logo

Mi primer teléfono fue un Motorola. 21 años después volví.

Por: Carlos Dragonné

Es hora de confesarlo… De salir de esta posición incógnita y contarles lo que ha pasado, lo que he decidido en las últimas semanas y que, al final, ha representado un cambio importante en lo que hago y en cómo lo hago. Porque, después de muchos años de no cambiar de marca de teléfono celular, hoy dejé la plataforma de años para entrarle a algo nuevo. Y aquí les voy a contar por qué dejé mi iPhone y me hice de un Motorola Z2. Sí… así como lo leen.

Motorola

¿Cuántas veces me escucharon defender al iPhone? Bueno, pues una de las cosas que definieron el cambio fueron los recientes viajes que hemos hecho en Los Sabores de México y el Mundo, en los que, por razones que no voy a detallar aquí, hemos tenido que hacerlos sin nuestras cámaras de siempre.

Y así fue como me encontré en Washington, DC con un celular y dos baterías portátiles bastante útiles pero, al mismo tiempo, muestra de lo que ya tenía que dejar atrás. No había decidido cambiar de aparato porque sabía que en el mes de septiembre habría un aviso de Apple en el que todo giraría en torno al décimo aniversario del teléfono.

Y así fue. El problema fue que, al final de la conferencia, cuando anunciaron el costo del iPhone X me quedé pensando en la relación costo-beneficio y, por primera vez, entendí lo que muchos amigos me han argumentado contra el dispositivo insignia de la compañía creada por Steve Jobs. ¿En serio planean que uno compre un celular que cuesta lo mismo que, básicamente, el enganche de un, digamos, Mazda 2? ¿Les cae?

Entonces, alguien me prestó un Motorola Z2 por unos días en lo que decidía qué iba a hacer. Tengo que admitir que me costó trabajo el sistema Android al principio y que hay ciertas aplicaciones que extrañé, pero mi amigo tenía un Motomod de una cámara 360º con la que me puse a jugar en mi siguiente viaje.

De pronto me descubrí buscando en internet las demás opciones. Siendo alguien que tiene al día de hoy más de 164 gigabytes en la carpeta “imágenes”, encontrar un Motomod Hasselblad y un proyector fue razón suficiente para considerar la posibilidad de hacerme de uno de éstos teléfonos.

Walt Disney

Sin embargo, más allá de las fotos y los videos 360 que tomé durante mi viaje, lo que tenía que probar era la cámara nativa del teléfono porque, al final del día, es la función principal a la que le saco provecho, sea el teléfono que sea. Y es aquí donde me terminó de convencer.

El control de la cámara en modo profesional tiene control de obturación, exposición, balance a blancos, ISO y foco. Además, los modos de uso que trae superan a otros teléfonos que he tenido en las manos.

Estamos de acuerdo en que como fotógrafos, siempre preferiremos el equipo en el que hemos invertido en óptica. Sobretodo con sensores de imagen mucho más sólidos que nos dan X cantidad de megapixeles reales. Pero como viajeros ocasionales se agradece tener un teléfono con una cámara que supere las expectativas a otros dispositivos móviles.

Regresé a la ciudad de México para encontrar una caja de Amazon en mi casa. Compré los mods de Hasselblad, el proyector y la bocina, además de la 360 y la batería externa. Aún no le regreso a mi amigo el teléfono. ¿Por qué? Porque estoy esperando que llegue a la tienda el Z2 Force. Mientras, tengo bastante con qué jugar.

The Broadmoor

Todo este texto podría habérselos ahorrado. ¿Cómo? Simple. Todas las fotos que ven en este artículo las tomé con el Motorola. Algunas con la cámara nativa del teléfono, algunas con el mod de Hasselblad. Todas con la opción de HDR encendida. Las únicas modificaciones que hice fueron la corrección esférica en las fotografías RAW y el Blanco y Negro. ¿Ahora ven por qué cambié de teléfono? Creo que me tengo que acostumbrar a decir: Hello Moto.

About Carlos Dragonné

Cineasta, escritor y cocinero. Sufro de analisistis aguda, con cuadros de humor negro crónico recurrente. Músico con un piano cerca. Reconstructor de fantasías

Check Also

Denver

Denver: La oportunidad y el arte tocan mil veces la puerta.

Por: Carlos Dragonné Este año ha sido particularmente interesante en términos de los viajes a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*