logo
La Europea
viajes, turismo

Viajar nos puede convertir en personas grandiosas

Por Elsie Méndez @sabormexico

Sin duda los viajes han cambiado mi vida de muchas maneras. Yo recuerdo andar viajando desde pequeña (y dice mi mama que soy una pata de perro desde apenas unos meses de nacida) con mi mama y mis abuelos maternos recorriendo todo México metida en el hoyo que tenían los VW de aquella época desde donde iba disfrutando todo lo que veía en nuestro camino, sin duda la culpa de que sea una viajera empedernida es mi familia. Pero yo soñaba con ir más lejos, mucho más lejos y recuerdo también que desde aquellos años de niña y adolescente me encantaba aquello de comer bien y un tío abuelo (también materno) siempre decía que prefería mandarme de viaje a Europa antes de invitarme a comer, y pues yo me aprovechaba. Con el tiempo, la vida y por motivos de trabajo viajar se convirtió en una constante en mi, por eso la razón de crear una empresa que promoviera el viajar y disfrutar de la gastronomía en México. Las cosas a veces no resultan como una las planea y así nació este blog, una historia que después les contaré.

El porque de esta nota es inspirada en un artículo que encontré en el huffingtonpost en la sección del blog de Matt Kepnes donde comenta como su personalidad cambio radicalmente debido a los viajes. El menciona que mirando hacia atrás y haciendo un análisis de como era antes y como es ahora después de tanto viajar se considera una mejor persona y mucho más completa, una persona mucho más divertida de lo que era a los 25 años cuando por primera vez comenzó a explorar el mundo.

Y estoy de acuerdo con él, la vida nos cambia completamente al viajar de forma constante y nos hace apreciar muchas cosas que de otra forma no lo haríamos. Viajar nos hace aprender tanto gracias a las personas, lugares y culturas que nos enriquecen y nos permite tener una visión de la vida mucho más abierta y creo, que sin duda nos hace ser mucho más respetuosos y comprensivos con todo lo que nos rodea.

Y me permito compartir con ustedes algunos puntos que el menciona del porque viajar nos puede hacer personas grandiosas y mucho más divertidas. Espero esto los motive para viajar tanto como les sea posible y poner en el calendario tantos recorridos como les sea posible.

viajes, turismo
viajes, turismo

Viajar nos hace mucho más sociables – Al viajar solos o incluso acompañados nos abre los ojos a la necesidad de interactuar con personas que, en nuestras zonas de confort o ciudad propia no lo haríamos. Viajando se aprende a hacer amigos y hablar con gente desconocida y nos hace perder el miedo ha entablar conversaciones con gente nueva. Yo recuerdo que en mis primeros viajes sola, aunque soy muy sociable, me costaba mucho el sentarme sola en la barra de un restaurante o bar y conversar con el de a lado. Hoy ya me es natural y gracias a los viajes tengo amigos de muchísimos países con los que mantengo una relación y seguimos compartiendo nuestros recuerdos de viaje.  

Viajar nos permite tener una mejor conversación – Viajar no solo nos ayuda a ser más sociables, también nos hace tener mejores conversaciones. Y dejamos de hablar siempre de lo mismo no solo con quienes nos rodean de forma cotidiana, al viajar uno aprende a no hacer las mismas preguntas a la gente nueva que conocemos con preguntas más interesantes que nos dirán mas sobre la cultura y las costumbres de ellos. Al viajar uno enriquece hasta el vocabulario. 

Viajar nos hace tener una mejor autoestima – Y como no tenerla si en los viajes siempre terminamos haciendo cosas que en nuestra vida cotidiana no hubiéramos tenido oportunidad de hacer. Desde escalar una montaña, atrevernos a darnos un chapuzón en un lago o laguna, o comer ese bicho o platillo exótico. Con los viajes nos demostramos a nosotros mismos que somos capaces de hacer muchas cosas y lograr aquello que nos proponemos, incluyendo ese viaje que pensamos nunca haríamos. 

