logo

Moët & Chandon Grand Vintage 2008, un acto de libertad y fascinación a los sentidos

Por Alejandro García Blanco

A los 24 años de edad probó por primera vez el champagne, recuerda que fue Moët & Chandon Brut Imperial. Quedó maravillado al probarla y seguramente nunca imaginó que formaría parte del grupo de 10 enólogos a cargo de Benoît Gouez, Chef de Cave de Moët & Chandon, quien tiene a su cargo mantener ininterrumpidamente la cadena de savoir-faire y conocimiento que se han transmitido de Chef de Cave a Chef de Cave, por más de 270 años, tiempo en el que se ha forjado una historia de tradición y calidad. Benoît y su equipo están detrás de todos y cada uno de los deliciosos champagnes de Moët & Chandon, elaborando su estilo único de: exquisita frutalidad, brillantes, paladar tentador y una elegante madurez.

De origen libanés, Amine Ghanem, con quién tuvimos el gusto de charlar, fue nombrado Wine Quality Manager en septiembre del 2016 por la lujosa Maison de champagne Moët & Chandon y visita México para presentar Grand Vintage 2008, un champagne que solamente en los años excepcionales se elabora como un acto de libertad y fascinación a los sentidos.

Grand Vintage 2008 forma parte en el lugar 72º de la Colección Grand Vintage de la Maison, una de las colecciones más prestigiosas y valiosas de vinos de la región de Champagne en Francia desde el año 1892. La Grand Vintage Collection, el mejor vino de la Maison, celebra la excelencia y el savoir-faire de la vinificación.

Después de varios años de cosechas de climas cálidos el 2008 se presentó con una primavera algo lluviosa, un verano fresco y seco que rompía con la inercia de los anteriores, un septiembre algo diferente, al inicio un poco de lluvia que fue arrastrada por el viento, estos factores de la naturaleza dieron racimos sanos, en su correcta maduración y excelente concentración, un toque único dado por las condiciones del año. Grand Vintage 2008, es un champagne con una nariz excepcional donde destacan notas de fruta franca, especias blancas, aromas verdes, cítricos, acacias, flores blancas. La combinación de la uva chardonnay en un 40%, pinot noir en un 37% y pinot meunier en un 23% dan como resultado un champagne fresco en boca con una acidez equilibrada, básicamente conferidas por la chardonnay. La variedad pinot noir le otorgó la estructura necesaria al ensamble y la pinot meunier le confirió la voluptuosidad y el cuerpo, que se aprecia en el paladar; comenta Amine Ghanem, quien es egresado de la carrera de agronomía de la Universidad Libanesa de Beirut y de enología de la Universidad de Reims Champagne-Ardennes en Francia.

La Copa

El champagne es una bebida que se disfruta desde la vista, pues se puede apreciar en él las finas burbujas que se desarrollaron en la botella, que a diferencia de otras son muy finas y elegantes. Ésta es una de las razones por la que se elige la copa tipo flauta o alargada, pero también es muy importante que esta copa sea de boca amplia para que pueda contener la complejidad de aromas, que se puedan percibir y disfrutar con el olfato. La temperatura es muy importante, alrededor de los 11º es cuando se puede apreciar mejor el matiz y expresión que nos ofrece el champagne, a menor temperatura se inhibirían sus cualidades, de esta manera podemos percibir su frescura, acidez, redondez y todo el complejo sistema de expresiones que nos ofrece su terroir, finalizó Amine.

Cápsula del tiempo

El vino siempre lo he considerado una cápsula del tiempo, pues en él se reflejan las inclemencias y noblezas del clima en ese específico año de cosecha, el vino se hace en el viñedo, si el viticultor cuida su vid y las condiciones son benévolas seguramente tendrá un gran vino. El champagne tiene una magia especial pues en él se contienen pequeñas burbujas que se generan dentro de una botella en un proceso que se llama método champenoise, al servirlo en la copa es como si fuera un genio que después de muchos años sale a cumplir deseos. La coincidencia de factores exógenos y la excelencia en el saber hacer de una casa como Moët & Chandon, hace que un champagne como Grand Vintage 2008 sea un festejo inolvidable para nuestro paladar. Esta gran añada se puede encontrar en tiendas especializadas a un precio aproximado de $1,569mxn.

About Elsie Mendez Enriquez

Yo me llamaría una “comedora profesional”, hedonista y seguidora fiel de Los Sabores de México no solo en nuestro país, también en otros rincones del mundo donde nuestra cocina tiene un espacio. Viajera y trotamundos siempre en busca de sabores, aromas y colores de otras culturas y países, como representante del educado paladar de mexicanos, y compartirlo en su blog y redes sociales con el afán de conocer mas del mundo de la gastronomía.

Check Also

Phoenix, Scottsdale y Tempe: Comida, bebida, spas y una ciudad sorprendentemente viva

Por: Carlos Dragonné Phoenix no es una ciudad en la que pensamos de manera inmediata …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*