Work and Class antes de subirse al avión que la llevará a Chicago para estar en la ceremonia de entrega de premios. Pero, más que eso, la imagino con la cabeza llena de ideas por el nuevo proyecto que tiene entre manos.

Tuve la suerte de ver a Dana hace unas semanas en un evento en México llamado Biennial of the Americas, una iniciativa creada en Denver para conectar líderes en el continente con una visión de comunidad y cambio. Dana nos buscó para recomendarle un lugar en el que pudiera servir la cena de clausura del encuentro y tras decidir que Paxia era la única opción viable para una cena de más de 90 personas en la que Dana pudiera servir su nuevo proyecto de mezcal y tequila “Doña Loca”, nos reunimos en la mesa para reír y prometernos que no dejaríamos pasar tanto tiempo entre encuentro y encuentro. Le pregunté sobre Work and Class, SuperMegaBien y los proyectos nuevos. Como les dije, Dana Rodríguez siempre ha mirado hacia delante, pero soy yo el que no puede evitar sonreír con la ironía del pasado que está por suceder.

Chequen nuestra tienda

Además de productos artesanales y auténticos, pueden hacerse de nuestro libro: El Recetario de la Abuela.
TIENDA

Cuando Dana llegó a Denver hace más de 25 años, recordarán que pidió trabajo en Casa Bonita, uno de los espacios emblemáticos de la ciudad y que ha sido famoso no por su comida, aunque sí por su ambiente y es un favorito de la gente. Pero su primer trabajo fue en Panzano. ¿Por qué? “Pues me negaron el trabajo en Casa Bonita. Me dijeron que no estaba calificada para trabajar en un restaurante mexicano”, recuerda y suelta una carcajada.

Casa Bonita cerró en marzo de 2020 por la pandemia. Y con todo lo famoso que pueda ser el espacio, fue de los lugares que no sobrevivió los embates de una economía cerrada por meses y a las regulaciones de Colorado. El sitio web desapareció en septiembre y en abril de 2021 Casa Bonita se declaró oficialmente en bancarrota.

A escena Trey Parker y Matt Stone. Sí… esos Trey Parker y Matt Stone. Los que crearon The Book of Mormon o, si buscan algo más fácil de ubicar, South Park. De hecho, Casa Bonita ha aparecido en varios episodios de la serie animada e, incluso, en el videojuego de última generación. Stone y Parker han declarado que siempre le han tenido cariño a Casa Bonita por los recuerdos de haber crecido en los suburbios de Denver. En septiembre de 2021, un año después de que el sitio web de Casa Bonita desapareció, este par anunció su decisión de comprar el local con más de 40 años de historia. Tras un par de meses de negociaciones y formalidades legales, el 4 de noviembre la venta fue aprobada por un juez y 13 días después contrataron al primer empleado de Casa Bonita bajo la nueva administración: la Chef Ejecutiva Dana Rodríguez.

dana rodriguez

No puedo evitar pensar en mujeres a las que admiro, que rompieron la barrera de un miedo que paralizaría a otros. Hoy, mientras espero la cena en la que se darán las premiaciones de la James Beard Foundation y en la que estoy seguro veré subir a Dana a recibir el premio, no me quito de la mente una frase de Rosa Parks: “He aprendido a lo largo de los años que cuando uno está decidido, esto disminuye el miedo; saber lo que hay que hacer elimina el miedo”. Vaya que Dana sabía lo que había que hacer. Lo que me intriga es lo que sigue. Porque, citando una frase típica mexicana, esta Loca no para. Y por ello, quienes gozamos la gastronomía y las historias, sólo podemos dar las gracias.

Esta entrada también está disponible en: English

No te pierdas de esto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Recetario de la Abuela