logo
Denver

Mis favoritos de Denver. ¿Dónde comer?

Por: Carlos Dragonné

Siempre he querido vivir en Colorado. Ya sea en Aurora o en Colorado Springs… vaya, me conformo hasta con una casita en Carbondale, un pequeño poblado 20 minutos al norte de Aspen en el que no hay mucho que hacer y, al mismo tiempo, todo por disfrutar. Pero ahora estoy en Denver. Y una de las razones principales para querer dejar todo, agarrar perros y maletas y mudarme es la comida. ¿Dónde se come bien en esta ciudad? En muchos lugares, pero aquí les va una pequeña lista de mis favoritos. El menú de hoy es en Denver. Se sirve en todas estas mesas.

Denver Central Market

La cosa está así. En mi cabeza, este lugar es como debería haber sido el Mercado Roma. Una mezcla de espacios que sirven comida increíble pero que también te venden el producto. ¿Quieres un corte de carne local o una pizza? ¿Se te antoja una buena tabla de quesos y llevarte pan recién hecho a casa? Indispensable para entender por qué la gente de esta ciudad disfruta tanto los sabores.

Osteria Marco

En Larimer Street hay un pequeño lugar que logró un efecto Anton Ego con una lasagna en mi primera noche por aquí. Uno de los fundamentales de la ciudad y que, además, piensa no sólo en el turista sino en el local que, al final del día, es el mercado más exigente.

Denver

Snooze

En Union Station está este lugar lleno de todo tipo de viajero, desde el que usa el tren para llegar a trabajar hasta el que va al aeropuerto y quiere despedirse de la ciudad con un desayuno más que digno y lleno de los sabores de Denver, la segunda ciudad con mayor crecimiento culinario según revistas especializadas. Necesarísimo probar alguna de sus muchas opciones de Benedictinos, algo que dominan a la perfección. Los Hot Cakes son también un excelente escape de la realidad alimenticia de todos los días.

Menya Noodle Bar

Mi zona favorita: 16th Street Mall. Desde librerías y tiendas hasta restaurantes y cervecerías que me apapachan cuando llego. De mudarme a Denver, tendría que buscarme algo cercano a aquí. Y es que caminando descubrí Menya Noodle Bar en donde después de un Chashu Bowl y un Spicy Miso Men, entré una y otra y otra vez durante la semana. Sí… soy adicto al ramen y si encuentro uno que valga la pena, suelo no soltarlo. Ustedes deberían hacer lo mismo.

Kachina Southwestern Grill

Nos quedamos en The Maven, de lo que les contaremos después, pero abajo hay un lugar que me conquistó desde el primer platillo. Sencillo, divertido y con buena comida, en Kachina no le pierdes si pruebas la influencia mexicana de sus desayunos. Tienen unos hot cakes de maíz azul que están de aplausos y caravanas. La torta de carnitas es para volver a quedarse en el hotel solo para poder desayunarla diario.


He ahí una pequeña lista de los lugares a los que voy en Denver. Sí… notarán que falta uno muy famoso y que se ha hecho un lugar en listas y portadas de revista. Bueno… a mi no me gustó. Y falta también Work & Class pero llegué y estaba tan saturado de gente que no me quedé a cenar, así que no puedo hablar de ello. Pero con esto tienen para gozar bastante en la ciudad de la milla.

Lean otro de nuestros textos sobre Denver aquí.

About Carlos Dragonné

Cineasta, escritor y cocinero. Sufro de analisistis aguda, con cuadros de humor negro crónico recurrente. Músico con un piano cerca. Reconstructor de fantasías

Check Also

The Broadmoor. Cuando se abren las puertas de un sueño.

Por: Carlos Dragonné Internet ha hecho que se nos vaya la sorpresa en muchas cosas. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*