logo

Un fin de semana en Hidalgo, un destino mágico y divertido

Por Elsie Méndez @sabormexico

Con motivo de ir a conocer el restaurante del reconocido chef Aquiles Chávez, nos dimos una vuelta por el estado de Hidalgo y aprovechamos el fin de semana para recorre algunos de sus atractivos puntos en los que por supuesto, no falto la comida tradicional como la barbacoa y los famosos pastes, además de descubrir lo cerca que esta este destino mágico y muy divertido.Hidlago

El viaje fue organizado por Culinaria Mexicana, una empresa dedicada a la promoción de la gastronomía mexicana desde muchos aspectos, como diría mi abuela – “A estos chicos solo les falta vender tamales en las esquinas los domingos”. Y bueno, que en esta ocasión nos sumamos a las Experiencias por México que organizan para visitar Hidalgo y descubrir algunas de las maravillas que este destino alberga.

Taco de Barbacoa de Hidalgo

Con Aquiles Chaves y Don Apolinar Cerón

Botana hidalguense

La primera parada fue en el Hotel Real del Bosque de Tula, donde ya nos estaban esperando con una de las mejores barbacoas que se preparan en Hidalgo y que es un platillo tradicional de esta región. Y es que visitar Hidalgo y no disfrutar un señor taco de barbacoa típica y muy tradicional sería como un pecado. Hay que agregar que esta era comida de gente pobre y hoy no hay persona de cualquier estrato social que no disfrute al máximo su extraordinario sabor. Además por el tipo de cocción es un platillo sano y con una tortilla de maíz nixtamalizado resulta serlo aun más. Este festín mañanero incluyo además una botana hidalguense que se compone de Sopes de tierritas (algo parecido al chicharrón prensado) y sopes de requesón, y una variedad de quesadillas de hongos, flor de calabaza, queso y huitlacoche. Todo acompañado de aguas frescas, café, chocolate y pan dulce para rematar. Nuestra barbacoa fue preparada por el maestro Apolinar Cerón quien es reconocido en el estado por preparar una de las mejores.Zona Arqueológica de Tula

Bien desayunados y felices por el banquete que nos dieron, tomamos rumbo a la zona arqueológica de Tula, que antiguamente se llamaba Tollan, que significa “gran urbe”. Ahí conocimos más a fondo de la historia de sus pobladores y del los famosos gigantes de Tula. Acueducto Padre Tembleque, Hidalgo

Para continuar alimentando el intelecto y ampliar nuestra cultura, nos dirigimos rumbo al Acueducto del Padre Tembleque, sitio Patrimonio Cultura del la Humanidad por la UNESCO.  Esta monumental obra fue construida, planeada y dirigida por Fray Francisco de Tembleque entre los años 1545y 1562 la cual se llevo a cabo en varias fases. Con una longitud de 44 kilómetros, aun provee de agua a varias poblaciones. Sin duda es una parada obligada y que vale la pena conocer por su majestuosidad e importancia como patrimonio de México y el mundo entero.

Hacienda San Juan Pueblilla, Hidalgo

Hacienda San Juan Pueblilla, Hidalgo

Hacienda San Juan Pueblilla, Hidalgo

Ximbo, platillo tradicional Hidalgo

El siguiente punto fue la Hacienda San Juan Pueblilla, una ex hacienda pulquera en la que hoy sus propietarios elaboran cervezas artesanales. La hacienda es una verdadera belleza y el trabajo de recuperación que llevaron a cabo los dueños es digna de aplausos. Uno puede hospedarse ahí, realizar recorridos y hasta enormes fiestas. Cada uno de sus salones y dormitorios han sido decorados intentando rememorar sus tiempos de gloria y la verdad es que uno siente que ha hecho un viaje en el tiempo mientras esta ahí. Durante la visita tuvimos oportunidad de conocer más sobre las cervezas que producen de diferentes estilos sus marcas son Jaguar, Catrina e Hidalgo. La Catrina es la que más se vende y se distribuye en varias tiendas en México. Para acompañar estas cervezas nos ofrecieron otro platillo típico de Hidalgo, el Ximbo que se prepara con pollo y carne de cordero con adobo y se cocina con pencas de maguey en horno de tierra.

Para la noche teníamos preparada una sorpresa en el restaurante Sotero del que les platicaré en otro artículo porque lo tiene más que merecido.Monumental Reloj de Pachuca, Hidalgo

Nuestro recorrido del día siguiente comenzó en la plaza mayor de la capital para conocer otro tesoro del estado, el monumental Reloj de Pachuca. Su construcción estuvo a cargo de Felipe Barros la cual inició en 1904 pero debido a la falta de fondos hubo necesidad de suspenderla y fue retomada en el año 1906 ahora con el objetivo de conmemorar los 100 años de la Independencia de México. En su arquitectura y decoración se pueden ver cuatro fechas importantes de la historia de México. La primera es la de 1810 en la que fue proclamada la independencia. La segunda 1821 que fue la consumación de la independencia. La tercera 1857 en la que se llevo a cabo la expedición de la Constitución en el Congreso Constituyente de Querétaro y por último 1859 el triunfo del movimiento de Reforma. Cada una de estas fechas esta plasmada junto con cuatro esculturas labradas en mármol de Carrara. El reloj cuenta además con ocho campanas que suenan en clave de Do Mayor cada 15 minutos, igual al Big Ben, y a las 18:00hrs se escucha el Himno Nacional Mexicano.Restaurante Real del Monte, Hidalgo

