logo
Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Pescadería y coctelería El Pirata, un clásico de Playa del Carmen

Por Elsie Méndez @sabormexico

Sobre advertencia no hay engaño, y lo primero que me dijeron sobre El Pirata en Playa del Carmen es que tenía que llegar temprano, y que nada me aseguraba no tener que esperar un buen rato por una mesa. Era domingo, no tenía prisa, en las vacaciones uno nunca debe andar con prisas, y un lugar tan clásico merece que uno aguante vara si quiere disfrutar de un buen pescado fresco muy bien cocinado.

La suerte estaba de mi lado, pero las coincidencias que a veces vivo cuando ando en mi eterno viajar por todos lados me llenan el corazón de alegría, y le dan una nota completamente diferente a lo que pueda pensar o imaginar que suceda en un día cualquiera. Por casualidad ese día se celebraba el Día Internacional de la Mujer, si, soy mujer, pero no por ello lo celebro con bombo y platillo, de hecho hubiera pasado como un día cualquiera si no hubiera sucedido lo que les cuento a continuación.

Boquinete frito, Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Boquinete frito, Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Llegue a la Pescadería y Coctelería El Pirata con toda la actitud y conciencia de que tendría que esperar un largo rato para conseguir una mesa, el local era como me lo imaginaba después de la descripción que me dieron mis amigos que ahí viven, un sitio que se compone de dos locales, donde en uno venden el pescado, que en el de junto nos comeremos, sencillo, como cualquier pescadería de provincia, el lugar donde se ubica el comedor, con mesas y sillas de plástico, nada fastuoso, al contrario, bastante simple, que ahí lo que vale y tiene protagonismo es la comida. El sol a plomo, no, no llegue temprano, se me hizo tarde porque ya les digo, no tenía prisa, igual iba a esperar si llegaba a las 11am que a las 3pm. Lo primero fue tratar de entender con quien tenía que arreglar el tema de mi mesa, rogando a Dios no me tocara afuera, porque aunque varias de las mesas apostadas sobre la banqueta tienen sombrillas, los rayos del sol se filtraban por entre ellas y ya me veía sudando la gota gorda mientras comía.

Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Una chica con un montón de papelitos en blanco en su mandil va repartiendo números para que nadie pierda su turno y tomen nota cuando les tocará, bueno, no estaba tan grave la cosa, la gente consiente de que habemos muchos esperando, comen, pagan y se van, aquí no vi que nadie hiciera larga sobremesa, sería descortés, dos personas antes de mi, que en un principio pensé iban juntas y luego me enteré que no era así, me indicaba que pronto estaría sentada. Me acerque a una de ellas cuando vi que se sentaban en la misma mesa para preguntarles que número tenían, si exactamente los dos antes del mío, pero aquí vino la sorpresa, María, con su acento muy yucateco me dice “Mira, ella es yugoslava y no habla bien español y le dije que compartiera la mesa conmigo para que no tuviera que esperar más, ¿quieres sentarte con nosotras?, así dejamos que otros puedan tener mesa más rápido” Porqué no, pensé, igual prefiero comer acompañada que sola, y ni tarda ni perezosa tome mi lugar para compartir una exquisita experiencia en compañía de dos mujeres que, como yo, andan de un lado a otro solas, y al final compartir nuestras historias en un día que marcaba una fecha especial para muchas como nosotras.

Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Lo de tener que pedir el pescado en el local de junto lo supe ya que estaba en la mesa, me lo dijo María, un poco preocupada porque la cocción del pescado lleva unos veinte minutos o más, que es más o menos el tiempo que uno puede esperar por la mesa, parece que lo tienen todo calculado en El Pirata. Total, me pare presta para ir a seleccionar lo que me comería, ese día había boquinetes y huachinangos, yo me fui por el primero, es muy raro que lo encuentre así de fresco, trate de escoger uno de un tamaño que me dejara probar algo más, porque esa fue la otra advertencia, los platos son grandes y vastos, así que si uno va solo tiene que pensar muy bien lo que va a comer porque puede que no nos alcance el apetito para terminar con todo.

Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

María se las sabe todas, estuvo viviendo en Playa del Carmen por más de seis meses, y esa comida era su despedida porque al día siguiente regresaría a Mérida, así que me ofreció compartir de su platillo de entrada para que pudiera probar algo más que mi coctel de camarón chico (que muy chico que digamos no era). Es claro que en Playa del Carmen no hay camarón, y no tengo idea de donde lo traigan, pero les juro que la frescura del marisco era extraordinaria, parecía que recién había salido del mar, mi coctel era el tradicional, con salsa de tomate con catsup, cebolla picada, cilantro y grandes cubos de aguacate, el cual acompañe con una buena cerveza bien fría para apaciguar un poco el tremendo calorón que hacia. Las galletas saladas no faltaron, pero preferí acompañar mi coctel con unos totopos recién fritos con tortillas hechas a mano.

