logo
AM RESORTS
Las Vegas

Las Vegas: Saboreando la Ciudad del Pecado.

Por: Carlos Dragonné @carlosdragonne

Tenía muchos años de no viajar a Estados Unidos. Por alguna extraña razón que combina la desidia y la falta de planes de viaje, mi Visa se venció cuando aún era adolescente y terminé por no renovarla hasta hace un par de meses, motivado por un viaje pendiente desde hace años a Nueva York y que pronto podré realizar, aprovechando un festival de cervezas artesanales que se llevará a cabo en la Gran Manzana. Pero antes, se apareció en los planes un viaje a Las Vegas, ciudad del juego y el pecado por excelencia para disfrutar durante 5 días de algo que muchos parecen no tener en cuenta cuando viajan a este espectacular destino del estado de Nevada: la comida. ¿Qué está pasando en Las Vegas? He aquí una serie de recuentos que estaré compartiendo con ustedes en las próximas semanas.

Miércoles, muy temprano. No soy fanático de levantarme antes de las 8 de la mañana. Suelo estar de malas como una hora si llegan a levantarme antes de que el sol ya esté calentando las calles, así que decidí no dormir el día anterior y terminar los pendientes antes de un viaje de varios días y llegué fresco al aeropuerto para hacer mi check in con Volaris para tomar el vuelo a Las Vegas. Esta aerolínea ha sabido enfrentar al mercado de México y sus exigencias de todo tipo, por lo que se está convirtiendo en una de mis favoritas para volar. Check in listo y luego una pequeña escala para desayunar, tomamos altura y empezó el conteo de poco menos de 4 horas de vuelo para llegar a nuestro destino.

Es importante contarles que el viaje no tenía como finalidad el juego, como es común cuando se viaja a este destino. Ahora nos tocaba, gracias a una invitación de MGM Resorts, conocer lo que está sucediendo en términos gastronómicos en Las Vegas y disfrutar, como no podíamos imaginarlo, de la enorme variedad de opciones culinarias que se están cocinando día con día en una ciudad que va acumulando estrellas Michelin de una manera espectacular.

Aria Las Vegas

Nuestro hotel: Aria Spa & Resort. Ya trepados en la limosina enviada por el hotel para recogernos, el recorrido por Las Vegas Boulevard, conocido comúnmente como The Strip, fue bastante rápido pues el aeropuerto está localizado muy cerca de la zona hotelera principal de la ciudad. Aria es el más reciente hotel construido en la ciudad y es, como podrán imaginarlo, una propiedad espectacular. Diseñado por Cesar Pelli, este resort cuenta con 4,000 habitaciones que suman algo así como 400km cuadrados de espacio de hotel, además de un piso de casino de 14 kilómetros cuadrados y un centro de convenciones que lo ha convertido en la parte central más importante del City Center. Abierto apenas en 2009, además cuenta con una importante cantidad de records en cuanto a sustentabilidad siendo el edificio más grande en tener el premio de energías renovables Leed.

16 restaurantes, entre los que se encuentra Tapas de Julian Serrano, reconocido como uno de los 20 mejores nuevos restaurantes por la revista Esquire hace un par de años, nos auguraban una experiencia importante en el que la ciudad del pecado cumpliría por medio de la gula con nosotros. Y no es para menos, porque además de este reconocido restaurante de uno de los chefs pioneros en el tema gourmand de Las Vegas, también están Tetsu de Masa Takayama, Javier’s, Jean Georges, un steakhouse del chef Jean Georges Vongerichten, American Fish del chef Michael Mina y Sage, el que sería nuestra primera escala en este viaje.

Pero, primero, el check-in en nuestra habitación. Hospedados en una de las llamadas Corner Suite, la vista desde el cuarto es impresionante. Por un lado, se puede disfrutar del Planet Hollywood y la Strip, y por el otro, la vista de The Cosmopolitan es increíble. Pero, además, por la configuración del cuarto, también se puede disfrutar del Montecarlo, el Bellagio y la entrada principal de Aria Resort, con su impresionante pantalla de leds que tiene el record de ser la más grande del mundo. Las luces de Las Vegas definen a esta ciudad y hacen que la noche cobre vida de manera estrepitosa y, a la vez, completamente armónica. Las habitaciones de Aria tienen todo lo que puede uno esperar de un hotel de esta categoría. De nuevo lamenté no viajar con una maquina aún no inventada para encoger cosas y llevártelas de donde llegas, pues la cama es de esas que uno debería tener en casa, lista para abrazar a quien se acuesta. Al entrar al baño, una tina se apunta como plan para cualquier momento de este viaje pues, además de poder disfrutar de un relajante baño de burbujas, hacerlo con la vista de Las Vegas Boulevard hace que uno guarde esta panorámica para el recuerdo.

DSC_0007

Las habitaciones cuentan con tecnología inteligente para el manejo de todo. Sí… todo. Desde la luz, persianas, clima y VOD hasta la comunicación con Front Desk o Room Service puede ser seleccionado con una tableta que está en todos los cuartos y que Aria Resort presume como una tecnología única en cuanto a atención y servicios para el cliente, lo que además permite una mayor eficiencia en este rubro, sobretodo si tomamos en cuenta que estamos hablando, como ya lo dijimos, de una propiedad de 4,000 habitaciones.