Viajar nos hacer ser mas adaptables- Al viajar tanto uno termina por vivir cosas como perdidas de vuelos, autobuses lentos, retrasos, mala comida, en fin la lista es larga. Después de tanto viajar uno termina por aprender que enojarse o frustarse no nos lleva a nada y que por más berrinche que hagamos no hay forma de cambiar las cosas que no están bajo nuestro control. Así que termina por tomar las cosas con calma, relajarse lo más posible y seguir con nuestros planes de forma tranquila. Y eso nos va convirtiendo en personas grandiosas que no se preocupan por pequeñeces. 

Nos hace ser más aventureros – Cuando dejamos llevar por la confianza que adquirimos en nuestras zonas de confort, dejamos de atrevernos a hacer muchas cosas que resultan ser divertidas y sobre todo nos hacer ser personas mucho más grandiosas. Yo por ejemplo nadar en rios o en lagunas no estaba en mis actividades favoritas, algo paso cuando crecí que deje de hacer lo que tanto me gustaba de niña, ahora me meto en todos lados sin temor .

Somos más relajados – Todos esos errores que cometimos o cometemos en los viajes nos dejan enseñanzas que nos hace ser personas mas tolerantes y relajadas. Porque en cada viaje aprendemos que todo al final se resuelve y que ser más relajados nos permite disfrutar mucho más cada minuto de nuestra vida. 

Viajar nos hace ser más sexys – El estrés causa el envejecimiento. Esos días sin preocupaciones, relajarse en el camino nos convierten en personas mas relajadas, radiantes, y la edad camina más lento. Nos vemos más jóvenes y sexys.

Viajar nos hace ser más inteligentes- A menos que seamos de esos que se sientan en un resort a ahogar nuestro cerebro en bebidas y sin hacer nada en todos los días de vacaciones, los viajes nos enseñan más del mundo. Aprendemos a acercarnos a la gente, la historia, la cultura de los sitios que visitamos. Aprendemos más de como funciona y se comporta la gente y el mundo que nos rodea. Y créanme aunque leamos y leamos libros, hay cosas que hay que vivirlas para creerlas y aprenderlas.

Viajar nos hace ser menos materialistas – En el camino, se aprende lo poco que realmente necesitamos. Nos damos cuenta que toda las cosas que antes queríamos y deseábamos a toda costa de cuanto centro comercial visitábamos es bastante inútil para tener una vida feliz.  De vuelta a casa, nos damos cuenta que la vida es mucho más sencilla, simplemente porque durante los viajes nos damos cuenta de lo que realmente necesitamos para vivir y lo que no.

Viajar nos hace ser personas más felices – Viajar nos enseña a como ser feliz. Nos convertimos en personas más relajadas, confiadas y vemos el mundo mucho más agradable. ¿Y como no serlo si tuvimos oportunidad de ver paisajes, amaneceres, atardeceres y comimos y bebimos cosas extraordinarias? 

Sin duda viajar nos hace ser personas extraordinarias y grandiosas por muchas razones. Y espero que esta nota los motive a abrir la agenda y comenzar a planear su próximo viaje

Usted puede sentarse en su casa, deseando estar en algún lugar exótico, divertirse, y hacer algo fresco.

About Elsie Mendez Enriquez

Yo me llamaría una “comedora profesional”, hedonista y seguidora fiel de Los Sabores de México no solo en nuestro país, también en otros rincones del mundo donde nuestra cocina tiene un espacio. Viajera y trotamundos siempre en busca de sabores, aromas y colores de otras culturas y países, como representante del educado paladar de los mexicanos, y compartirlo en el sitio web y redes sociales, con el afán de conocer mas del mundo de la gastronomía.

Check Also

ropa vieja

Receta. Vámonos a Cuba con Ropa Vieja

Este platillo no nos es tan ajeno. En México tenemos algo parecido y, además, lo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*