Ceviche de camarón y caracol, Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Ceviche de camarón y caracol, Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Nuestra amiga yugoslava entre señas y gestos pidió un coctel mixto que afortunadamente el mesero entendió mal y le trajo el pequeño, además, no apunto el segundo plato que ella pensaba iba a poder comerse, porque apenas pudo con el primero, comía lento, hablaba poco, la barrera del idioma nos impide que podamos comunicarnos más fluida y extensamente con otros, pero se veía feliz entrándole a su coctel con camarones, pulpo, calamares, entre otros mariscos. Y mientras tanto entre cucharada y cucharada del mío, le robaba un poco al ceviche de María que además de camarón tenía caracol, otro producto que pocas veces puedo probar así de fresco.

Coctel de Camarón, Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Coctel de Camarón, Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Casi había olvidado mi pescado cuando gritaron mi nombre, y creo que mi emoción y sorpresa le llamo mucho la atención al mesero quien muy jacarandoso hasta me lanzo un piropo mientras ponía el plato en la mesa. Ahí estaba, un gran boquinete frito de manera perfecta, sin exceso de grasa cubriendo el fondo del plato, su piel crujiente y dorada y un interior jugoso y de consistencia suave y bien cocinada, una gran cacerola de cobre con litros y litros de aceite ardiendo que tienen la temperatura perfecta, y la maestría de un cocinero que se las sabe todas para dejar cada pescado en su punto perfecto.

Boquinete frito, Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Boquinete frito, Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Recordé en ese momento las miles de veces que mi abuelita y mi mamá cocinaban las mojarras en casa, fritas, y que al igual que en El Pirata, acompañaban con una ensalada de jitomate fresco rebanado, lechuga, arroz blanco y frijoles negros de la olla. Daba inicio mi festín, con todo cuidado iba quitando los trozos que se despegaban con toda facilidad (eso habla de la precisión al cocinarlo) para hacerme unos taquitos con las tortillas de maíz que me trajeron, sin prisa iba desmembrando mi pescado, agregando una de sus salsas crudas de tomate verde y chiles y otras con la salsa roja que también estaba muy buena, agregando unas gotas de limón y entre bocado y bocado un buen trago de cerveza, la combinación perfecta de algo tan sencillo con un sabor enorme que llenaba mi paladar de un placer absoluto.

Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Pescadería y coctelería El Pirata, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

“Entiendo que no te comas la cabeza, no todos lo hacen, pero no dejes la cola, mira que bien frita esta, sabe deliciosa” me dijo María, y bueno, la que sabe, sabe, así que tome la cola y la desmorone en el taco, si, estaba muy buena. Y de mi plato me toco compartir los frijoles y el arroz porque prefería no quitar espacio para lo que todavía me quedaba del pescado. Al final lo deje limpio y solo quedaron las espinas, había cumplido con una exquisita misión.

Mis complices en El Pirata Playa del Carme
Mis complices en El Pirata Playa del Carme

Unos últimos tragos a la cerveza y pedir la cuenta. Lo que pensé que sería una experiencia más en un sencillo restaurante local, resulto un momento que quedará en mi memoria para siempre, tres mujeres que la comida hizo que sus caminos se cruzaran para compartir mucho más que una mesa, ahí se contaron historias aderezadas de sabores de una cocina honesta, sin manteles largos y blancos, sin más ceremonia que un grito con tu nombre para decirte que tu plato esta listo, para disfrutar de una gran comida.

El Pirata Playa del Carmen

Calle 10

Playa del Carmen, Quintana Roo, México

C.P. 77710

About Elsie Mendez Enriquez

Yo me llamaría una “comedora profesional”, hedonista y seguidora fiel de Los Sabores de México no solo en nuestro país, también en otros rincones del mundo donde nuestra cocina tiene un espacio. Viajera y trotamundos siempre en busca de sabores, aromas y colores de otras culturas y países, como representante del educado paladar de mexicanos, y compartirlo en su blog y redes sociales con el afán de conocer mas del mundo de la gastronomía.

Check Also

Ni Janitzio, ni Pátzcuaro. ¿Dónde ir en Día de Muertos?

Por: Carlos Dragonné Se nos viene encima la que, a mi gusto, es la celebración …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*