logo
AM RESORTS

Tips para rentar un auto y por qué es bueno hacerlo.

Por: Carlos Dragonné

Hace mucho que no aplicaba salir y rentar un coche. Como que los viajes mismos me habían quitado de ese pequeño placer que es dirigir tu viaje hacia donde quieras, sin agenda, sin un plan específico que seguir y sin ese maldito horario que, a veces, parece hecho por gente que tiene el don de la ubicuidad y que se olvidan que hay que poner tiempo en el simple traslado. Sin embargo, hay un placer interesantísimo y que olvidamos ocasionalmente en el hecho de simplemente llegar a un destino, acercarte al mostrador, tomar las llaves de un auto y manejar, sin saber exactamente qué vas a hacer, hacia dónde te vas a ir y con la mira puesta en descubrir lo que se te ponga delante.Budget Rent a Car, Brooklyn, NYC

De esta manera he realizado varios de los mejores viajes que tengo en el recuerdo, como cuando llegué a Tijuana con la idea de cruzar la frontera sólo para recoger unas compras y, de pronto, me hallaba en la Interestatal 15, lo que me llevó a recorrer California y terminar en Las Vegas, pasando por el pequeño poblado de Bakersfield y comiendo en Peggy Sue’s Diner, en el condado de Barstow, un lugar con todo el espíritu de esos rincones de carretera que hemos visto en el cine y la televisión en tantas ocasiones. Así que ahora tocaba un road trip más ligero y que no atravesaría ciudades o estados, pero que sí nos llevaría a cruzar el puente de Brooklyn y manejar libremente por este último barrio de Nueva York, con la libertad de parar en cada calle que quisiéramos y descubrir los pequeños lugares que estaban ahí esperando. Fue en auto que llegamos a Coney Island y dejamos salir al niño que llevamos dentro para disfrutar de una tarde que ya les contaré a mejor detalle en otra ocasión; también en la comodidad de manejar por la ciudad fue que, cuando pegó el hambre, anduvimos por Cobble Hill y, sobre Court Street nos encontramos de frente con Marco Polo Ristorante, uno de los mejores y más auténticos lugares de comida italiana que nos hemos hallado en nuestros viajes y del que, también, les habré de hacer una narración específica de las múltiples sorpresas que ahí vivimos. Nuestro Road trip comenzó en la West 49th Street, en el corazón de Manhattan en una oficina de Budget para recoger el auto que teníamos ya prepagado y, entonces, mientras bajábamos por Broadway para tomar rumbo al famoso Puente de Brooklyn, de pronto me quedé pensando que, tras varios viajes hechos en autos rentados, nunca me había sentado a dejarles los tips más elementales para que se animen a dejar los tours, revisar el mapa, cargar gasolina y dejarse llevar.Coney Island, Brooklyn

Marco Polo Ristorante, BrooklynPrepaguen. Si ustedes arman una reservación en línea y la prepagan antes de que se suban al avión, entonces no habrá sorpresas de cobros extra. Además, podrán elegir los paquetes que mejor les convengan y aprovechar un mejor precio, pues las ofertas de prepago superan por mucho a simplemente llegar y agarrar un coche.

Hagan su reserva con nombre correcto. Sí, parece un tip medio extraño, pero muchas veces pasa que llevamos la tarjeta de crédito de uno y pensamos en pagar todo porque viajamos en pareja. Pero resulta que para hacer la reserva, quien queda como titular es quien la realizó, entonces el pasaporte, la licencia y la tarjeta de crédito tienen que estar al mismo nombre.

Busquen ofertas en las páginas del proveedor. Nosotros decidimos por Budget, porque siempre es la que maneja los mejores precios y los autos en las mejores condiciones. Pero cuando se topan con ofertas de terceros, simplemente usen la lógica. ¿De dónde gana ese intermediario? Por muy buena que se vea la oferta, no puede mejorar la oferta básica de quien está rentando el coche.

Consideren sus estacionamientos. Cuando hagan su presupuesto de viaje, no olviden presupuestar una parte para pagar los estacionamientos de donde vayan. Hay ciudades que es muy fácil estacionarse, y otras que es medio caótico, entonces consideren esa parte.

Siempre agreguen conductor extra. Nunca saben si se van a sentir mal, si van a estar cansados, si les tocó demasiado whiskey y aplicaron el “hoy tu manejas”, así que agreguen a su conductor extra para que puedan estar tranquilos en caso de que quieran ceder el volante un rato.

Armen un playlist bueno. La gama de autos de Budget tiene conectividad Bluetooth en prácticamente todos. Así que busquen un playlist y prepárenlo para que se preocupen sólo de disfrutar el paisaje y no de que, sin aviso, les aparezca esa canción de reggaeton que tienen como placer oculto.

Reglas de tránsito. Esto no debería decírselos, pero no está de más. No vayan a cometer infracciones, porque además de que se pueden meter en una bronca con autoridades y luego el tema de visado se les puede complicar, los costos de las multas en Estados Unidos sí hacen mella en la cartera. MANEJEN COMO SE DEBE.

Paguen la gasolina. Es mejor dejar prepagado un tanque de gasolina, porque así no se preocupan de andar buscando las mejores ofertas o las diferentes tarifas de gasolina y, también, se protegen si son como yo que se les olvida a veces hasta cómo se llaman. Entregan el coche y se quitan la preocupación del combustible.

Sáquenle jugo. Si ya están con un coche rentado, aprovechen y vayan fuera de los sitios típicos de la ciudad en la que se están quedando. Armen un roadtrip. Si fueron a San Francisco, aprovechen y váyanse a Napa o Carmel. Si fueron a San Diego, súbanse a la Interestatal 5 y váyanse a Hollywood o hasta Six Flags.

Budget Rent a Car, Brooklyn, NYC

Budget Rent a Car, Brooklyn, NYCHáganme caso. Nosotros le buscamos en todas las opciones que te dan las aplicaciones de viaje, en los sitios directamente de los proveedores y, al final, la mejor opción en costo-beneficio fue la de Budget, y lo comprobamos dos veces en la misma semana, primero en New York, donde aprovechamos el auto y nos dimos a la tarea de recorrer Long Island casi de punta a punta para no perdernos puntos claves de Brooklyn, lo que nos llevó a Williamsburgh y a Coney Island, entre muchos otros barrios y, después, en la frontera de Tijuana, que nos ayudó a recorrer San Diego, ir a Los Ángeles y de regreso. En la primera nos quedamos con un Chevrolet Cruze que se maneja suave, relajado y con un ahorro de gasolina interesante. De traerlo cuatro días por todo Brooklyn apenas usamos poco más de medio tanque. Y en la semana de San Diego, con todo el recorrido que les cuento, nos hicieron un upgrade y terminamos disfrutando un Mazda 6 automático que nos aguantó todo y ni gasolina le pusimos. Ya veremos qué nos toca en el próximo viaje del que les estaremos subiendo fotos, pues nos toca hacer un roadtrip por el centro de Estados Unidos, manejando desde Dallas hasta Kansas City, con un par de escalas en ciudades clave de Oklahoma.

Si desean mayor información visiten http://site.budget.com.mx/

About Carlos Dragonné

Cineasta, escritor y cocinero. Sufro de analisistis aguda, con cuadros de humor negro crónico recurrente. Músico con un piano cerca. Reconstructor de fantasías

Check Also

Receta. Hagamos botanas con mole para recibir gente.

Estamos a nada de que arranquen los partidos de fútbol de la Selección y, por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*