Home RecetasDesayunos Cazuela de huevos con verduras, queso de cabra y eneldo

Cazuela de huevos con verduras, queso de cabra y eneldo

por Elsie Mendez Enriquez

Has de tu desayuno una fiesta con esta Cazuela de huevos verduras y queso

En los últimos años hemos cambiados los desayuno con muchos carbohidratos por los ricos en proteínas y verduras. Las verduras pueden ser las que más te gusten o encuentres en el refrigerador. Los espaguetis de calabaza se mezclan con los huevos hasta el punto de que apenas se sabe que están ahí; sólo añaden un suave dulzor y algo de volumen.

Cómo conservar los huevos

Los huevos deben mantener a una temperatura constante y baja. La mejor manera de conseguirlo es colocar el cartón en el centro del refrigerador. Los huevos también deben permanecer en su envase original para evitar la absorción de olores fuertes.

Es aconsejable seguir la fecha de caducidad para determinar la frescura, y si quieres saber que tan frescos están los huevos puedes dejarlos caer en un cuenco de agua. Los huevos más viejos flotan, mientras que los frescos se hunden. Esto se debe al tamaño de sus celdas de aire, que aumentan gradualmente con el tiempo.

Los huevos cocidos tienen una vida útil en el refrigerador de no más de cuatro días, mientras que los huevos duros, pelados o sin pelar, se pueden consumir hasta una semana después de su preparación.

Huevos duros como hacerlos

Para hacer la cazuela de huevos con calabaza esto es lo que vamos a necesitar

casserole de huevo con verduras
  • Mantequilla sin sal,
  • 1 calabaza mediana partida por la mitad y sin semillas
  • ¼ de taza de aceite de oliva virgen extra, y más para untar
  • Sal de mar y pimienta negra recién molida
  • 6 dientes de ajo, sin pelar
  • 450g de champiñones blancos o una mezcla de champiñones silvestres, cortados en rodajas de ¼ de pulgada de grosor
  • 12 huevos grandes, ligeramente batidos
  • ½ taza de yogur griego
  • ½ taza de eneldo fresco, finamente picado
  • 1 paquete (4 onzas) de queso de cabra fresco, desmenuzada

Vamos a preparar paso a paso

Lo primero que haremos será precalentar el horno a 400°F. Mientras toma la temperatura adecuada el horno vamos a preparar la cazuela de huevos. Tomamos una bandeja para hornear rectangular de unos 30 x 33 cm y forramos con papel pergamino o encerado y la cubrimos con mantequilla.

Después vamos a pincelar los lados cortados de la calabaza con aceite de oliva, sazonamos con sal y pimienta y las colocamos en la bandeja para hornear preparada. Ahora, untamos el ajo con aceite de oliva y lo ponemos junto con la calabaza. Colocamos la bandeja en el horno y asamos durante unos 40 minutos, hasta que la calabaza esté tierna al pincharla con un tenedor. Dejamos que se enfríe un poco y, a continuación, utilizando un tenedor raspamos la calabaza en hilos. Dejamos a parte.

Reducimos la temperatura del horno a 325°F.
Ahora en una sartén grande y profunda, calentamos ¼ de taza de aceite de oliva a fuego medio. Añadimos los champiñones y removemos sazonando ligeramente con sal. Tapamos y cocinamos hasta que las setas empiecen a soltar su líquido, unos 3 minutos. Destapamos y cocinamos hasta que los champiñones estén dorados, unos 5 minutos más. Añadimos los espaguetis de calabaza a la sartén y cocinamos hasta que empiecen a dorarse por zonas y se peguen a la sartén, unos 5 minutos. Dejamos enfriar.

Ahora en un recipiente hondo grande batimos los huevos con el yogur griego y ¼ de cucharadita de sal hasta que estén suaves. Exprimimos el ajo asado y lo agregamos en el bol y lo batimos muy bien también. Incorporamos las verduras, el eneldo y el queso. Integramos todo muy bien.

Preparamos un refractario de cristal para horno rectangular y lo cubrimos con mantequilla por todo el fondo. Añadimos la mezcla de huevos y verduras y metemos al horno. Horneamos de 30 a 40 minutos, hasta que el centro esté bien cuajado.

Dejamos que se enfríe y cortamos en cuadrados. Puede servirse caliente o a temperatura ambiente.

Podemos asar la calabaza y el ajo y cocinar los champiñones hasta con 2 días de antelación. Los refrigeramos en recipientes separados. Luego, podemos refrigerar la cazuela montada, sin hornear, la noche anterior y hornearla por la mañana. La cazuela puede permanecer a temperatura ambiente hasta 4 horas.

TE GUSTARÁ TAMBIÉN

¡SÍGUENOS EN INSTABRAM!

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.