Restaurante Real del Monte, Hidalgo

Restaurante Real del Monte, Hidalgo

Restaurante Real del Monte, Hidalgo

El hambre nos hizo recordar que era tiempo de salir rumbo a Real del Monte, donde conoceríamos sobre la elaboración de los Pastes y su historia. Nada más entrar al restaurante Real del Monte el suave aroma que salía de la cocina nos hizo salivar de inmediato y así llegaron a la mesa café de olla, atole de masa con cocoles de anís que aderezamos con nata y mermelada de cahuiche, ¡que gozo más grande! Algo tiene el pan de los pueblos que sabe más sabroso. ¿Será el amor a conservar nuestros aromas y sabores tradicionales su ingrediente secreto? Fue como un abrazo culinario mañanero en este pueblo mágico de Hidalgo. Pero no crea que esto fue todo, porque para rematar yo pedí unas enchiladas de cecina con flor de calabaza, salsa verde y verdolagas. Fue como estar por un momento en el cielo, se lo juro.

Pastes El Portal, Real del Monte Hidalgo

Pastes El Portal, Real del Monte Hidalgo

Bien desayunados y muy contentos nos fuimos a conocer de la historia de los pastes, ese tradicional platillo que fue herencia de los ingleses durante la época más gloriosa de las minas y que era preparado como itacate para los mineros que, trabajando hasta por más de 24 horas necesitaban algo que los alimentara y que fuera fácil poder comer y sobre todo el poder agarrarlo con las manos sucias y no se intoxicaran (¿más?) con los minerales pegados a sus manos. Por eso, los originales pastes, deben llevar una especie de trenza en la orilla que servía para que de ahí la tomaran los mineros y solo se comieran la parte que estaba rellena y tiraban el resto. El restaurante Pastes El Portal presumen de ser los primeros y de preparar los originales pastes, que dicho sea de paso deben ser rellenos solo de carne y papa con su trencita a lado para agarrarlos.Hacienda Santa María Regla, Hidalgo

Para el final del viaje hicimos una vista a Santa Maria Regla, una hacienda de trabajo de 1760 que perteneció a Pedro Romero de Terreros que hoy puede visitarse para hacer los recorridos y es además un hotel. No hablaré mucho de este sitio porque tengo sentimientos encontrados respecto a su conservación y el poco respeto que han tenido en mantener y preservar muchas de las reliquias que ahí se encuentran. Entiendo que en el afán de hacer más agradable el lugar hagan cierto tipo de remodelaciones pero, dejar que los de producciones de locaciones dejen ahí montadas rejas, y cuanta cosa han necesitado armar para sus películas, telenovelas y más, me parece una falta de respeto a una construcción que forma parte de la historia del país. Entre muchos detalles más que hicieron que saliera un tanto decepcionada de ahí, pero bueno, ustedes pueden visitarla y darme su punto de vista al respecto.Prismas Basálticos, Hidalgo

Prismas Basálticos, Hidalgo

Prismas Basálticos, Hidalgo

Prismas Basálticos, Hidalgo

Prismas Basálticos, Hidalgo

Junto a la hacienda se encuentran los Prismas Basálticos, otro punto de interés muy divertido para visitar en un recorrido por Hidalgo. Estos prismas son piedras volcánicas que se encuentras en las paredes de la barranca con formas geométricas, un fenómeno geológico maravilla natural que fue descubierto por Alejandro Von Humbolt. Ahí hay muchas actividades que pueden realizar con su familia, y el simple hecho de poder admirar estas formaciones ya valen toda la pena la visita. Dentro del parque hay varios restaurantes donde pueden disfrutar muy buena comida elaborada por la gente de los alrededores. Ahí también nos dimos otro banquete de antología.

Hidalgo como muchos otros estados en nuestro México nos ofrece un sin fin de actividades a solo una hora y media de la ciudad de México, y si a veces encuentran que no tienen nada que hacer para un fin de semana, esta es una opción excelente para disfrutar de un sábado y domingo diferentes, llenos de cultura, magia, tradición y excelente gastronomía, y lo mejor con precios realmente accesibles.

About Elsie Mendez Enriquez

Yo me llamaría una “comedora profesional”, hedonista y seguidora fiel de Los Sabores de México no solo en nuestro país, también en otros rincones del mundo donde nuestra cocina tiene un espacio. Viajera y trotamundos siempre en busca de sabores, aromas y colores de otras culturas y países, como representante del educado paladar de mexicanos, y compartirlo en su blog y redes sociales con el afán de conocer mas del mundo de la gastronomía.

Check Also

Receta de sopa minestrone instantánea en olla de cocción lenta

Amo las sopas, ¿Se los dije antes? Soy como el hermano de Mafalda, Guille, que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*