logo

#DiaDeLaCerveza y por qué es importante consumir cerveza artesanal.

México es un país chelero. Eso nos queda claro no sólo en las estadísticas que nos ponen como el sexto país que más consume y, ojo con este número, el número uno en exportación de cerveza. Tomamos y producimos cerveza como pocos y, por supuesto, aunque un poco tarde, entramos en la dinámica de la cerveza artesanal para levantar con gusto el tarro y empezar a armar una serie de etiquetas independientes que son más que una joya al paladar y de las que, al final, les pondré mis favoritas.

Foto: Cortesía de Cerveceros de México

Pero, ¿qué es lo que tiene una cerveza que la convierte en artesanal? Para ello, nos acercamos a Cerveceros de México y descubrimos un montón de cosas que les contaré en los próximos párrafos. Pero vamos por partes, porque para que una cerveza sea artesanal tiene que ser de producción independiente, producir una cierta cantidad de litros como límite y -esto sonaría bastante obvio- utilizar ingredientes y procesos tradicionales que la mantengan lejos de la cerveza industrializada.

Foto: Cortesía de Cerveceros de México

¿Por qué es importante esto? Porque, sabiendo que hay un mercado ahí que se puede aprovechar, por pequeño que parezca frente a los números de la cerveza industrial (imaginen que la cerveza artesanal representa el .1% del mercado), los grandes consorcios como Cuauhtémoc-Moctezuma y Grupo Modelo están haciendo un esfuerzo por atraer a sus filas a cerveceras locales que se establecieron en el gusto del público y que ya tienen una penetración de mercado, como Cucapá, Mexicali y Bocanegra, por ejemplo. Y esto es dañino para la cerveza artesanal porque, al final, se convierte en una competencia desleal al montar a marcas que deberían ser consideradas como industriales en el tren de la cerveza artesanal, pero con la operación y la voracidad de un consorcio de esos tamaños, lo que deja fuera de competencia a compañías emergentes que no pueden competir ni con precios ni con condiciones de comercio. Es decir que, México mágico, se está gestando un golpe a la cerveza artesanal que podría romper lo que costó años construir.

Para que se hagan una idea de lo que significa el terreno dispar para la producción de la cerveza artesanal, por cada hectolitro producido, las cervezas industriales pagan $350 pesos en impuestos, mientras que la artesanal paga entre $1,000 y $1,200 pesos. Y ese es sólo uno de los pocos obstáculos de desigualdad a los que cerveceros artesanales se enfrentan. Por ello el costo promedio de producción de una cerveza artesanal raya en los $120 pesos por caja, cuatro veces más que el de la cerveza industrial.

Foto: Cortesía de Cerveceros de México

¿Esto es sólo de México? Por supuesto que no. A nivel mundial las grandes cerveceras están buscando absorber a los pequeños productores para no perder un sólo espacio del mercado, aunque, insisto, los números a nosotros nos parezcan de risa loca. Por ello se crean esfuerzos como el de Stone Brewing, una compañía que abrió un fondo de 100 millones de dólares para comprar acciones de productores artesanales pero sin que éstos últimos pierdan el control de la compañía. Básicamente, es un fondo de defensa frente a los grandes corporativos.

Foto: Cortesía de Cerveceros de México

En medio de una estrategia que no es ilegal pero que claramente se empantana en lo inmoral, el mundo de la cerveza artesanal se niega a hacerse a un lado y, por ello, siguen surgiendo cerveceros con toda la intención de abrirse cancha en un mercado donde tienen todas las de perder menos una: el sabor.

Preparando cerveza artesanal
Foto: Cortesía de Cerveceros de México

¿Cuáles son las mejores cervezas producidas por los ya 400 cerveceros artesanales registrados en México? Aquí es como preguntar ¿Cuál es el mole favorito de los mexicanos?, porque cada quien tiene un estilo que le puede volver loco y la disparidad de los paladares sí es impresionante. En México lo que más se vende y se produce es lager, quizá porque llevamos muchos años acostumbrados al estilo. Pero la dinámica del mercado va cambiando y viene una nueva generación de consumidores de cerveza capaces de arriesgarse y aventurarse con sabores completamente nuevos.

Foto: Cortesía de Cerveceros de México

Yo, particularmente, soy más afecto a las cervezas oscuras. No hay nada en un mal día que no pueda ser borrado con una Imperial Stout o una Porter. Sin embargo, en los últimos meses me he dado a la tarea de descubrir sabores que antes era imposible probar o encontrar en México, como la Saison o una Braggot. Así que, sabiendo que meterme en un listado de “Las Mejores Cervezas Artesanales de México” es meterme en camisa de once varas, mejor aquí les dejo las 5 favoritas de un servidor.

El proceso de la cerveza
Foto: Cortesía de Cerveceros de México

No se me ocurre mejor manera de celebrar el Día Internacional de la Cerveza que abriendo una de cada una conforme avanzan las horas del reloj y, ¿por qué no? encontrarme un estilo distinto que no haya probado y aventurarme. No siempre le vamos a atinar pero, si nos aventuramos, habrá un nuevo registro gustativo para la memoria.

Foto: Cortesía de Cerveceros de México

Mis favoritas:

  • Lágrimas Negras de Cervecería Rámuri.
  • Yakobi de 7 Barrios.
  • Ticus de Cervecería Colima.
  • Brutal de Border Psycho Brewery.
  • Naipe Corazón de Cerveza Naipe.

About Carlos Dragonné

Cineasta, escritor y cocinero. Sufro de analisistis aguda, con cuadros de humor negro crónico recurrente. Músico con un piano cerca. Reconstructor de fantasías

Check Also

Receta Dip de Frijoles, queso y jalapeños en escabeche

Una cucharada de esta salsa en un totopo de maíz crujiente es altamente adictiva, les …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*