logo
Williams Sonoma Enero
Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Hotel Cacao, el lujo y la elegancia regresan a Playa del Carmen

Por Elsie Méndez @sabormexico

Yo soy de aquellos que vimos nacer a Playa del Carmen y la Riviera Maya, les hablo de aquella época cuando el gobierno de Quintana Roo decidió crear uno de los destinos más afamados y paradisiacos del planeta, la cual competía, directamente, con la Riviera Francesa. ¡Que tiempos aquellos! La elite de todas partes del mundo, llegaban a este lugar al que solo los más influyentes tenían acceso. Artistas y lo mejor del jet set mundial, elegían Playa del Carmen y la recién nacida Riviera Maya, como su destino favorito para pasar sus vacaciones, dejando que la fina arena blanca y sus hermosas aguas azul turquesa, acariciaran su piel mientras se tumbaban al sol.

Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Encontrar lugar en alguno de sus hoteles boutique, que mejor ya ni menciono porque ya desaparecieron y de ellos ya no queda nada, era prácticamente imposible, no solo por la ocupación tan alta que tenían, también por los costos. De pronto todo cambio en Playa del Carmen, muchas discos, bares, y restaurantes se apropiaron de esa calma que tanto nos encantaba a muchos de los que la visitábamos. En su momento lo disfrute, pero luego, comencé a añorar la paz y tranquilidad de otros tiempos.

Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Como toda ciudad o destino turístico, Playa de Carmen se ha ido extendiendo, y ahora su famosa 5a Avenida, esta conformada por muchas cuadras, lo que antes era solo un pequeño cuadrante, ahora lo forman varios kilómetros, y así, alejado de todo el barullo, se a abierto un nuevo espacio donde, si bien hay muy buenos restaurantes y tiendas, se encuentra uno con la calma que muchos buscamos, y claro, tampoco tan alejada de quienes aún gustan de salir a disfrutar de la música y tragos que no pueden faltar en unas vacaciones. Ahí, entre la 30 y la 32 sobre la nueva sección de la 5a Avenida, se erige el nuevo Hotel Cacao, con el que el lujo y la sofisticación regresan a Playa del Carmen y la Riviera Maya.

Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

La entrada principal se encuentra por la calle 1a. (paralela a la 5a avenida) y tan solo cruzar el pasillo hasta la recepción, el ambiente elegante y contemporáneo, nos indica que hemos llegado al lugar ideal y que estuvimos extrañando por mucho tiempo en Playa del Carmen. Un personal amable y muy atento nos hace el check in de forma rápida y eficaz, para no hacernos perder más tiempo y poder ir directo a la habitación para cambiarnos y gozar del resto de las instalaciones.

Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

La arquitectura del hotel es contemporánea, vanguardista, con tonos que se fusionan con el ambiente, maderas finas, colores arena, y detalles de decoración con detalles rústicos, hacen los contrastes perfectos que se disfrutan a la vista. Un estanque de lilies acuáticas, vasta vegetación y unas lindas tortuguitas, adornan el camino rumbo a los elevadores o al restaurante, del cual les platicaré más adelante. Un espacio amplio, con cielo abierto y algunas áreas con grandes velarias para protegernos del sol y de la lluvia, según sea el caso.

Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

60 modernas habitaciones con categorías DeLuxe, Jr Suite y Master Suite, nos ofrecen ese descanso y comodidad que uno espera cuando esta de vacaciones. Todas son amplias, muy iluminadas (no se apuren tienen unas cortinas blackout que me hicieron dormir hasta muy tarde) el diseño es minimalista, donde nuevamente las maderas, contrastan con el blanco de los muros y la ropa de cama, y detalles que la hacen muy acogedora como sus lámparas de latón; con todo lo necesario como: una gran pantalla de plasma, agua, servibar, teléfono inalámbrico, y el despertador que viene con el adaptador para iPhone/Ipad 5 o 6 plus, lo cual se agradece porque uno puede escuchar su música y despertarse con los tonos que uno desee (muchos siguen con el adaptador del 4 y es una verdadera lata), una mesa redonda de cristal con lindos y coloridos sillones, muy amplio closet, con sus respectivas pantuflas y batas, las cuales estuve tentada a meter en la maleta pero la falta de espacio no me lo permitió.

Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Amenidades Missioni, Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Como todo hotel chiqué, las amenidades son muy importantes, y por eso es que seleccionaron los productos de la marca Missioni. Estos productos proceden de la casa de moda italiana Missioni. Con su inconfundible impresión en zigzags, rayas y diseños de onda, se pueden describir como un caleidoscopio de colores los recipientes que contienen el shampoo, acondicionador, crema de cuerpo, y jabón líquido y barra que adornan los cuartos de baño. Sus aromas son de hojas de té y leche, con notas de pétalos de jazmín y rosa, una delicia que perfuma nuestro cuerpo. El embalaje de los accesorios está hecho de papel piedra, un material similar al papel ecológico a partir de residuos de piedra sin fibras de madera o ácido.

Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Antes de caer en la tentación de tirarme a pierna suelta en la cama, decidí tomar un poco de sol y aprovechar del buen clima que había en Playa del Carmen, así que tome el ascensor a la parte al roofgarden donde se encuentra la alberca y el bar. Al salir del mismo lo primero que uno ve es un modelo vintage de VW partido por la mitad, cubierto totalmente de conchitas, me dicen que fue un regalo de la marca Tommy Hilfiger, muy simpatico, y de esta misma marca de ropa son los pareos o rebozos que nos ofrecen para ir a la playa, los cuales son una belleza. El piso es totalmente de madera y en esta área, además de la alberca, hay dos amplias salas para sentarse a leer o charlar resguardados de los rayos del sol, y sus camas para asolearse son una belleza, porque esos son, camas, individuales o para parejas, súper cómodas, con grandes almohadones, cubiertas de una tela azul que compite con el del cielo, y al fondo una gran barra donde nos sirvieron ricos cocteles y botanas (hay servicio de comida que viene de su restaurante Nibs). La música que ambienta el entorno tiene una muy buena selección para ponernos a tono con el lugar, pero no intrusiva, lo cual se agradece cuando uno desea dormir un buen rato o incluso escuchar algo en su propio dispositivo.

Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Desde esa terraza uno puedo admirar el azul del cielo que se confunden con el del mar caribe, y dejar que el día pase lentamente, sin mayor preocupación que la de ponerse el bronceador, darse la vuelta para no parecer ficha de domino, y seguir dormitando mientras pasan las horas, y solo levantarse cuando el estómago anuncia que ya hace hambre. Esta, es también protagonista de las mejores fiestas y lanzamientos que se están llevando a cabo en Playa del Carmen, importantes marcas y medios de comunicación nacionales e internacionales han seleccionado al Hotel Cacao y este espacio, para llevar a cabo sus eventos más exclusivos en este bello destino.

Restaurante Nibs, Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Restaurante Nibs, Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Nibs (que es el nombre de las semillas de cacao), es su restaurante, y al frente esta el chef Alejandro Cuatepotzo, quien fuera discípulo de Enrique Olvera, y que hoy vuela con sus propias alas para traernos una variedad de platillos donde la cocina tradicional de la región tienen un espacio en su carta, pero también aquellos que nacen de su inspiración con productos locales con los cuales crea platillos únicos en los que resaltan los sabores y las técnicas vanguardistas. Por las mañanas, no puede faltar el jugo de chaya, con unos buenos papadzules, y café recién hecho, mientras de fondo, uno admira ese gran mural que cubre toda la pared del restaurante, creación del artista brasileño Eduardo Kobra y que hace referencia a la abundancia que tiene la península de Yucatán, en homenaje a la pintura El Sueño, del posimpresionista Henri Rousseau. Uno no se cansa de admirarlo cada día que se esta en el hotel.