Pero esto es Las Vegas y, por increíble que esté la habitación y la comodidad de todo lo que ahí está, esta ciudad nos llama a salir, a disfrutar, a ser tentados por los sabores que nos han prometido. Por eso, es hora de bajar a Sage, del aclamado Shawn McClain quien ha retomado la cocina americana clásica y le ha dado un giro interesante como su New York Strip acompañado de un tuétano que no le pide nada a nadie, ni permiso a ningún cardiólogo. Pero lo más interesante de Sage es el trabajo que sus mixólogos están haciendo para retomar cocteles de la primera mitad del siglo XX y los presenta de una forma que permite arrancar la noche entre destilados y añejados que ponen a más de uno a sonreír.

DSC_0084

El destilado protagónico de lo que Shawn McClain y su equipo están haciendo es el Ajenjo. Sí, esa bebida que en el siglo XIX servía como alucinógeno y que ha creado leyendas alrededor de ella, ahora es retomada para crear verdaderos cocteles artesanales. Trago a trago una sorpresa, pues empezamos con un Opening Act creado con Licor de Jengibre, Campari, hojas de menta y jugo de lima para luego darle paso al denominado The Cat Walk, que tiene Te de ruibarbo con naranja, puré de frutas de la pasión, Belvedere, Aperol, St. Germain y Prossecco. Si esto no los ha puesto a salivar por una copa en este momento, les cuento que Sage es pionero en un método de añejamiento en barrica de cocteles clásicos. Así, además de los procesos que ya muchos utilizan, en Sage se añejan cocteles de destilados blancos, lo que da como resultado sabores que nunca imaginamos serían posibles con tragos que, de una u otra manera, son clásicos y aquí encuentran la forma de renacer cuando decimos salud. Por ejemplo, uno de los tragos fundamentales de la coctelería norteamericana es el Empire State pero aquí se logra añejando en barrica un poco de Hudson Rye Whiskey, licor de raíz, y Vermouth, acompañándolo con aceite de cereza que crea un trago que pasa suavemente por la boca y empieza a calentar el espíritu de quienes estamos ahí reunidos. Pero la estrella, sin duda, es el Pink Lemonade con ginebra, Lillet Rosé, limón y jarabe, pero servido en un gotero de ajenjo que balancea a la perfección y que, además, es único en Las Vegas.

Así la bienvenida a Las Vegas, pero el día aún no terminaba. O, mejor dicho, la noche apenas arrancaba, pues este destino no para en ningún momento, por lo que era momento de meterle proteína al cuerpo y visitar el steakhouse del Chef Jean Georges Vongerichten. Este chef con tres estrellas Michelin por su restaurante Jean Georges en la ciudad de Nueva York, ha traído su pasión culinaria a la ciudad del pecado y ha creado un concepto dentro de Aria Resort & Casino que es, sin duda, imperdible. De esta cena les platicaré en un artículo posterior, pues la experiencia es de tal magnitud que resumirlo en unos cuantos párrafos sería faltarle el respeto a lo que está logrando este chef nacido en Alsace y dueño de establecimientos no sólo en Las Vegas, sino en Londres, Shangai, París y la ya mencionada gran Manzana.

DSC_0027

Tras la cena, caminar por el piso del casino de Aria Resort & Casino nos lleva a reflexionar sobre lo que acabamos de arrancar en esta experiencia de 5 días que nos llevará a los mejores lugares culinarios de Las Vegas. Y es que, a pesar de todo lo que sabemos o creemos saber de este destino en particular, se nos ha olvidado que parte de la experiencia viajera es, sin duda alguna, la gastronomía y que, como buenos fanáticos del tema y gustosos de sentirnos consentidos, parece ser que estamos en el camino de descubrir lugares, sabores y experiencias que están aquí y de los que nadie habla lo suficiente. Así que en este viaje no habrá Elvis en capillas ni mesas de poker con jugadores ávidos de ganar un torneo y no perder la camisa. Estamos en Las Vegas y sí… estamos listos para jugar la única apuesta que, al parecer, es imposible perder en este lugar. ¿El juego escogido? El de los sabores. Es momento de jugarnos el todo por el todo en esta mesa.

Para leer nuestra reseña de Vegas Uncork’d 2017, puedes entrar aquí.

Review Overview

User Rating: 4.9 ( 1 votes)

About Carlos Dragonné

Cineasta, escritor y cocinero. Sufro de analisistis aguda, con cuadros de humor negro crónico recurrente. Músico con un piano cerca. Reconstructor de fantasías

Check Also

Receta. Hagamos botanas con mole para recibir gente.

Estamos a nada de que arranquen los partidos de fútbol de la Selección y, por …

2 comments

  1. Woooooooowww! Estoy totalmente fasinada con esta maravillosa experiencia, tanto que me hiciste empaparme de la misma y hacerme sentir verdaderamente en el lugar! Es grandioso, y me encantaria disfrutar del mismo viaje, ai que voy a optar por planearlo 🙂 felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*