logo
AM RESORTS
Cocinas Piacere

Estoy buscando un centro de mesa para mi cocina.

Por Miguel Andrés Hernández @miguelandresha

Esta sería una frase que difícilmente le hubiésemos escuchado decir a nuestras tías abuelas y mucho menos a sus progenitoras!.

Las cocinas hasta hace menos de 100 años no eran otra cosa que un taller de ensamble (vital) pero descuidado de las casas, haciendas y castillos entre los siglos XXVIII y XIX. normalmente eran aéreas de gran tamaño, de poca iluminación, cerradas y ubicadas fuera de las casas en muchos casos o siempre en un área lateral o perimetral a la misma. La cocina no era un área integrada al modus vivendi de todos los residentes del hogar.

Era más bien dicho, un espacio de confinamiento para la servidumbre o en el mejor de los escenarios para las amas de casa que destinaban más de la mitad de su vida a cocinar y limpiar (y cocinar de nuevo para limpiar de nuevo) las preparaciones que se realizaban para las numerosas familias que antes tenía nuestra sociedad (una familia chica era de 8 a 10 personas) ya que en la cantidad de hijos se medía la virilidad del hombre, la capacidad maternal y liderazgo familiar de la mujer y el nivel socio económico de la familia… Entre mas críos… mucho mejor.

Contaba la cocina normalmente con una bodega interna de mayor tamaño el cual era el almacén, este permanecía bajo llave y su gran tamaño se debía a que aquí se guardaba toda la materia prima, incluso en los techos se colgaban los animales en sal para su preservación a temperaturas ambiente, granos, leche, cereales, proteínas y vegetales todo iba en este lugar.. y se mantenía bajo llave y con poca iluminación para:

1- mantener menor temperatura cancelando ventanas para que el sol y las corrientes de aire no entraran para evitar la oxidación de los productos.

2- Mantener a los animales (domésticos o no) alejados de los alimentos de los humanos.

3- Mantener el poder de la alimentación frente a la servidumbre, la cual hace 2 y 3 siglos debía estar agradecida con sus “amos” y/o “patrones” por el sustento que les daban a cambio de su trabajo de 16 o más horas al día en labores varias.

La invención de los refrigeradores cambiaron las cosas, (aunque algunos hipsters piensen que los refrigeradores son de la época pre cavernaria, no, el primer refrigerador casero data de 1911)  la misma sociedad poco a poco por razones económicas empezó a mermar (gracias a Dios) la cantidad de hijos por familia y por la misma razón la esclavitud y sistemas feudales empezaron a ser historia en las grandes haciendas y latifundios.. Todo lo anterior, empezó a “traer” las cocinas a un lugar integral de la casa.

Pocos (o ninguno) de los nacidos en el siglo XX o XXI que no estamos, conocemos, departimos y colaboramos con la preparación de los alimentos en casa. Las cocinas se empezaron a volver parte integral de nuestras vidas por una necesidad básica (Léanse a Maslow) de alimentación en la que además con nuestros 2 padres trabajando, pues tuvimos que empezar a preparar o calentar nuestros alimentos para evitar una trágica muerte por inanición cuando éramos estudiantes.

Cocinas Piacere Mexico
Cocinas Piacere Mexico

Pero ahí no ha parado la historia. Tanto las cocinas industriales (comisariatos, casinos, clubes, hoteles, restaurantes, etc.) como las de nuestras propias casas se han convertido en un elemento coyuntural de convivencia, de unión, de comunión entre sus habitantes.

Recuerdo que antes las cocinas de los restaurantes y hoteles eran áreas blancas, de iluminación de neón (blanca también) con uniformes … BLANCOS! y cientos de kilos de acero inoxidable en todas sus formas… la madera fue excluida por razones de seguridad e higiene de estos talleres que se convirtieron en laboratorios en donde ya no solo se cocía y se ensamblaba sino que también se creaba, diseñaba y se ponía a prueba la imaginación y talento de los que estábamos adentro.

Las casas también tenían grandes presencias de colores blancos o al menos claros lo que dejaba a las cocinas como un lugar obligado de asistencia pero nada más.. a nadie se le antojaba ir a leer o a estudiar a la cocina… era eso.. LA COCINA.

Desde fines del siglo XX las cocinas industriales se han convertido en estudios de diseño: -Coloridas, llenas de formas y personalidad; los chefs dejaron de ser fantasmas de filipinas y gorros altos blancos para empezar a presumir múltiples atuendos llenos de color, cómodos y agradables. Las luces blancas han sido sustituidas por luces cálidas que dan vida a los platos y a las preparaciones que allí acontecen, hoy el cocinero no es una figura para esconder sino para mostrar! las cocinas empezaron a ser áreas abiertas a la vista del cliente y que bueno porque todos queríamos saber que pasa allá adentro entre que nos toman la orden y llega nuestro plato a a la mesa o no?

Zoraya Robles Diseño
Zoraya Robles Diseño

En nuestras casas, las cocinas hoy son protagonistas de una porción importante de nuestras vidas, aquí recibimos a las vistas, tomamos decisiones, compartimos momentos especiales, celebramos, tenemos “tiempo de calidad” con nuestras familias, recordamos a las tías abuelas por sus recetas y ese lugar antes confinado al final de la casa hoy tiene más uso que el comedor y la sala mismas.

Las Barras de preparación ahora están en el centro, hemos copiado el concepto de cocina abierta y lo hemos  integrado a nuestras casas y departamentos, las hemos llenado de elegancia, color y un millón de objetos inútiles que nunca usamos pero que nos encanta presumir. tenemos un cuchillo y una cuchara para cada cosa, todos tenemos al menos una olla o sartén robados de nuestra mama o de nuestra abuela y que lo atesoramos con sumo cuidado.

Compramos flores y adornos para nuestra cocina, tenemos un florero allí, si, por que es más probable que lo disfrutemos AHÍ, que en la sala, por donde nadie pasa o donde nadie se sienta.

Hoy la cocina no es un área para cocinar solamente, es un lugar para vivir, para sonreír y para construir vidas con esos pequeños instantes que valen todo el oro del mundo porque son simplemente … inolvidables.

About Miguel Andres Hernandez

Miguel Andres Hernandez
ColomboMexicano Hotelero/Mercadologo. Empresario del año 2013. Especialista en Viajes Turismo Gastronomia Hoteles.Padre y Constructor

Check Also

Vancouver viaje

Vancouver nos invita a vivir una experiencia de película

Vancouver, conocido como el Hollywood del norte, te invita a vivir una experiencia de película …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*