Papadzules, Restaurante Nibs, Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México
Papadzules, Restaurante Nibs, Hotel Cacao, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Por la noche, Alex, como lo llaman cariñosamente todos, saca a relucir sus amplios conocimientos en técnicas y uso de los ingredientes para darnos un festín que nos deja pasmados. Bajo las tenues luces de las velas, el desfile de platillos comienza con una tostada de pata de cerdo con queso líquido, masa de maíz frita, nopal curado en sal y frijoles en vinagre. La combinación de texturas y sabores en la boca nos indica que esto será un gran momento para nuestro paladar. Sin perder su esencia, cada ingrediente se funde con el otro sin quitar protagonismos.

Tostada de pata de cerdo con queso líquido, masa de maíz frita, nopal curado en sal y frijoles en vinagre, Restaurante NIbs, Hotel Cacao
Tostada de pata de cerdo con queso líquido, masa de maíz frita, nopal curado en sal y frijoles en vinagre, Restaurante NIbs, Hotel Cacao

Yo andaba loca con las chivitas durante este viaje, las descubrí en Tulum, son unos caracoles muy pequeñitos provenientes de Cozumel, y Alex los preparo con almejas chocolatas en salsa de tomates y jitomates asados. El sabor de los mariscos combinado con la salsa ahumada es una verdadera delicia, las chivitas suaves y las almejas se combinaban en la boca con ese sabor fresco de mar. Tan sencillo y con sabores tan únicos y potentes.

Chivitas con almejas chocolatas en salsa de tomates y jitomates asados, Restaurante Nibs, Hotel Cacao
Chivitas con almejas chocolatas en salsa de tomates y jitomates asados, Restaurante Nibs, Hotel Cacao

La ensalada del mercado con aderezo de quelites, queso doble crema, puré de betabel y berros y verdolagas, nos refresco el paladar y me llevo al recuerdo de los mercados con las hierbas frescas de nuestra cocina tradicional, las verdolagas y los berros, junto con los quelites, que predominan en el paladar. Siempre he dicho que hacer una buena ensalada es un tema que no todos los chefs saben sortear, y Alex nos trajo a la mesa un pedacito de nuestras costumbres milenarias, a su estilo muy personal, y me encantó.

Ensalada del mercado con aderezo de quelites, queso doble crema, puré de betabel, berros y verdolagas. Restaurante Nibs, Hotel Cacao
Ensalada del mercado con aderezo de quelites, queso doble crema, puré de betabel, berros y verdolagas. Restaurante Nibs, Hotel Cacao

El risotto de trigo con hongos chanterelle y enoki y queso de oveja, hizo que mi cómplice de aventuras en ese viaje rogara al chef que le guardara un poco para el desayuno del día siguiente. Yo no soy gran aficionada al risotto, pero este me saco completamente de contexto y, si así me sirvieran siempre el risotto, lo comería más seguido. Si, el risotto es con arroz, pero ¿porque no darle una vuelta? y hacerlo con un cereal tan bueno como el trigo, que le dio un sabor diferente, acompañado de esos hongos que tanto nos gustan a los mexicanos. Sorprendente y delicioso, aplausos al chef.

Risotto de trigo con hongos chanterelle y enoki y queso de oveja. Restaurante Nibs, Hotel Cacao
Risotto de trigo con hongos chanterelle y enoki y queso de oveja. Restaurante Nibs, Hotel Cacao

La calabaza local rostizada con mole verde hecho con hoja de chaya y semillas de calabaza, es  un momento de encuentro con la cocina prehispánica emulada con las técnicas de cocina más modernas, las cuales respetan los sabores y texturas de ingredientes tan tradicionales de nuestra cocina.  Esa calabaza era nueva para mi, no la conocía, de textura fibrosa y suave a la vez, con las notas frescas de la chaya y esas semillas de calabaza con las que se hace un mole verde y se envuelve cada bocado.

