logo
kikkoman
Las Vegas

24 horas de placer… y pecado en Las Vegas

Por Elsie Méndez @sabormexico

No se cuanta gente, como yo, haya tenido que viajar por tan solo un día a Las Vegas, y seguramente estarán pensado, ¿Y que tanto placer y diversión se pueden tener en 24 horas en Las Vegas? Permítanme decirles que mucho, y si yo, en tan solo 24 horas pude disfrutar y vivir placeres culinarios y de entretenimiento, imaginen lo que se puede vivir en 3 o 4 días en esta ciudad.

ostras carpetbagger del Chef Todd English
ostras carpetbagger del Chef Todd English

El motivo fue ir a entrevistar y conocer de cerca de una de las luminarias del mundo gastronómico  estadounidense, el reconocido Chef Todd English, quien ocupa el 7º lugar en la lista de Forbes de los Chefs con mayores ganancias en la industria, propietario de 11 marcas de restaurantes, entre ellas Olives ubicado en Boston, Nueva York, Las Vegas y próximamente en México. Este carismático, muy bien parecido e inteligente Chef, nos concedió un día entero en su ocupada agenda para tomarse cientos de fotos, platicar con cada uno de los 7 amigos que asistimos al viaje, y darnos de comer personalmente sus creaciones que tan famoso lo han vuelto.

Ese fue nuestro momento cumbre y de mayor placer durante las 24 horas que duro el viaje, pero antes y después pude disfrutar de Las Vegas y cada una de las áreas de entretenimiento que año con año la confirman como uno de los lugares con mayor diversión para todas las edades, gustos, y caprichos que cualquier persona del mundo pueda desear.

En un vuelo directo desde la Ciudad de México tomamos rumbo a la ciudad conocida como “del pecado”, la verdad es que en los 4 viajes que he hecho a Las Vegas no he vivido algo que no pueda compartir abiertamente con quien sea. Tal vez mi pecado más grande ha sido, el comer de forma en extremo placentera, y dejarme llevar por el sentimiento de gozo absoluto al beber vinos, champañas y extasiarme a cada bocado de caviar, y sin el menor remordimiento. Lo acepto, si, debo confesar, he pecado.

Los hoteles es otro de los grandes atractivos en Las Vegas, sigo sin entender como desde fuera uno no puede ni siquiera imaginar el tamaño de estas grandes construcciones, porque aunque si son muy vistosas desde la calle, ya dentro son como una pequeña ciudad dentro de otra, recorrer de un extremo a otro los hoteles, nos puede llevar varias horas, y si a ello sumamos el detenernos a comer, jugar, comprar y seguir recorriendo, sin problema podríamos tardarnos un día completo si lo hacemos a fondo.

Vista desde habitaciones del hotel Bellagio
Vista desde habitaciones del hotel Bellagio

¿Quien no conoce el Bellagio?, en películas, en fotografías, es uno de los íconos de esta ciudad, lleno de glamour y estilo único, es el hotel en el que soñé hospedarme en algún momento y me toco la suerte en este viaje. Con recuerdos anteriores de sus famosas fuentes subir y bajar al compas de la música, hoy tengo la visión en mi memoria de esas fuentes desde la ventana de mi habitación, la música la puse yo en mi mente y el subir y bajar del agua la siguió de forma perfecta. No se si la que yo pensaba era la misma que había fuera, pero ese momento fue sublime.

Además de las fuentes, mi vista era al hotel Paris, y la replica de la Torre Eiffeil, en verdad no hay forma que pueda describirles con exactitud lo que es ver eso de frente, con el subir y bajar de las fuentes tanto de día como de noche. De nuevo el éxtasis. ¿Qué pecado cometí por olvidarme de todo y de todos en esos minutos que dejo de importarme el resto del mundo? No se cual aplicaría, pero si eso es pecaminoso, confieso peque de nuevo desde mi habitación del Bellagio.

Un refrigerio y unos cocteles mientras esperábamos la hora de reunirnos con Todd, Royalty es el nombre de la bebida por la que me decidí y mientras apostaba desde la mesa del black Jack, parecía que el tiempo fuera lento, que el paso de los minutos y los segundos fuera diferente al resto del globo terráqueo y yo pudiera vivir al máximo cada momento que pasaba en Las Vegas.

Era hora de reunirnos todos en Olives y mientras esperábamos, la atención de todos en el restaurante estaba centralizada en hacernos sentir complacidos, nunca he visto, ni he vivido un momento con un chef comparable con Todd, tan generoso y tan cálido. Cocteles, vinos, comida, y aun más consentidos por todo el personal. 4 horas de placer gastronómico.

Los espectáculos, son ahora tan importantes como lo son los casinos, una de mis actividades favoritas en Las Vegas, porque mi tope son 100 dólares y cuando estos se acaban, ya comí y ya bebí podría encontrar aburrido el no hacer nada por la noche mientras llega la hora de ir a uno de sus night clubs tan exclusivos.

Mi favorito, Cirque du Soleil, y de ellos, “O” que se presenta en el hotel Bellagio. Imagino, porque no lo se de cierto, que fue apropósito que en este hotel de las bellas y famosas fuentes, el espectáculo que mejor podía presentarse de Cirque du Soleil, debía estar relacionado con agua. Y para verlo, hay que viajar a Las Vegas, ya que la producción y el equipo que se necesita para el montaje de este show es imposible que se pueda llevar de un punto a otro. Solo por “O” vale la pena viajar a Las Vegas por 24 horas. El resto del mundo desaparece para llevarnos al mundo de un circo que se ha destacado por lo grandioso que es cada uno de sus shows.

IMG_8622

Caviar y champaña para cerrar esa noche y desayunar el siguiente día. Confieso he pecado de gula, porque en menos de 8 horas comí y bebí de estos manjares dos veces.  No pude haber tenido mejores acompañantes, Deby Beard y Rene Renteria, fuimos cómplices de placer y gozo absoluto en el Petrossian Bar. Ojos, nariz, boca, tacto y oídos pecando a un mismo tiempo, sin arrepentimiento. Que saben ellos de lo que se debe o no se debe, de lo permitido o no, la conciencia no estaba ahí presente más que para decirnos, ¡salud y buen provecho!

24 horas  que solo me dejaron motivada para hacer bien las cuentas y regresar en breve a Las Vegas, y seguir viviendo sin culpa, la búsqueda del placer y el límite de mis pecados.

Review Overview

User Rating: Be the first one !

About Elsie Mendez Enriquez

Yo me llamaría una “comedora profesional”, hedonista y seguidora fiel de Los Sabores de México no solo en nuestro país, también en otros rincones del mundo donde nuestra cocina tiene un espacio. Viajera y trotamundos siempre en busca de sabores, aromas y colores de otras culturas y países, como representante del educado paladar de los mexicanos, y compartirlo en el sitio web y redes sociales, con el afán de conocer mas del mundo de la gastronomía.

Check Also

Ensalada al Grill

Receta. Ensalada al Grill. Sí, se puede. Obvio lleva tocino.

Estoy seguro que anduvieron checando las recetas para carne y hamburguesas que publicamos en las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.