logo
Williams Sonoma Enero

Una carioca se va a la final de Bocuse d´Or del 2017

Por Historias de Comal @historiasdecomal

Brasil tiene el pase para la final Bocuse d´Or el próximo año. La eliminatoria se vivió en un día muy conmocionado en la capital mexicana por la esperada visita del papa para los feligreses, el tráfico, el cierre de calles y el difícil acceso al World Trade Center para quien iba a Sirha.  El 11 de febrero día de la final latina, era un día especial por ser el cumpleaños número 90 de Paul Bocuse, un pilar de la gastronomía francesa que ha sido para muchos una inspiración para el oficio de cocinar. Había mucho que festejar.

Para esta bienal, Giovanna Grossi tuvo la capacidad de conjugar en dos platos (de res y tilapia), productos amazónicos: cerezas negras, okra, mandioca, la chiricoria, harina de uarini y flores comestibles que pudieran llamar la atención del jurado conformado por Martha Ortiz, Enrique Olvera y Gastón Acurio. Estar ahí viendo como los cocineros daban lo mejor de sí fue muy emocionante, sabemos que para llegar a esta competencia se preparan por lo menos un año antes. Es como la olimpiada gastronómica en donde tienen que mejorar durante la práctica los tiempos de preparación, sabor, y técnicas, las cuales deben ser congruentes con lo presentado.

Bocuse d´Or
Bocuse d´Or

Tener presencia en estos concursos abre a las nuevas generaciones la oportunidad de ser vistos, y si se tiene una propuesta mucho mejor. Los certámenes por sí solos son positivos en el sentido de que se aprende de los errores, se gane o pierda, se conocen otras visiones del oficio desde la perspectiva de los contrincantes y se exigen mucho para salir avante en los retos en donde hay un tiempo limite y la necesidad de resolver cualquier problema lo más rápido posible; si no se tiene ingenio y carácter en la cocina, entonces el cocinero no sobrevivirá en la profesión.

Un poco de la historia del Bocuse d´Or

Desde 1987, se realiza el Bocuse d´Or cada dos años en Lyon Francia, dentro del mismo foro que fue testigo de esta eliminatoria latina, un espacio que presume de ser distinto a los demás foros de proveedores dentro de la industria alimenticia, al parecer los especialistas de todo el mundo viajan a este espacio para conseguir contacto con productores y equipo con lo último en tecnología. Lo cierto es que en México, su primera réplica fue desierta, si lo comparamos con Expo Restaurantes, Alimentaria o Gourmet Show, nos ofrecieron lo mismo; eso sí, la Copa Maya y el Bocuse d´Or fueron las dos cerezas del pastel que no veríamos en otro lado.Bocuse d´Or, plato de carne ganador de Brasil

Lo que se califica es la perfección en la presentación, el nivel de técnica, la sofisticación que tienen al cocinar, la creatividad y estética. Las reglas para 2013 cambiaron un poco, para hacerlo más emocionante y despertar la creatividad y energía de los concursantes durante el evento se les ofrece una canasta con ingredientes de temporada de todo el mundo de los cuales deben elegir en 30 minutos lo que ocuparán para dos de sus guarniciones, la tercera guarnición sería una diseñada por ellos con los productos típicos de su país con el cual ellos puedan hablar sobre su herencia gastronómica y diversidad; y esto lo logró perfectamente la brasileña.

Durante la vida de este premio, Francia ha ocupado en siete ocasiones el oro, 5 para Noruega, una presea para Suecia y otra para Dinamarca sin olvidarnos de aquella ocasión que en el estrado Lea Línster, sostuvo medalla de oro (la única mujer hasta el momento) en la competición de 1989. En cuanto a México sus representantes ha sido Miguel Quezada en el 2013 quien en ese momento era chef ejecutivo de Casa de Francia y ahora en la final latina tuvimos a David Hernández (La Única), Víctor Becerra e Irving Ortiz bajo la dirección de Guy Santoro, un chef que en la industria ha pulido generaciones de cocineros en México.

Jueces del Bocuse d´Or en México
                                                    Jueces del Bocuse d´Or en México

Siempre regresan por más

A los concursantes les da la fiebre por el oro, por el reconocimiento, si van a uno seguramente irán a las siguientes bienales como en el caso del danés Rasmus Kofoed, quien fue en tres ocasiones a la final del Bocuse d¨Or en el 2005 obtuvo bronces, después plata en el 2007 y cuatro años después con más experiencia en cocina y madurez logró esculpir un plato que lo condujera a ser el mejor cocinero en el Bocuse d´Or en el 2011.

Estar ahí es parte de una superación personal, ayuda a formar carácter y un temple que, como ya dijimos, es indispensable si se quiere estar de lleno en el área de foodservice. También da exposición que permite a los concursantes que chefs destacados, vean el trabajo pueden realizar y que llame su atención, con la idea de que los inviten a realizar estadías con ellos, o para ser parte de su equipo de trabajo. Estas competencias no son realities ni concursos para llenar el ego, son la máxima pelea contra uno mismo en donde hay que tener claro que después de varias frustraciones viene una victoria.

About Elsie Mendez Enriquez

Yo me llamaría una “comedora profesional”, hedonista y seguidora fiel de Los Sabores de México no solo en nuestro país, también en otros rincones del mundo donde nuestra cocina tiene un espacio. Viajera y trotamundos siempre en busca de sabores, aromas y colores de otras culturas y países, como representante del educado paladar de mexicanos, y compartirlo en su blog y redes sociales con el afán de conocer mas del mundo de la gastronomía.

Check Also

Jefe Wong Restaurante

Jefe Wong, el restaurante te hará viajar hasta Singapur a través de los sabores

Por Elsie Méndez Parece que no hay nada que detenga a Daniel Ovadia en esta …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*