Calabaza local rostizada con mole verde hecho con hoja de chaya y semillas de calabaza. Restaurante Nibs, Hotel Cacao
Calabaza local rostizada con mole verde hecho con hoja de chaya y semillas de calabaza. Restaurante Nibs, Hotel Cacao

No se si han notado hasta ahora, que la mayoría de los platos son sumamente sanos, muchos vegetales, poca proteína animal, un vegetariano sería muy feliz, y hasta una carnívora como yo hubiera quedado satisfecha sin extrañar mis amados cortes de carne.

Rib eye sellado, con recado negro y poro braseado. Restaurante Nibs, Hotel Cacao
Rib eye sellado, con recado negro y poro braseado. Restaurante Nibs, Hotel Cacao

Pero bueno, nunca voy a decir no a un Rib eye sellado, con recado negro y poro braseado. Un buen corte, sencillo, bien cocinado (termino medio) que con el recado negro (un mole o salsa muy tradicional del sureste) va maravillosamente bien, la carne adquiere un gran sabor con el ahumado de esta salsa y los poros con sabor a la parrilla donde estuvo la carne, resulta fenomenal.

Parfait de mandarina con aceite de albahaca y crujiente de semillas de chia y amaranto. Restaurante Nibs, Hotel Cacao
Parfait de mandarina con aceite de albahaca y crujiente de semillas de chia y amaranto. Restaurante Nibs, Hotel Cacao

El parfait de mandarina con aceite de albahaca y crujiente de semillas de chia y amaranto le dieron el final feliz y dulce a esta cena.

Tantos ingredientes, tan nuestros, servidos y cocinados con la maestría de quien ha entendido que, lo moderno, no esta peleado con lo tradicional y logra ponerlos juntos en un mismo plato.

Huevos con longaniza de Valladolid. Restaurante Nibs, Hotel Cacao
Huevos con longaniza de Valladolid. Restaurante Nibs, Hotel Cacao

No fue fácil irme de este lugar, en especial por el momento que pasaba todas las mañana en el restaurante Nibs, les cuento porque. Desde el primer día que baje a desayunar le pedí a quien era mi mesero que por favor me preparara un licuado verde con ciertas especificaciones, al igual que mi café, a partir de ese día, no había terminado de sentarme cuando él ya estaba poniéndome una taza de café con el tipo de leche y azúcar que le había pedido la primera vez, además de mi jugo verde. El tono tan alegre de quienes habitan en esta región, es música para mis oídos, y darme el buenos días, con todo listo para que mi día comenzara de forma tan feliz, es algo que siempre me llevo como el mejor de los recuerdos.

Fui feliz en el Hotel Cacao, Playa de Carmen en la Riviera Maya, tiene de nuevo ese espacio zen que tanto extrañe y por el que volveré tantas veces como me sea posible.

Para reservaciones e informes

Hotel Cacao

5ta Av. S/N Manzana 31 Lote 1, Gonzalo Guerrero, 77710 Playa del Carmen, QROO
Teléfono:+52 984 803 0485

About Elsie Mendez Enriquez

Yo me llamaría una “comedora profesional”, hedonista y seguidora fiel de Los Sabores de México no solo en nuestro país, también en otros rincones del mundo donde nuestra cocina tiene un espacio. Viajera y trotamundos siempre en busca de sabores, aromas y colores de otras culturas y países, como representante del educado paladar de mexicanos, y compartirlo en su blog y redes sociales con el afán de conocer mas del mundo de la gastronomía.

Check Also

Narande Spa. En Tempe nos dejamos apapachar.

Por: Carlos Dragonné Si ustedes me preguntaban hace unos meses sobre mis planes de viaje, …

One comment

  1. hola q tal! tengo como 200 plantas de cacao q creo q irian super en su hotel, son arboles pequeños y daran frutos ahí mismo!!!! sería lo onda no? les dejo mi tel 9841273653

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*