Beneficios del jengibre y por qué debes consumirlo -
HomeComidaBeneficios del jengibre y por qué debes consumirlo

Beneficios del jengibre y por qué debes consumirlo

por Elsie Mendez Enriquez

El Jengibre se le conoce como un superalimento por muchas buenas razones. Si bien puede parecer que esta raíz picante es tendencia por lo nuevos tratamientos holísticos y alternativos, esta planta originaria de Asia sudoriental, se ha utilizado con fines medicinales en países como India y China desde hace siglos.

Desde hace cientos de años en los hogares asiáticos la utilizan para ayudar a tratar cualquier cosa, desde un dolor de cabeza hasta un dolor de garganta o calambres menstruales, mucho antes de que los estudios y las pruebas científicas demostraran los beneficios del jengibre para la salud.

beneficios del jengibre

Beneficios del jengibre para el sistema digestivo

Según un estudio que analiza la eficacia del jengibre y que ha sido publicado en la revista Integrative Medicine Insights, las propiedades contra las náuseas del jengibre provienen de los gingeroles, que son compuestos naturales antiinflamatorios y antioxidantes que se encuentran en el jengibre crudo y que activan los receptores de especias en la lengua.

Si alguna vez te dieron o te recetaron tomar ginger ale o té de jengibre para calmar un malestar estomacal, es por sus bondades para ayudar a los problemas digestivos. Pero para obtener la mayor cantidad de beneficios para la salud del jengibre, se debe consumir crudo.

Además de sus propiedades contra las náuseas, el jengibre también estimula el vaciado gástrico, sacando las cosas del estómago con mayor rapidez y proporcionando así un alivio a los problemas de estómago. El jengibre también está lleno de nutrientes que benefician tanto al cuerpo como al cerebro, y aunque estas propiedades curativas están presentes en muchas de sus formas, por lo que es importante considerar tener a mano unas cuantas raíces de jengibre frescas.

jengibre

Beneficios del jengibre para las vías respiratorias

En 2013, los investigadores estudiaron los efectos antivirales del jengibre fresco y seco sobre un virus respiratorio en las células humanas. El estudio indicó que el jengibre fresco era una herramienta eficaz para proteger el sistema respiratorio, mientras que el jengibre seco no lo era.

El jengibre crudo es un remedio natural de bajo costo y fácil de encontrar que se puede utilizar para ayudar a tratar varios problemas cotidianos como los dolores de garganta y de cabeza. Si no estás seguro de cómo consumir jengibre crudo, aquí te damos algunas ideas.

La primera es picar jengibre crudo y mezclarlo en un saludable batido de frutas. Para disminuir el sabor, usa frutas que tengan mucho sabor dulce como los mangos, manzanas, piña, todos frescos. Por ejemplo un batido de mango con té matcha, cúrcuma y jengibre, es delicioso! El polvo de matcha matiza el fuerte sabor del jengibre.

Otra opción es añadir un trozo de jengibre a una taza de té o agua caliente. Ni siquiera tienes que pelarlo, simplemente coloca un trozo de jengibre en tu taza de té y vierte agua hirviendo sobre él. Añade un poco de miel y un chorro de limón fresco si quieres, y tendrás el remedio perfecto para los resfriados de otoño e invierno.

También puedes rallar un poco de jengibre en tu sopa de pollo o de estilo asiático favorita. Cuando rallas jengibre en vez de dejarlo caer en crudo, el resultado es más suave y mucho más disperso. Es un alimento básico en la cocina india y aporta tanto calor como un sabor ligeramente picante y ligeramente dulce.

jengibre

Si te encanta la panadería o la repostería, puedes añadir trozos de jengibre a los panecillos o a la masa de los pasteles o probar los postres de calabaza con jengibre fresco para dar un toque de otoño o invierno.

Pero si no quieres preparar una receta, puedes comerla cruda tal como está, sólo necesitas una pequeña astilla para masticar. Corta una pulgada de la raíz de jengibre, usa una cuchara para pelar la piel marrón y mordisquearla. También puedes usar un pelador de vegetales para desmenuzar rebanadas súper finas de jengibre y dejarlas en tu lengua antes de masticarlas para una experiencia menos picante.

El jengibre crudo, puede durar en la nevera de tres a cuatro semanas e incluso más tiempo en el congelador. Simplemente coloca la raíz en el cajón de las verduras o en una bolsa de productos ecológicos para mantenerlo fresco, y esté listo para cuando quieras usarlo, puedes usar un rallador o un aparato para rallar un trozo de jengibre congelado sin necesidad de descongelarlo.

TE GUSTARÁ TAMBIÉN

No te pierdas de esto

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.